Dólar Obs: $ 955,42 | -0,50% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 34.312,76
IPC: 1,20%
Municipal de Santiago:

El Ballet de Santiago repone una de las joyas de su repertorio

sábado, 24 de noviembre de 2018

Maureen Lennon Zaninovic
Cultura
El Mercurio

A partir de este martes, la compañía que dirige Marcia Haydée pondrá en escena "La fierecilla domada", de Cranko.



"Cranko es una artista que merece todo mi respeto y admiración. Mientras más trabajo su obra, más lo admiro", señala el coreólogo y repositor Pablo Aharonian.

Son pocas las compañías en el mundo que tienen el privilegio de montar las obras del coreógrafo sudafricano John Cranko (1927-1973). El Ballet de Santiago es una de ellas, y en su repertorio se ubica "La fierecilla domada", una comedia de equivocaciones que el propio artista creó para el Ballet de Stuttgart, en 1969. Marcia Haydée, directora del Ballet de Santiago, fue musa de este coreógrafo y excepcional intérprete de sus obras. Su partenaire en estas creaciones fue el bailarín estadounidense Richard Cragun, con quien conformó una de las parejas artísticas inolvidables del siglo XX.

"Richard -pocos meses antes de su fallecimiento- estuvo en la última reposición de este título en el Municipal, en 2012, y en esa oportunidad fue tutor del bailarín estrella Rodrigo Guzmán y le entregó su experiencia para dar vida a Petruchio (un joven que busca por todos los medios domar a la arisca Catalina), por eso es tan notable que Rodrigo vuelva a participar en esta obra, ya que recibió un conocimiento de primera fuente", añade Aharonian.

Este título -uno de los puntos altos de la temporada 2018 de la compañía que dirige Marcia Haydée- volverá al escenario de Agustinas a partir de este martes, a las 20:00 horas. Además de Guzmán (Petruchio) y Andreza Randisek (Catalina), se alternarán en los papeles protagónicos Natalia Berríos y José Manuel Ghiso, y Katherine Rodríguez y Lucas Alarcón, respectivamente.

La versión más original

Pablo Aharonian comenta que en septiembre de 2017 le tocó reponer "La fierecilla domada" en el Festival de Baviera, en Alemania. "Las personas que poseen los derechos de Cranko vieron mi trabajo y, al parecer, quedaron muy conformes, porque me nombraron repositor. Para mí es un honor, porque soy el único latinoamericano que tiene el mandato para reponer los ballets del artista sudafricano".

El profesional añade que también es un privilegio, para las presentaciones en el Municipal de Santiago, contar con el apoyo de Marcia Haydée. "Ella se sienta a mi lado y me dice 'Cranko quería esto así, que la mesa se instalara de esta forma o que los bailarines mostraran tal movimiento en escena'. ¡Es impresionante el nivel de detalle! Yo he ido anotando todo, por eso digo con satisfacción que esta es la versión más apegada al original de 'La fierecilla domada'".

El coreólogo destaca los desafíos interpretativos de esta pieza. "Acá hay pas de deux , pas de trois y pas de quatre . El pas de deux entre Catalina y Petruchio es un reto, no solo por la manera en que está entrelazado, sino también por la fortaleza física que debe tener el bailarín para domar a Catalina. Pero no es solo pirotecnia y eso es lo que me encanta de esta compañía, porque cada integrante tiene un concepto de la teatralidad único".

Marcia Haydée complementa que hacer ballets de comedia no es fácil. "Sobre todo si uno exagera puede caer en algo ridículo y no es la idea".

La directora del Ballet de Santiago remata: "Cuando Cranko creó este papel para mí, yo no podía dar con el personaje y él no quería ayudarme. Un día en un ensayo estaba tan frustrada que me enojé y empecé a gritar muy fuerte. Entonces John me dijo: 'ahí tienes a tu Catalina'. Esta obra cambió mi vida".

Para las funciones de "La fierecilla domada", la Orquesta Filarmónica de Santiago será dirigida por Pedro-Pablo Prudencio. La primera semana de diciembre, la compañía viajará a Colombia para presentar el "Cascanueces", de Jaime Pinto.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia