Dólar Obs: $ 709,26 | -0,12% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.971,44
IPC: 0,20%
ENTREVISTA María Elvira Roca, autora del exitoso ensayo "Imperiofobia y leyenda negra":

"Hispanoamérica tiene una relación perversa con su propia historia. Eso es autodestructivo"

domingo, 14 de octubre de 2018

ELENA IRARRÁZABAL SÁNCHEZ
Historia
El Mercurio

25 ediciones y más de cien mil ejemplares vendidos tiene este ensayo "aguerrido, profundo, polémico y que se lee sin pausas, como una novela policial", según la opinión de Mario Vargas Llosa. Conversamos en profundidad con la autora.



El comentario "boca a boca" es, para María Elvira Roca (1966), la principal razón del éxito del ensayo "Imperiofobia y leyenda negra". Al igual que el fenómeno chileno "Un veterano de tres guerras", el libro fue presentado sin mayor estruendo y hoy lleva más de 70 semanas entre los más vendidos en España. "Aún me sorprende. Es un destino peculiar para un ensayo histórico de 500 páginas, que no ha tenido ninguna promoción. ¡Todavía hay espacio para sorpresas!", comenta divertida la filóloga clásica desde Bogotá, donde imparte un seminario.

Simpática y aguda, como buena andaluza, la filóloga responde con calma y erudición, aunque sin esquivar la ironía. Su ensayo (ediciones Siruela, $31.300 en librería Altamira) se inicia con una perspectiva sobre las visiones en torno a los imperios romano, ruso y estadounidense, pero su médula está dedicada a analizar la leyenda negra en torno a España. Una mirada que Mario Vargas Llosa, al comentar el libro en el diario El País, define como una "construcción intelectual y ficticia que desde hace siglos distorsiona profundamente la historia de España y ridiculiza su pueblo".

Según Roca, estamos frente a un conjunto de prejuicios, medias verdades y exageraciones que han dado pie a una mirada peyorativa sobre lo español, que viene desde hace siglos y que fue bautizada como "la leyenda negra" a fines del XIX. Entre sus primeros denunciantes están los escritores Julián Juderías y Emilia Pardo Bazán.

Las causas de la leyenda negra y sus elementos esenciales (acusaciones de genocidio, magnificación de la Inquisición, retrato del español como ignorante, incivilizado y opuesto a la ciencia) son analizados con detención por la filóloga clásica y puestos en el contexto de la época y del comportamiento de otras naciones. Roca argumenta, además, que la "hispanofobia" , impulsada por razones de distinto tipo, entre ellas políticas e ideológicas, experimenta hasta hoy una gran vitalidad.

-Usted menciona múltiples aristas de la leyenda negra en torno a España. ¿Cuál le parece la más falsa?

"Lo más abrumadoramente falso es el hecho de transformar en excepcional y característico del Imperio español hechos que en ese tiempo sucedieron en múltiples lugares. Por dar un solo ejemplo: solo se conoce y difunde la expulsión de los judíos de España y no la que ocurrió en otros lugares. Es decir, se muestra como una excepcionalidad algo que no lo era".

"Me preocupa cómo esto ha repercutido en la visión que Hispanoamérica tiene de sí misma. Ha contribuido de manera muy notable a que todos los pueblos de habla española, incluido España, tienen una relación perversa con su propia historia, lo que se transforma en una traba tremenda para el presente y el futuro, pues es una visión autodestructiva. No solo tiene consecuencias en la opinión sobre lo que pasó, sino en lo que somos y podemos hacer en el mundo. La leyenda negra no solo afecta a España, sino a toda la comunidad hispana".

-Es una identidad autoflagelante.

"Esa forma de vernos a nosotros mismos incide en observar siempre nuestro lado negativo. Nadie tiene una historia ejemplar en el mundo, pero parece que a nosotros solo nos importan las sombras. Y al no tener buena opinión de ti mismo, te vuelves imitativo, pero siempre eres una mala imitación. Debemos aprender a sostener una opinión que nazca de nosotros mismos y no de quienes han construido una posición de supremacía a partir de la denigración del mundo hispanoamericano".

Hollywood, la BBC y la leyenda negra

-Según su ensayo, la hispanofobia se mantiene hoy con vitalidad en el mundo anglosajón, ¿por qué?

"Se mantiene con vitalidad porque contribuye a su autoestima de una manera clarísima. Ha sido nutritivo para ellos la creación de ese monstruoso enemigo español, sombrío, intolerante, inquisidor, inculto y bárbaro, donde la civilización nunca terminó de asentarse".

-Da varios ejemplos de la proyección de la leyenda negra en películas, series y hasta en documentales de la BBC

"Es un esquema muy simple, pero que funciona muy bien. Y como la mayor cantidad de producciones de TV y cine se hace en el ámbito anglosajón, eso no caduca. Es un refuerzo de la autoestima y tiene su lógica. Lo que no tiene lógica es que nosotros compremos esta mercancía averiada que hace daño a nuestro propio mundo".

-En su visión, ¿cómo se construye esta leyenda negra a través del tiempo?

"Resulta de una fabricación de propaganda en contra de la hegemonía española durante varios siglos en Europa. Y luego se traslada a América. Tienen toda la lógica que exista. Cuando un poder hegemónico se impone en dos continentes, todos los poderes que se ven arrinconados se defienden como pueden. Y se arman de razones para combatir ese poder que te achica y cuestiona. Es una campaña, una detrás de otra, pero cuando el poder hegemónico deja de serlo, esta visión termina por consolidarse no como una visión propagandística, sino como una realidad histórica. Una historia atroz asumida como la única verdad posible".

-Dice que se origina en Italia.

"La leyenda negra se construye a través de mucho tiempo y tiene varias capas sucesivas. Está la capa italiana, la protestante -en sus núcleos luteranos, calvinistas y anglicanos-, y la ilustración francesa, que es muy hispanófoba. Luego viene el liberalismo. Y la leyenda no ha dejado de crecer".

-¿Y cómo se manifestaría hoy?

"Continúa y tiene dos nuevas variantes, que surgieron hace alrededor de una década. Una es la justificación de la extinción de los pueblos originarios de Norteamérica, por culpa de España y los españoles. En América del Norte se han eliminado nombres de calles y una serie de estatuas de Colón, porque estos serían un homenaje a los que provocaron la extinción de los pueblos nativos de Estados Unidos. Creo que esta corriente se va a desarrollar mucho en el futuro. Y también está el foco de la esclavitud durante el Imperio español. No es que no lo hubiera, lo hubo, pero en comparación con el mundo anglosajón fue escasa. Iremos viendo cómo crece esta nueva rama del árbol frondoso de la leyenda negra".

-¿Es más complicado difundir verdades que mentiras?

"La verdad es un horizonte que uno se esfuerza por lograr; uno se acerca, pero nunca lo consigue plenamente. Se debe razonar y demostrar. La mentira sale sola, el esfuerzo es mínimo y muy fácil. Se pueden crear infinitas mentiras".

-¿La verdad va hoy más desarmada que antes?

"Hay una gran dificultad por la multiplicidad de estímulos, que han aumentado de manera exponencial. La comprobación de la realidad se vuelve más difícil, no hay tiempo para verificar. Además, la cultura media de las personas con estudios ha ido para atrás, lo que resta espíritu crítico para enfrentarse a lo que llega".

"Los imperios se suicidan"

Citando una serie de datos, textos antiguos, estudios comparativos e investigaciones recientes de historiadores (especialmente anglosajones), Roca aborda tópicos como la Inquisición y los abusos americanos, que define como "los pilares más longevos de la hispanofobia". Señala que la historiografía seria ha ido desmontando los mitos en torno a la Inquisición, pero a nivel masivo (y de algunos exitosos documentales), el panorama sigue igual. Compara las cerca de 1300 condenas a muerte documentadas de la Inquisición (otras versiones hablan de 3 mil), con las miles de muertes por brujería en países protestantes, difíciles de rastrear, porque "no se siguió proceso alguno". Y cita las cifras de torturas y muertes durante diez años en Ginebra, por parte del núcleo calvinista.

Roca menciona textos donde se alude a la inferioridad del español y su incultura, desde el calificativo en Italia al Papa español Calixto III - apelado " barbarus Papa "- hasta las palabras de Lutero. Cita una infinidad de panfletos antiespañoles publicados en tierras protestantes, en el marco de sus campañas de propaganda; un instrumento que España "nunca quiso ni supo contrarrestar". Antecedentes sobre el desarrollo de la ciencia en España y Portugal, las cifras de ajusticiamiento de católicos en Inglaterra y los Países Bajos y los claroscuros -elementos positivos y negativos- de la conquista en los reinos americanos son antecedentes que usa la autora para denunciar las exageraciones de la leyenda negra.

-Tanto la Inquisición como las persecuciones protestantes tuvieron muchas y lamentables víctimas. ¿No está jugando un poco a la 'ley del empate'?

"El acercamiento a la verdad no puede perjudicar. Hay que contextualizar los hechos para que se puedan comprender. No creo que sea moralmente criticable decir que algo sucedía en muchas partes en ese tiempo. Ningún argumento de la leyenda negra es completamente falso, pero se trata de hechos absolutamente magnificados y descontextualizados".

-Los imperios no suelen ser muy simpáticos o populares, pero usted les encuentra rasgos interesantes.

"Yo estudié mucho el Imperio romano y tal vez por eso superé esas ideas que surgen en el siglo XIX , que dan por asumido que todos los imperios son necesariamente malos. Los imperios son grandes constructores de espacios políticos en que convive una gran cantidad de gente. Ahora, no toda expansión territorial genera un imperio, no hay que confundirse con el colonialismo y sus fracasos".

"Además, está la idea tontorrona de que solo los imperios conquistan territorios y los otros pueblos nunca lo hicieron. Es como imaginar que cuando Roma llegó a la península ibérica todo era un edén de paz y amor. En realidad, eran tribus que se enfrentaban constantemente y que no tenían estabilidad, lo que impedía el progreso. El imperio suele ser una expansión integradora, que ocurre cada cierto tiempo, y que normalmente conlleva crecimiento urbano, demográfico, prosperidad, expansión del comercio, nuevos caminos y ciudades".

- ¿El Imperio español tuvo algún aspecto que le parezca destacable?

"La gestión de la diversidad humana me parece, en general, interesante en los imperios. Evidentemente, los imperios son unidades territoriales gigantescas y cometen muchos errores, fallas administrativas, injusticias. Pero miremos también lo grande".

-Cita la expulsión jesuita como un gran error del Imperio español.

"Eso fue un tiro en el pie. De ellos dependían instancias educativas que nunca fueron sustituidas y habían hecho un trabajo muy importante en la integración de las poblaciones indígenas, en la cultura. Fue una catástrofe, el momento en que comienza el suicidio. Porque los imperios se suicidan y en general caen más por problemas internos que externos".

-Una reseña de su libro del historiador Juan Eloy Gelabert le critica algunas generalizaciones, como que América durante el Imperio español tuvo un período de relativa paz, sin guerras civiles. En Chile, por ejemplo, hubo un largo enfrentamiento con los mapuche.

"Evidentemente estoy historiando un largo período. En el libro no están alojados todos los hechos ni todos los acontecimientos. Lo que busco es contextualizar fenómenos empleados para construir un escenario de inferioridad moral gigantesca de parte de lo español. América no se reduce a las denuncias de Bartolomé de las Casas, se fundaron universidades, caminos, ciudades. No era, por cierto, un jardín del Edén, pero tendemos a ver solo los errores porque somos autodestructivos".

-Señala que parte de los propios españoles han asumido y difundido la leyenda negra. Les atribuye "una ingenuidad pavorosa".

"Hay varias razones que explican este fenómeno. Entre ellas, que en 1898, en el momento en el Imperio pierde fuerza y se fragmenta, un grupo de intelectuales buscan las causas del desastre. Y había un paquete de razones ya construido, repetido durante dos siglos. Muchos intelectuales toman y asumen los puntos de la leyenda negra".

"Ha sido muy nutritiva la creación de ese monstruoso enemigo español. Sombrío, intolerante, inquisidor, bárbaro e ignorante".

"La leyenda negra no solo afecta a España, sino que a toda la comunidad hispana. Es una traba gigantesca para el futuro".

"Ningún argumento de la leyenda negra es completamente falso, pero se trata de hechos absolutamente magnificados y descontextualizados".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia