Dólar Obs: $ 688,76 | 0,48% IPSA 0,13%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
Avanzó del lugar 34 al 33 en el indicador del Foro Económico Mundial y la Escuela de Gobierno de la UAI. El país se sitúa como el más competitivo de la región. Se ven mejoras también en el pilar Adopción de tecnologías de la información. Sin embargo, hubo un retroceso en el mercado laboral.

Chile sube en ranking global de competitividad y recupera liderazgo en estabilidad macroeconómica

miércoles, 17 de octubre de 2018

J. P. Palacios
Economía y Negocios
El Mercurio




Un avance del lugar 34 al 33 registró Chile en el Índice de Competitividad Global 2018-2019, que elabora el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), con el apoyo de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y la Sofofa.

La mediación de este año, que abarcó a 140 países, consideró un importante cambio metodológico que asignó un mayor peso relativo a los datos duros (70%) frente a los datos blandos (30%). Ahora solo es posible comparar los resultados de 2018 con los de 2017, recalculados con la nueva metodología.

Con el puesto 33, Chile se consolidó como el país más competitivo de América Latina, liderando en seis de los doce pilares analizados en el estudio. Detrás se ubican México (46), Uruguay (53), Colombia (60), Perú (63) y Brasil (72). Todos estos países registraron retrocesos este año, respecto de 2017.

A nivel global, Estados Unidos lidera el índice, seguido por Singapur, Alemania y Suiza. En los primeros 15 lugares no se observan grandes diferencias si se compara con el indicador de 2017.

En el caso de Chile, los datos duros que se analizaron fueron los del cierre de 2017. En tanto, la encuesta de percepciones que se utilizó -a cargo de la Universidad Adolfo Ibáñez- fue aplicada a ejecutivos entre marzo y abril de este año.

Mejoras en pilares

De acuerdo con el nuevo índice de competitividad global, Chile se encuentra bien posicionado en lo que respecta a estabilidad macroeconómica, en la posición 1 (lugar compartido con otros países); mercado de productos, en la posición 13; y sistema financiero, en el puesto 20. Por el contrario, entre las debilidades resaltan capacidad de innovación, en el lugar 53, y adopción de Tecnología de Información (TIC), en el puesto 49.

En comparación con la medición de 2017, recalculada con la nueva metodología, se destaca el avance en el pilar Estabilidad Macroeconómica (del lugar 23 al 1), variable que se centra en la inflación y la dinámica de la deuda. Sin bien Chile siempre ha destacado en este ítem, había perdido liderazgo en la medición anterior. Esta vez, también destacó el avance en el pilar Adopción de tecnologías de la información (del lugar 54 al 49), aunque sigue siendo uno de los puntos más débiles.

Por el contrario, el mayor retroceso se observó en el pilar Mercado laboral (del lugar 39 al 45).

El avance en Estabilidad Macroeconómica se explica por una mejora en la puntuación de la inflación, donde Chile comparte la primera posición junto a otros 73 países, en tanto que en dinámicas de la deuda se comparte esta posición con otros 35 países. Las economías con inflación entre 0,5% y 4% reciben la mayor puntuación y, por tanto, se ubican en primer lugar en esta posición. En relación a dinámicas de deuda, lo que se mide es la variación esperada en el ratio deuda/PIB entre 2017 y 2018. El Ministerio de Hacienda estima para este año una deuda pública de 24,8% del PIB.

Respecto del deterioro en Mercado Laboral, Ignacio Briones, decano de la Escuela de Gobierno de la UAI, explica que "la mayoría de las variables de ese pilar vienen de la encuesta de expectativas aplicadas a ejecutivos, por lo tanto, probablemente están bastante influenciadas por los efectos de la reforma laboral". Añade que en esta área "también sigue siendo visto como un problema el tema de indemnización por años de servicio, los costos de contratación y despidos y la baja movilidad laboral".

El ranking también realiza un análisis por categorías como "ambiente apto". En ese plano, en el caso de las instituciones, la principal fortaleza en este pilar es la solidez de las normas de auditoría e informes, ubicándose Chile en el puesto 20.

En lo que respecta a infraestructura, la principal fortaleza es la tasa de electrificación como porcentaje de cobertura de la población, ubicándonos en la primera posición, mientras que la principal desventaja está en la eficiencia de los servicios de trenes, ubicando a Chile en la posición 79.

En relación al pilar de dinamismo de los negocios, es posible observar que la principal fortaleza del país está en el tiempo para comenzar negocios, donde el país se ubica en el puesto 25.

Durante la presentación del estudio, en la Sofofa, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, destacó el liderazgo de Chile en la región y los desafíos hacia delante. "Chile es la economía más competitiva de América Latina, pero eso no debe dejarnos completamente satisfechos, porque aún hay 32 países en el mundo que superan a Chile. En el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, estamos trabajando en importantes iniciativas que buscan mejorar la competitividad de Chile en los años que vienen", sostuvo. En esa línea, destacó el proyecto de modernización tributaria.

""Chile es la economía más competitiva de América Latina, pero eso no debe dejarnos completamente satisfechos". 

FELIPE LARRAÍN MINISTRO DE HACIENDA 

""No es poca cosa que con cambios metodológicos que ponen énfasis en lo relevante para el siglo XXI, Chile se mantenga bien parado".

 IGNACIO BRIONES DECANO UAI

 ""El índice de competitividad nos plantea que el desafío de la cuarta revolución industrial es hoy".

 ALFONSO SWETT PRESIDENTE DE LA CPC 

""El informe habla de un emplazamiento al mundo empresarial. Un primer desafío relevante es subirse al carro de la digitalización".

BERNARDO LARRAÍN PRESIDENTE DE LA SOFOFA

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia