Dólar Obs: $ 676,60 | 1,73% IPSA -0,98%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
El enfoque está puesto en atención y tratamientos, más que en promoción y prevención:

La salud mental de sus alumnos es la asignatura pendiente de las universidades

domingo, 18 de noviembre de 2018

M. Cordano
Educación
El Mercurio

Son cada vez más las personas que acceden a estudios superiores, lo que supone más competencia. Muchos estudiantes se estresan tratando de cumplir con las expectativas de éxito que perciben sobre ellos, lo que no solo incluye logros educacionales, sino laborales.



A mediados de semana, Gabriela Contreras instaló una mesa en el patio de su universidad. A su alrededor pegó carteles que llamaban a conversar sobre la salud mental de los estudiantes. "Hemos visto que los alumnos viven estresados y que muchos se medican sin tener receta. Falta tiempo de ocio y la gente no está haciendo deporte", cuenta la estudiante de tercer año de Derecho UC.

Como representante de la Vocalía de Bienestar de su facultad, Gabriela explica que el grupo está trabajando en proyectos que buscan alivianar la carga de sus compañeros. Uno de ellos es crear una comisión de salud mental donde los estudiantes puedan pedir asesoría, conversar con otras personas si así lo desean, o generar un puente con el Centro de Apoyo al Rendimiento Académico de la universidad, que ofrece talleres para manejar la ansiedad.

Esta época es especialmente complicada: a fin de año se acumulan los exámenes y aparecen las últimas oportunidades para "salvar" ramos. Por eso no es raro encontrar a compañeros llorando, dice Gabriela.

Aunque es difícil asegurarlo, porque no ha habido mediciones constantes, "es posible que el bienestar de los alumnos esté disminuyendo. En muchos lugares del mundo, debido a oportunidades económicas limitadas y a mercados laborales competitivos, la vida se ha vuelto más complicada y desafiante para muchos", explica Carol Ryff, doctora en psicología y académica de la Universidad de Wisconsin-Madison, quien se ha especializado en investigar el impacto de la educación superior en el bienestar psicológico.

Esta semana estuvo de visita en Chile participando como expositora en el Congreso Internacional de Medicina Conductual en Santiago.

"Estudio algo que se llama dominio ambiental. ¿Siente la persona que puede administrar el mundo que le rodea? ¿Tiene su vida un fuerte sentido de propósito? Cuando no se piensa que las posibilidades de empleo son buenas, esto se vuelve difícil", plantea Ryff.

Existe otra área de estudio, la de crecimiento personal. "Esa, para los jóvenes, es muy importante, porque se relaciona con sentir que pueden sacar provecho a sus talentos". De nuevo, si la sensación de competencia agobia, es difícil vivirlo.

Desesperanza

Mientras que los jóvenes con padres profesionales pueden estresarse al sentir que tienen que cumplir con ciertos estándares de excelencia, quienes representan a una primera generación en la educación superior también pueden verse complicados. "Muchos de ellos -especialmente los que estudian en instituciones de élite- lo pasan realmente mal, porque sienten que no pertenecen, que no hablan el mismo idioma".

Ryff agrega que en casos de gratuidad, "pueden percibir resentimiento de parte de quienes pagan".

En Chile tampoco existen datos específicos sobre el aumento de jóvenes con problemas de salud mental, plantea Claudio Martínez, director del Centro de Estudios en Psicología Clínica y Psicoterapia (CEPPS) de la U. Diego Portales. Más bien se trata de impresiones de quienes están en contacto con estudiantes universitarios, dice. "En general, existe el consenso de que efectivamente encontramos casos más graves en los últimos cinco a seis años".

Sobre gratuidad, menciona que "se notó un cambio importante cuando empezó. Entrar a medios que son complejos desde el punto de vista de las relaciones interpersonales y de las exigencias académicas, a muchos les genera impacto".

En la clínica psicológica de su universidad reciben "a chicos de diferentes carreras de primer año, que llegan con sentimientos de desesperanza, de sentir que no pueden". También pasa que "en la universidad a muchos se les activan problemas de salud mental que arrastran desde hace años. Probablemente, por estas mismas exigencias o el hecho de tener que venirse desde una provincia a Santiago", ejemplifica.

Carol Ryff cree que el sistema chileno es especialmente complicado, porque angustia a los jóvenes obligándolos a elegir una única carrera a los 18 años, sin entregar opciones de explorar entre distintas áreas.

"Te encauza en tu especialidad rápidamente. Pero eso mismo puede llevarlos por el camino incorrecto de forma acelerada, porque no hay tiempo para conocer e indagar", dice la especialista. "No hay mayor tiempo para crecer y descubrir quién uno es".

Falta de prevención

La estadounidense sugiere que todos los estudiantes, sin importar su carrera, tengan la oportunidad de aprender literatura, poesía, música y filosofía. También cree que es importante que desde que entran, y a medida que continúan sus estudios, se les hagan encuestas que permitan evaluar su bienestar emocional.

Esa es una de las ideas de Vania Martínez, psiquiatra de la U. de Chile y directora del Núcleo Milenio para Mejorar la Salud Mental de Adolescentes y Jóvenes (IMHAY).

"La mayoría de las universidades tiene puesto recursos en el tema de atención y tratamiento, más que en prevención y promoción", dice.

Respecto de los procesos de evaluación, explica que "en este momento estamos pensando en cuál sería la mejor oferta, revisando qué se ha hecho en otras partes del mundo. Una de las estrategias es probablemente usar las tecnologías de la información para llegar a más jóvenes y tener entonces datos a nivel más global".

Estos ayudarían a detectar riesgos: desde patrones de sueño, hasta cuánto alcohol se toma a la semana.

"Son frecuentes los trastornos de ansiedad y ánimo, pero también nos encontramos con cuadros como el abuso de sustancias o jóvenes que viven un estrés postraumático", indica la doctora. En casos extremos, estos incluso pueden desencadenar en suicidios (ver recuadro).

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia