Dólar Obs: $ 668,19 | 0,64% IPSA -0,30%
Fondos Mutuos
UF: 27.634,59
IPC: 0,50%
Desde 2000, según datos de última encuesta Casen:

Se duplican niños que viven en hogares monoparentales

jueves, 25 de octubre de 2018

Valentina González
Nacional
El Mercurio

Radiografía a la niñez muestra que más de la mitad de los menores de edad del país son parte del 40% más pobre.



Las familias chilenas han experimentado profundos cambios en las últimas décadas. Según los datos de la encuesta Casen 2017 sobre niñez, presentados ayer por el Ministerio de Desarrollo Social, desde 2000 el porcentaje de niños y adolescentes que viven en hogares monoparentales pasó de 8% a 19,1%.

Quienes tienen un núcleo con padre y madre, en tanto, cayeron de 66,3% a 52% en ese periodo. Cada vez son menos, de todas formas, los hogares donde viven miembros de este segmento de la población (ver infografía).

Lo que no ha cambiado tanto -y que inquieta al Gobierno- es la pobreza por ingresos y también multidimensional que afecta a ese grupo etario (ver infografía).

"La pobreza por ingresos en los niños es prácticamente el doble que en la población de 18 años o más, algo que claramente es materia de preocupación", afirma la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia. Más de la mitad de los menores pertenece al 40% más pobre del país.

Factores de riesgo

Entre los hogares donde viven niños y adolescentes, las principales carencias están en habitabilidad (24,3%), seguridad 814,1%) y hacinamiento (13,4%).

Son señales de que las autoridades también interpretan como preocupantes, ya que podrían dar pie a que los menores sufran vulneraciones.

"Vivir en hacinamiento es un factor de riesgo grave en materia de abuso sexual infantil", ejemplificó la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown.

En 9,9% de los hogares con menores viven entre 2,5 y 3,49 personas por habitación (hacinamiento en nivel medio-bajo), cifra que contrasta con el 0,8% de los hogares sin niños que sufren esa situación.

Sobre la mayor vulnerabilidad que afecta a las familias con menores entre sus integrantes, Bown apuntó al efecto que puede tener en los ingresos de la familia la necesidad de dejar el trabajo para cuidar a los niños: "Por eso hay políticas públicas relevantes para potenciar el teletrabajo, la sala cuna universal (...) Habiendo niños, alguien se tiene que quedar cuidándolos o a alguien se tiene que pagar para que los cuide".

"Hay una correlación. En hogares con niños hay una menor participación laboral, que afecta la cantidad de ingresos disponibles", complementó Candia.

Próxima encuesta

La subsecretaria de Evaluación Social encabezó ayer la primera reunión del panel de expertos para la Casen 2019.

Ignacio Irarrázaval (director del Centro de Políticas Públicas UC) es el coordinador del equipo, que incluye -entre otros-, a Osvaldo Larrañaga (director de la Escuela de Gobierno UC) y a Leonardo Moreno (director ejecutivo de la Fundación Superación de la Pobreza).

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia