Dólar Obs: $ 688,76 | 0,48% IPSA 0,11%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
"Lo que estamos haciendo en esta reforma previsional es hacernos cargo, en la medida de nuestras posibilidades, y haciendo el máximo esfuerzo fiscal"

domingo, 04 de noviembre de 2018

Nicolás Durante Parra
El_Mercurio

Nicolás Monckeberg, ministro del Trabajo. En la semana en que el Gobierno anunció la reforma a las pensiones, el titular del Trabajo desmenuza los cambios que vienen al sistema. Por ejemplo, que en el 10% de cotización también se aplicarán tablas de descuento que se podrán pactar individual y colectivamente, con precios de comisión diferenciados.

an sido días ajetreados para el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg. Desde que el lunes por la mañana el Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley para reformar el sistema previsional chileno, Monckeberg no ha parado de ir a cuanto canal de televisión, diario y radio ha podido para explicar lo que, dice, será uno de los proyectos más grandes de este gobierno.

En esta entrevista se hace cargo de todas las dudas que quedan en torno al anuncio, aunque el detalle se conocerá recién mañana cuando el Ejecutivo envíe el texto final al Congreso.

- ¿De dónde sacarán los US$ 3.500 millones que necesita esta reforma, entendiendo que la misma reforma tributaria en su informe financiero establece excedentes por unos US$ 450 millones, en un contexto de estrechez fiscal?

"Tal como lo ha dicho el Presidente, los recursos que gradualmente se necesitarán para financiar esta reforma previsional y otros proyectos están contemplados y debidamente calculados sobre la base de nuestro crecimiento económico. No tenemos ninguna duda de que, haciendo las cosas bien, se va a cumplir adecuadamente".

-La OCDE tiene un promedio de 18% de cotizaciones y hay críticas en orden a que el aumento del 4% no va a alcanzar y que cinco años más vamos a estar discutiendo de nuevo un proyecto de pensiones. ¿Cómo se hace cargo este proyecto de esto?

"Un incremento del 4% de la cotización significa en régimen con un aumento del 40% de las pensiones para aquellos que están empezando su vida laboral, y para quienes llevan la mitad del camino recorrido de su vida laboral un incremento del 20%. Por tanto creemos que este incremento, acompañado de sustantivas mejoras en el ámbito laboral, que es lo que estamos trabajando en la agenda de productividad y de modernización laboral, va a significar un aumento importante en el monto de las pensiones. Evidentemente que cerrar la puerta a futuras alzas de cotizaciones es un error porque, tal como lo fue el haber mantenido una cotización de 10% desde el día en que se formaron las AFP hasta hoy, también sería un error descartar que en 10 años más sea conveniente incrementar la cotización para irse acercando a las tasas de reemplazo que el país requiere".

"El fijar tasas de cotización no puede terminar siendo un acto de voluntarismo político, ni mucho menos de populismo político, todos sabemos que no hay buenas pensiones sin buenos empleos".

-¿No hay un problema con las expectativas que están generando en la ciudadanía? Con la reforma, las pensiones en régimen lo máximo que van a subir serán $50 mil para las personas que más lo necesitan. ¿No está el riesgo de que en 10 años más digamos: esta reforma no hizo lo que prometió?

"Todos sabemos que la pensión básica solidaria que hoy existe, de $107 mil, no alcanza para vivir adecuadamente, y lo que estamos haciendo en esta reforma previsional es hacernos cargo en la medida de nuestras posibilidades y haciendo el máximo esfuerzo fiscal -probablemente el más grande que hagamos en estos 4 años como gobierno y el más grande que se ha hecho desde que se creó el pilar solidario-, al incrementar más de US$ 1.100 millones al pilar solidario, donde hay cerca de un millón y medio de chilenos que reciben la Pensión Básica Solidaria (PBS) y el Aporte Previsional Solidario (APS). Esto significa que desde que la ley se aprueba, inmediatamente, hay un incremento de la PBS de un 10% y del APS de un 15%. Y en régimen, que son cinco años, la pensión básica puede alcanzar un incremento de un 50% y el aporte previsional solidario hasta casi un 70% para las personas de más alta edad".

-¿O sea usted asegura que la gente no va a desilusionarse cuando esta reforma esté en régimen?

"Si no hacemos esta reforma previsional, la pensión que hoy reciben más de 600 mil chilenos, de $107 mil, se mantendrá exactamente igual por los próximos cinco o 10 años más. Con esta reforma esa pensión en un plazo máximo de cinco años puede alcanzar hasta un 50% de aumento. Sin duda que ese incremento es importante, pero sabemos que el verdadero desafío como país es que ojalá no tengamos chilenos viviendo con la PBS y que cada vez sean menos chilenos que requieran del Pilar Solidario para vivir".

-¿Qué pasa con la otra parte del mercado laboral que es informal, no cotiza, y tiene grandes lagunas previsionales?

"Nos estamos haciendo cargo, desde que llegamos al gobierno, de aquello. Si hay algo que encontramos cuando asumimos el gobierno en marzo son las altas tasas de informalidad del mercado laboral chileno. Un 30% de los chilenos trabajan en forma informal y un 40% de los jóvenes trabajan sin contrato. Durante más de 10 años hemos pospuesto la obligación de los trabajadores independientes a cotizar y por lo mismo hemos empezado a cambiar esta realidad".

-¿Este proyecto incluye que el seguro de cesantía se haga cargo de las lagunas previsionales?

"Efectivamente. En esta reforma de pensiones establecemos que el fondo colectivo del seguro de cesantía, junto con pagar las prestaciones a los trabajadores que pierden el empleo, también pague por el mismo periodo las cotizaciones de ese trabajador, de tal manera de impedir que un periodo de cesantía termine siendo una mochila en cuanto a lagunas previsionales y lo desproteja en salud y seguros de invalidez".

-Se está incentivando retrasar la edad de jubilación, ¿pero qué va a incentivar a los empleadores a dar empleo digno a la gente de la tercera edad? ¿No sería necesario un estatuto para trabajadores adultos mayores?

"Por supuesto. En el proyecto de ley de modernización laboral que estamos ingresando en los próximos meses, efectivamente vienen normas que promueven y facilitan la mayor empleabilidad de los adultos mayores. Evidentemente un adulto mayor, al igual que un joven, requiere jornadas adaptables a su realidad particular, que pueda tener en algunos casos cierta flexibilidad, que no necesariamente sean continuas, que puedan compartir parte de la jornada trabajando en la empresa y a distancia. Y nuestro código del trabajo lamentablemente es muy rígido y no favorece el empleo de adultos mayores ni en cuanto a jornada ni en cuanto a la adecuada flexibilidad. Y estamos introduciendo cambios en el código del trabajo para fomentar aquello".

"Los trabajadores si optan porque el 4% de cotización adicional quede en su cuenta de capitalización individual de la AFP, la AFP administrará el 14% en forma completa"

-Si el gobierno cree tan firmemente en la libertad, ¿por qué no permite que la gente escoja dónde invertir su 14% completo?

"Creemos y defendemos el derecho a propiedad que tiene el trabajador de sus ahorros previsionales. Es él el que decide sobre el destino de estos fondos. Por lo mismo hemos establecido que la cotización adicional pueda ir, a decisión del trabajador, a entidades distintas a quienes administran hasta ahora el 10%. Estas nuevas entidades podrían ser públicas o privadas, con o sin fines de lucro y los mismos trabajadores individualmente o en grupo, a través de un sindicato o gremio podrán negociar directamente con la entidad ciertas condiciones de funcionamiento, beneficios, precios".

"Tampoco el proyecto deja la administración de ese 10% tal cual como estaba. Hacemos ciertos cambios en la reforma de pensiones para introducir más competencia por la vía de eliminar barreras de entrada que hoy hacen más difícil construir una AFP. Por ejemplo, la reducción del encaje del 1% al 0,5% en forma gradual, permitiendo que se comparta con entidades distintas la fuerza de venta, o posibilitando legalmente que las AFP puedan compartir utilidades cuando se producen por ejemplo momentos de rentabilidades negativas de sus usuarios".

"¿Por qué no hacerlo en ambos sistemas? Porque las entidades nuevas que van a administrar el 4% ofreciendo planes complementarios de pensiones van a ofrecer alternativas diferentes con instrumentos diferentes de inversiones, donde va a haber mayor flexibilidad respecto del riesgo en las inversiones que se puedan adoptar. Además, las condiciones de precio que se van a poder pactar individual o colectivamente con estas entidades, tendrán una modalidad de cobro distinta y, finalmente -porque las alternativas de inversiones serán diferentes-, tiene que ser siempre voluntario la entrada y salida de estos planes complementarios de pensiones. Por tanto, es incompatible con la licitación de cartera que se realiza en la administración del 10%, donde yo después de la licitación me debo mantener un tiempo determinado en la AFP que licitó. Por esos motivos nos pareció prudente mantener estos dos sistemas y que sea el trabajador el que decida libremente, de acuerdo a sus necesidades, si todo o parte se queda en la AFP o va a la nueva modalidad".

- Para dejarlo claro, ¿una persona puede mantener su nuevo 14% de cotización en su misma AFP, con la misma comisión por sueldo que le cobra, y con el mismo régimen de inversión que tiene su 10%?

"Sí, los trabajadores van a poder decidir. Si ellos optan porque el 4% de cotización adicional quede en su cuenta de capitalización individual de la AFP, la AFP administrará el 14% en forma completa".

- ¿Con qué régimen de inversión?

"Con el régimen vigente hoy. Por el contrario, si los trabajadores quieren que ese 4% adicional se invierta en la nueva modalidad y quieren contratar un plan complementario de pensiones, ellos también deciden qué entidad lo administrará, que podrá ser una compañía de seguros, una AGF pública o privada, una entidad con o sin fin de lucro, como una caja de compensación, e incluso una filial de AFP que deba constituirse con giro único, exclusivamente para administrar en la modalidad nueva del 4%".

- ¿Tienen cálculos o estimaciones de si esta mayor competencia va a obligar a que las AFP actuales bajen las comisiones?

"Sí. El solo hecho que el proyecto de ley establezca, por ejemplo, que las AFP van a poder compartir sus utilidades con sus afiliados, va a impulsar algo natural y obvio, que los cotizantes antes de elegir una AFP van a preguntar si este beneficio se contempla o no. Y la competencia va a generar que mejoren las condiciones a los afiliados".

- ¿Cuál va a ser el incentivo real para que las personas administren ese 4% con un ente distinto a las AFP si además va a tener que pagar una segunda comisión?

"Las condiciones de cobro y de servicio se van a poder pactar directamente con esta nueva entidad. El régimen de inversión va a ser distinto, va a haber mayor flexibilidad y se va a poder pactar un portafolio de inversiones diferente al régimen normal de las AFP, por ejemplo, en mayor riesgo apostando a una mayor rentabilidad".

- O sea, no va a quedar solo en el papel este anuncio...

"Definitivamente no. De hecho, hoy ya ocurre con los APV. Las AFP suelen cobrar incluso más barato que compañías de seguro u otras entidades, y cada vez son más las personas que optan por instituciones distintas a las AFP, incluso pagando una comisión mayor".

- ¿Por qué se generó esta discusión al interior del mismo gabinete de que las AFP no podían administrar el 14% completo?

"No existe ninguna confusión y desde el primer momento siempre ha estado claro que el trabajador siempre va a poder elegir entre mantener su cotización tradicional en su cuenta individual de AFP, caso en el cual la AFP administraría el 14%; u optar por ese nuevo 4% dejarlo en una entidad distinta a la AFP con un régimen distinto".

-Así como se puede negociar de manera grupal las condiciones del 4% adicional, ¿puede negociar también las condiciones para el 10% que va solo a las AFP?

"La posibilidad de negociar condiciones especiales y particulares, está radicada en el 4%. En el caso del 10% restante, sí se establecen tablas de descuento que se podrán pactar, individual y colectivamente y que establecerá precios de comisión diferenciados en función de la permanencia en la institución y del volumen de personas que se suman a esa AFP. Será una tabla con parámetros establecidos".

-El gran problema de las AFP es que no pueden invertir el 10% en instrumentos distintos porque la gente se cambia muy seguido de fondo y necesitan liquidez. ¿El 4% tendrá normas distintas de permanencia en este para poder hacer inversiones más ilíquidas y a la vez más rentables?

"Los instrumentos de inversión van a ser los mismos, la forma en que se distribuyen en el portafolio van a ser diferentes y esos criterios serán establecidos por el consejo técnico de inversiones, por la Superintendencia de Pensiones y por el Ministerio de Hacienda y son los que van a marcar la diferencia".

-Si la misma AFP crea una filial y la gente se queda en su misma AFP, ¿va a tener que pagar doble comisión? ¿No es burocratizar más el sistema para las mismas AFP?

"Las AFP han dicho que ellas no cobrarían por administrar el 4% adicional. Si eventualmente cobran una comisión por administrar el 4% a partir de una filial, en la nueva modalidad, es decisión del trabajador si opta por mantener el 4% en la cuenta individual de la AFP o en la nueva modalidad y con qué entidad hacerlo".

-¿Quién fiscalizará las cajas y las cooperativas? Hay cajas y cooperativas que han quebrado...

"Todas las entidades que se formen para administrar estos planes complementarios de pensiones, que deben ser filiales de giro único, serán supervisadas de forma permanente por la Superintendencia de Pensiones y tendrán, respecto de la operación y el control las mismas normas, las mismas restricciones y las mismas exigencias que hoy se les exigen a las AFP. Me refiero al control del conflicto de interés, a la custodia, a la separación de los patrimonios de los afiliados con la propia empresa, etcétera".

"Creemos y defendemos una mayor solidaridad en nuestro sistema de pensiones. Esa solidaridad es fundamental hacerla a través de impuestos"

-Sobre el 0,2% del subsidio de dependencia, ¿cómo va funcionar? ¿Quién hará la liquidación de eso y quién tomará esa plata e invertirá?

"El seguro de dependencia se financiara a partir de una contribución que no excederá el 0,2%. Se establece una contribución solidaria, que todos los trabajadores, de cargo del empleador, efectuarán y todos los empleadores efectuarán por sus trabajadores equivalente al 0,2% de la renta imponible, para la cual se crea un fondo y la administración de este fondo se licitará a entidades con giro único, supervisadas estrictamente por la Súper de Pensiones, en un modelo muy similar al del fondo de cesantía. Lo mismo ocurre con el fondo para la ley Sana y con lo que estamos planteando para el beneficio de salas cunas".

-¿No es abrir una especie de puerta a un sistema de reparto dentro de un sistema mixto como el que tenemos, que en un futuro gobierno, de otro color político, quieran ampliar ese 0,2%?

"Dejemos los sesgos ideológicos de lado. Creemos y defendemos una mayor solidaridad en nuestro sistema de pensiones. En materia de incremento de pensiones a nuestros adultos mayores esa solidaridad es fundamental hacerla en forma justa y por eso defendemos que se haga a través de impuestos".

"No me parece justo que, por el contrario, le pidamos al trabajador, con cargo a sus cotizaciones, que pague él las pensiones de personas de más altos ingresos. En el caso del seguro de dependencia nos parece que la mejor forma de implementarlo es que todos los trabajadores, de altos y bajos ingreso, jóvenes y mayores contribuyan a un fondo común, donde evidentemente que los trabajadores con sueldos más altos van a contribuir más y probablemente obtener un beneficio menor a lo que contribuyen, y los trabajadores de más escasos recursos van a contribuir menos y obtendrán un beneficio mayor a su contribución. Esa solidaridad, que es la misma que hemos buscado para garantizar el derecho universal a la sala cuna, de las madres trabajadoras, es positiva".

-¿Por qué no hizo una reforma al sistema de reparto de las Fuerzas Armadas?

"El Presidente ha anunciado que está trabajando decididamente en una extensión de la carrera de las FF.AA. No parece lógico que oficiales con preparación y experiencia terminen su carrera profesional a los 55 años. Esa extensión de la carrera profesional con la consecuente postergación de su jubilación es un avance importante".

-¿Por qué mantener ese sistema? ¿Qué le dice eso a la gente común y corriente que trabaja hasta los 65 años?

"El Presidente ha tomado la decisión de presentar un proyecto de ley que alarga la carrera de los funcionarios de las FF.AA. con la consecuente postergación de su jubilación y nos parce que es un camino correcto. No tiene sentido ver un sistema previsional que establece el término de la carrera a los 55".

"En el proyecto de ley de modernización laboral que estamos ingresando en los próximos meses, efectivamente vienen normas que promueven y facilitan la mayor empleabilidad de los adultos mayores".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia