Dólar Obs: $ 672,41 | -0,90% IPSA 0,29%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Falta de inversión para tratar aguas lluvia retrasa 60 proyectos de viviendas sociales en el sur de Chile

domingo, 04 de noviembre de 2018

Claudia Ramírez
El_Mercurio

Problema afecta principalmente a las regiones de Los Ríos y Los Lagos, donde llueve unos 220 días al año. Essal suspendió la entrega de certificaciones sanitarias en sitios de 33 ciudades fuera de su radio de operación, lo que tiene paralizadas nuevas obras por $100 mil millones. La SISS asegura que la decisión es "preocupante", y junto con el MOP y el MINVU participan en mesas de trabajo para destrabar el tema.

sta semana, las fotos sobre los estragos que causaron los fuertes temporales de Venecia, en Italia, recorrieron el mundo. Más cerca, en Chile, también esta semana llovió copiosamente en Puerto Varas y Puerto Montt. Y en este caso, el temporal está poniendo sobre el tapete un conflicto que está cruzando a la arena inmobiliaria.

Por ley, las empresas sanitarias en el país deben hacerse cargo -además de brindar agua potable- del tratamiento de las aguas servidas. Pero los sistemas de evacuación y drenaje de aguas lluvia son de cargo del Estado. Y es aquí donde está el problema, según los privados, pues aseguran que el Estado tiene desde hace varios años abandonadas las inversiones en infraestructura para las aguas lluvia, y al no haber inversión en estas obras, el agua lluvia termina en los alcantarillados, colapsando los sistemas.

Hoy, la aproblemada es la sanitaria Essal, que opera en las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, donde llueve cerca de 220 días al año y las inundaciones causadas por el desborde de los sistemas de alcantarillado están haciendo colapsar las calles y, en algunas ocasiones, provocando vaciamientos hacia los ríos y los lagos aledaños.

A tal punto llegó el problema, que desde septiembre, Essal decidió suspender la entrega de certificaciones sanitarias fuera del radio operacional en 33 ciudades, que incluye sectores en ciudades como, por ejemplo, Puerto Montt, Puerto Varas y La Unión, en dichas regiones del sur de Chile. Una decisión inédita de Essal que está significando a la fecha la paralización de 60 proyectos de viviendas sociales -15 en Los Ríos y 45 en Los Lagos-, con una inversión estimada de más de $100 mil millones y 6.000 puestos de trabajo que se dejan de contratar, según estimaciones de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), asegura Fernando González, presidente del gremio en Puerto Montt.

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo reconoce el problema y asegura que en ambas regiones se han establecido mesas de trabajo con los municipios, DOM, intendencias y sanitarias, "de tal forma de velar para que los proyectos tanto públicos como privados presenten soluciones particulares de aguas lluvia", afirma Erwin Navarrete, jefe de la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (Ditec), quien hace el punto que en todo caso la ley señala que a medida que se urbaniza la ciudad, los propietarios-desarrolladores deben generar infraestructura para las aguas lluvia.

Desde hace dos meses que Essal no entrega certificados fuera del radio operacional

En el detalle, son dos tipos de certificados los que entrega la sanitaria: de factibilidades sanitarias -obligatorios para los proyectos de construcción que están dentro del radio operacional de la sanitaria- y de ampliaciones del radio operacional.

En el primer caso, por ley, Essal está obligado a otorgar las factibilidades, tal como lo señala la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS): "En reiterados pronunciamientos, la SISS ha declarado que las certificaciones de factibilidad dentro de los territorios operacionales de las concesionarias son una obligación ineludible", precisan.

Hernán König, gerente general de Essal, explica que en Puerto Varas, Essal comprometió obras de seguridad por más de $7 mil millones, algunas de las cuales requieren estudios ambientales, cuya aprobación tomará tiempo, por lo cual en las certificaciones de factibilidades se indican que se están realizando estas obras. Asegura que en rigor estas obras en Puerto Varas son para tratar más agua, ya sea servida o agua lluvia. A partir de este caso, proponen que se les autorice a hacerse cargo del problema en otros sitios. "No es que estemos diciendo que nos vamos a hacer cargo de toda el agua lluvia de una ciudad, sino de aquella fracción que irregularmente termina entrando al alcantarillado. Y si nos autorizaran a hacerlo, tendría que verse cómo se viabiliza el cobro a los usuarios por este concepto", dice König.

En cuanto a las solicitudes de ampliación de radios operacionales -que les permite a las sanitarias dar servicios de alcantarillado a proyectos fuera del radio donde operan-, no es obligación otorgarlas por parte de las sanitarias, por lo cual Essal no las está entregando desde hace dos meses. "En 20 años nunca habíamos tomado una decisión así, nunca nos habíamos visto enfrentados a un problema tan global y a un escenario tan regional, con una ciudadanía que exige mayores estándares incluso por encima de la ley, lo que está bien. Lo que hoy se necesita es encontrar una solución", dice König.

Para la SISS, la decisión de la empresa es "preocupante". "Se nos han hecho llegar diversos requerimientos de proyectos, tanto públicos como privados, que no tienen una solución de cobertura de agua potable y alcantarillado a partir de esta decisión que tomó Essal. Con ello se ven truncados proyectos tales como hospitales, sedes comunitarias y viviendas sociales, entre otros", indica el organismo.

König indica que los problemas se producen en invierno, pues "en el verano, de diciembre a marzo, con todos los turistas que llegan no tenemos ningún problema, porque nuestro sistema está bien dimensionado".

"Tratamos la mayor cantidad de agua posible, muy por encima de lo que se nos reconoce en los sistemas normativos, que son solo las aguas servidas. Pero llega un momento en que no podemos transportar más aguas y se producen los rebalses a la vía pública o a los cauces, y es muy habitual acá en el sur", explica Hernán König.

Entre 2014 y 2018, la sanitaria está invirtiendo cerca de $70 mil millones en obras comprometidas ante la SISS, y de las cuales $38 mil millones se destinaron a obras de seguridad: renovación y refuerzo de la infraestructura sanitaria para mejorar el funcionamiento de las redes de recolección de aguas servidas y ampliaciones en plantas de tratamiento de aguas servidas, entre otros.

En aprobación planes maestros en Puerto Varas y Ancud

Desde el lado de las inmobiliarias, Fernando González dice que puede haber más proyectos afectados porque estas certificaciones son obligatorias para todo tipo de proyectos.

"La solución en el mediano plazo es que se destraben los planes maestros de aguas lluvias, que hasta ahora no han sido aprobados. Sin estos, es muy difícil que se destine la inversión. Hoy está el plan de aguas lluvia de Puerto Varas y Ancud en Contraloría", dice el dirigente del gremio regional.

Respecto de los planes maestros, la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) del Ministerio de Obras Públicas (MOP) afirma que concluyó los estudios técnicos de los planes maestros de las ciudades de Alerce, Osorno, Puerto Montt y Valdivia, "que ya cuentan con un decreto supremo que los aprueba" y también que finalizó recientemente los planes maestros de Ancud, Castro y Puerto Varas, "en donde se trabaja para aprobarlos prontamente. Además, se tiene financiado para 2019 el estudio del Plan Maestro de Panguipulli", detallan.

El Minvu agrega que en el caso de Puerto Montt, Rodrigo Wainraihgt, seremi de Vivienda y Urbanismo, ha solicitado generar una reunión con la Contraloría regional para evaluar cómo destrabar en lo inmediato los planes maestros que se encuentran ingresados y aún no observados.

Industria asegura que la inversión es insuficiente

En el sector hay acuerdo en que la inversión del Estado no es suficiente. De hecho, a nivel nacional, hay un déficit identificado de US$ 3.200 millones en infraestructura para gestionar las aguas lluvia.

La DOH señala que Los Lagos y Los Ríos durante 2018 "estarán invirtiendo unos $2.200 millones en estudios, obras y conservación de redes de evacuación de aguas lluvia en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, beneficiando a unos 500.000 habitantes". Añade que "en estas regiones se han efectuado estudios como los planes maestros, diseños y construcciones de colectores, invirtiendo a la fecha unos $43.000 millones. Además, ya se tiene proyectada una inversión de $1.500 millones para 2019".

En 20 años, nunca habíamos tomado una decisión así, nunca nos habíamos visto enfrentados a un problema tan global, con una ciudadanía que exige mayores estándares incluso por encima de la ley, que está bien. Lo que hoy se necesita es encontrar una solución".Hernán Königgerente general de Essal

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia