Dólar Obs: $ 698,72 | 0,35% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.814,42
IPC: 0,60%
Investigación de científicos chilenos publicada en la revista Ecosphere:

El monito del monte es capaz de escalar hasta los 26 metros de altura

lunes, 22 de octubre de 2018

Belén Standen Lagunas
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Por su comportamiento, este marsupial sería uno de los principales dispersores de semillas de los bosques del sur de Chile.



El monito del monte es un marsupial pequeño que se encuentra únicamente en las selvas templadas de Argentina y Chile. Por años, los científicos tenían la hipótesis de que podía trepar grandes árboles, pero no había ningún tipo de documentación que la aclarara, hasta ahora.

Javier Godoy-Güinao, magíster en Ciencias con mención en Recursos Forestales, junto con un grupo de investigadores de la Universidad Austral instalaron cámaras con detección de movimiento en la copa de los árboles del Parque Bosque Pehuén, área protegida de la Fundación Mar Adentro, ubicada en la precordillera de la Región de La Araucanía.

Después de meses de espera, los marsupiales fueron divisados por las cámaras más altas. Los investigadores lograron captar imágenes de este espécimen hasta los 26 metros de altura, confirmando la hipótesis sobre su habilidad de escalada que rodeaba a este mamífero.

El hallazgo además indicaría que el papel del monito del monte en las alturas es mucho más relevante para la biodiversidad del ecosistema de lo que se pensaba originalmente.

"Creemos que es el dispersor principal de los bosques del sur de Chile, al menos esparciría las semillas de 22 especies de plantas", dice Godoy-Güinao.

El investigador agrega que hay algunas especies de plantas epífitas (que crecen sobre otro vegetal, por ejemplo un árbol), de las que no se sabe muy bien cómo se diseminan. "Creemos que este marsupial es clave, porque es el único que puede consumir estos frutos y subir por las ramas de los árboles. El quintral ( Tristerix sp ) tendría una relación muy directa y antigua con el monito", aclara.

El monito del monte come frutos silvestres y traga las semillas enteras, que luego pasan a través de su tracto digestivo y están listas para germinar después de la excreción. Cuando defeca en las alturas, las heces se quedan pegadas al tronco debido a su consistencia resinosa. De ahí que podría ser el principal "sembrador" de plantas que conforman un jardín vertical en el bosque.

También, dicen los investigadores, es un ávido consumidor de los insectos que atacan el follaje de estos árboles.

El estudio se publicó en la revista Ecosphere, de la Ecological Society of America.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia