Dólar Obs: $ 911,49 | -1,41% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.047,39
IPC: 1,20%
Posible explicación de su abandono:

La caída de la antigua ciudad de Angkor da pistas de cómo combatir hoy el cambio climático

jueves, 18 de octubre de 2018

Lorena Guzmán H.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

El sistema de aguas de la mayor urbe del mundo preindustrial sufrió los embates de intensos monzones y de la falta de mantención, lo que finalmente la llevó al colapso.



Unas 750 mil personas vivían en la ciudad más grande del medievo. Fundada en el siglo IX, Angkor se extendía por 1.000 km {+2} en lo que hoy es Camboya, en el sudeste asiático. Tras un gran auge y luego su decaimiento, en el siglo XV fue abandonada. Un trabajo publicado en Science Advances da posibles luces sobre la razón del abandono: poco frecuentes, pero fuertes inundaciones habrían terminado con el sistema de aguas de la urbe y su capacidad de riego.

El factor clima

Entre los siglos XIV y XV, los monzones se volvieron más violentos sobre Asia. Ello produjo que Angkor y todos sus sistemas de canales, acueductos y fosos recibieran cantidades torrenciales de agua y comenzaran a llenarse de sedimentos, asegura el estudio encabezado por Dan Penny, profesor de la Universidad de Sydney, en Australia.

Dada la arquitectura que tiene la ciudad, desde el aire aún se puede observar gran parte del sistema de aguas que tenía. Junto con mapas arqueológicos y registros históricos de los eventos climáticos ocurridos en la zona, los científicos pudieron estimar cuál había sido la carga que sufrió el sistema. Y descubrieron que las inundaciones solían escoger caminos recurrentes, por lo que esas estructuras comenzaron a erosionarse. Mientras que las zonas que recibían menos agua empezaron a llenarse de sedimento.

Esto ocasionó que la red fallara por partes, tanto por las inundaciones como por la falta de mantención, produciendo más presión en otras zonas. Con el tiempo, y por un efecto de cascada, el sistema completo colapsó. "Esto es una lección para el presente", dice Calogero Santoro, académico del Instituto de Alta Investigación de la U. de Tarapacá. El clima ha influido históricamente en los asentamientos humanos, explica, tal como lo hizo en el desierto de Atacama entre 2.500 y 3.000 años atrás. "Comenzó a llover más y, entre otras cosas, quienes vivían en el desierto pudieron introducir árboles como el algarrobo, transformando el entorno, pero mil años después eso volvió a cambiar y la lluvia disminuyó", ejemplifica. Todo lo que se había construido ya no servía. Es lo mismo que habría pasado en Angkor, pero en otra escala.

Una de las cosas que se destaca de este trabajo es que, si bien abunda la información sobre el cambio climático y su efecto en la Tierra, hay muy poca respecto de lo que ocurre en las ciudades, asegura Roberto Moris, académico del Instituto de Estudios Urbanos UC. "Angkor es una ciudad que fue abandonada y es el doble en tamaño que Santiago, por lo que nos da una oportunidad única de conocer qué pasó con su estructura", agrega.

Sumado a ello, continúa, la herramienta que construyó el equipo para testear el sistema de aguas de Angkor se podrá aplicar a las ciudades de hoy y medir así su resistencia a las inundaciones. Dato clave si se considera que el estudio determinó que parte del colapso de Angkor se debió a la falta de mantención de las estructuras. La razón de ello aún es desconocida por los arqueólogos. "La lección que hay detrás es muy importante para las ciudades actuales altamente densificadas, donde muchas veces es prohibitivo construir infraestructura que resista todo evento", asegura el académico.

"Más que hablar del cambio climático, en lo que debemos centrarnos es en la variabilidad del clima. Esto nos lleva a planificar a más corto plazo y con un gran nivel de incertidumbre", asegura. Y para eso mirar las lecciones del pasado será crucial.

El investigador australiano concuerda. En una editorial publicada en The Conversation, Penny escribe que la variabilidad climática que pudo haber destruido a Angkor puede hacer lo mismo nuevamente.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia