Dólar Obs: $ 694,84 | -0,46% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.743,77
IPC: 0,50%
El "Camp Fire" ha cobrado la vida de al menos 42 personas:

California lucha contra el incendio más devastador y letal en su historia

martes, 13 de noviembre de 2018


Internacional
El Mercurio

Cerca de 8.000 bomberos están desplegados para combatir siniestros que se extienden en tres puntos del estado. El Presidente Donald Trump ha criticado la gestión de las autoridades locales, que aseguran que el cambio climático ha influido.



California, el estado más poblado de Estados Unidos, y que por sí solo es la quinta economía del mundo, libra una batalla para controlar el incendio más letal y devastador registrado en su historia, en medio de una ola de siniestros que afectan a esa zona de la costa oeste, y que son atribuidos, en parte, al cambio climático.

El incendio "Camp Fire", que azota principalmente al condado de Butte, al norte de Sacramento (la capital del estado), dejaba hasta ayer 42 fallecidos, con lo que se convirtió en el más mortal de la historia de ese estado desde que se tienen registros oficiales, al superar los 29 del siniestro de Griffith Park (en Los Angeles, 1933).

Asimismo, el fuego, que lleva cuatro días arrasando la zona, ha destruido más de 6.700 edificaciones, en su mayoría casas de la localidad de Paradise, con lo que se transformó en el más destructivo desde que el estado comenzó con sus registros y obligó al Presidente Donald Trump a declarar al estado como zona de desastre mayor ayer.

En tanto, en el "Camp Fire" hay más de 200 desaparecidos, que son buscados por los equipos de rescate, mientras que las llamas han alcanzado las casi 45 mil hectáreas y hasta ayer solo habían sido contenidas en un 25%. Las autoridades se están preparando para la posibilidad de que el número total de muertos sea mucho mayor, aseguró The New York Times.

Los fallecidos al norte del estado se suman a otras dos personas que perdieron la vida en Malibú, al sur, durante el desarrollo de otros dos incendios en esa zona: el "Hill Fire" y el "Woosley Fire".

En total, 250.000 personas han tenido que evacuar en todo el estado, según la asociación de bomberos de California.

Pese a que aún no se ha establecido oficialmente la causa del "Camp Fire", los responsables del suministro eléctrico local informaron a las autoridades estatales que se produjo un corte de luz cerca del lugar donde se originó el fuego, informó el diario Sacramento Bee.

Los vientos de hasta 100 kilómetros por hora, las altas temperaturas y la continua sequía alejaban la posibilidad de mejora de la situación.

"La llegada de los peligrosos vientos de Santa Ana (secos y cálidos provenientes de tierra adentro) podrían extender las llamas" en los incendios del sur, advirtieron los bomberos.

"Hoy tenemos más de 8.000 bomberos federales, estatales y locales en las líneas", dijo Scott Jalbert, responsable de Departamento de Bomberos de California (CPF). "Desafortunadamente, con estos vientos, no ha terminado, así que tengan cuidado", agregó.

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió sobre las condiciones "extremadamente críticas" para los incendios, en un estado de casi 40 millones de habitantes, cuyo PIB, por sí solo, es mayor al de países como Reino Unido, Francia y Rusia.

California es conocida, además, por ser el centro de la industria tecnológica mundial, al alojar las sedes de las oficinas de Google, Facebook, Apple, y Tesla, entre otras grandes empresas, en Silicon Valley, al sur de San Francisco. El estado es también uno de los principales competidores de Chile en el mercado vitivinícola, y Los Angeles es también la capital de la industria de espectáculos de Estados Unidos.

Entre los evacuados debido a los incendios hay numerosas celebridades, como el actor Orlando Bloom, la leyenda del rock Neil Young y la cantante Lady Gaga.

"California es un paraíso para todos nosotros. Un regalo. Estamos tristes de no ser capaces de defenderla frente a la ira de la Madre Naturaleza", aseguró el conocido autor de "Rockin in the free world", de 73 años.

En tanto, el actor Gerard Butler publicó una foto en su Instagram, en la que aparece frente a las ruinas humeantes de la que era su mansión en Malibú. "De vuelta en mi casa tras la evacuación", dijo, y también agradeció la labor de los bomberos.

Críticas de Trump

El gobernador de California, Jerry Brown, aseguró que el cambio climático (ver infografías) y la subida de las temperaturas son responsables de graves sequías, fuertes incendios y condiciones meteorológicas extremas. "Esta no es la nueva normalidad, esta es la nueva anormalidad. Y esta nueva anormalidad continuará en los próximos 10, 15 o 20 años", dijo la autoridad demócrata, que había sido criticada durante el fin de semana por Trump por una supuesta gestión deficiente de la catástrofe.

"No hay otra razón para estos incendios forestales masivos, mortíferos y costosos en California salvo el hecho de que la gestión forestal es tan mala. Miles de millones de dólares entregados cada año, tantas vidas perdidas, todo debido a la pésima gestión de los bosques", había tuiteado el mandatario.

La CPF rechazó ayer los dichos de Trump. "El ataque del Presidente contra California y la amenaza de retirar la ayuda a las víctimas de la catástrofe es una muestra de desinformación, así como inoportuno y degradante para quienes están sufriendo y combaten los fuegos", dijo la asociación en un comunicado.

También criticaron al Presidente científicos consultados por The Associated Press, que quitaron responsabilidad a la gestión de la catástrofe. "Los factores naturales y el calentamiento global provocado por el ser humano se conjuran fatalmente" en estos incendios, dijo la experta Kristen Thornicke, del Instituto Potsdam de Investigaciones del Impacto Climático.

El decano de la Facultad de Ecología de la Universidad de Michigan, Jonathan Overpeck, dijo que los incendios son cada vez más graves, porque "asamos nuestros bosques, forestas y praderas con el cambio climático que se agrava constantemente".

El gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, aseguró que el cambio climático es uno de los factores de los incendios.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia