Dólar Obs: $ 672,41 | -0,90% IPSA 0,29%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
En medio del debate por el nombre del terminal, casi nada lo recuerda allí:

Arturo Merino Benítez, un pionero olvidado en su propio aeropuerto

jueves, 08 de noviembre de 2018

IVÁN MARTINIC
Nacional
El Mercurio

Si bien más de 21 millones de pasajeros pasarán este año por sus instalaciones, en su configuración actual resulta prácticamente imposible saber cómo se llama.



Aunque están en las antípodas de la política chilena, Salvador Allende y Augusto Pinochet concordaban en algo: el aeropuerto de Santiago debía llamarse Arturo Merino Benítez, pionero de la aviación nacional.

Allende lo intentó en 1971 con un proyecto de ley que no despegó en el Congreso. Pinochet y la Junta lo consiguieron en 1980.

Pero el lunes, la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados descongeló una moción de 2011 y aprobó cambiar el nombre por el de Pablo Neruda.

En medio de un álgido debate posterior, miles de pasajeros siguen acudiendo a un aeropuerto donde, paradójicamente, la figura de AMB está ausente.

Ni en la fachada ni el primero ni el último de sus tres pisos hay algo que recuerde al "arquitecto" de la aeronáutica nacional, como lo definió su hijo menor, el recién asumido comandante en jefe de la Fuerza Aérea, general del aire Arturo Merino Núñez.

Si bien en esos niveles -donde circulan más de 21 millones de pasajeros al año- hay decenas de pantallas que informan sobre vuelos y otros datos, todas remiten a Nuevo Pudahuel, la concesionaria del terminal.

La única excepción está en el nivel dos, donde solo transitan tripulaciones, funcionarios y empleados vinculados al aeropuerto. Es un cartel pequeño, grisáceo, más informativo que de homenaje: "Dirección General de Aeronáutica Civil. Aeropuerto Arturo Merino Benítez. Oficina de Credenciales. Caja".

Además, Nuevo Pudahuel exhibe dos gigantografías del futuro terminal, que está en plena faena. "Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago", dicen unas enormes letras blancas en ambas fachadas virtuales. El Ministerio de Obras Públicas confirma que así lo considera el anteproyecto del complejo. Si el Congreso no dice otra cosa, AMB volverá a AMB en 2020.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia