Dólar Obs: $ 691,57 | 0,48% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
"Debido a su alta dependencia de la deuda cambiaria, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a los grandes cambios en los flujos de capital", dice un reporte del IIF:

Endeudamiento de empresas chilenas crece 114% en 10 años, en medio de alertas globales por peligrosa alza de la deuda

domingo, 14 de octubre de 2018

Nicolás Durante Parra .
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

Poscrisis subprime y con tasas de interés en países desarrollados históricamente bajas, Chile salió a endeudarse. Ahora, con los anunciados retiros de estímulos fiscales en Estados Unidos, Europa y Japón, la corrección podría pegarles fuerte a países altamente expuestos a deuda en moneda extranjera. Chile es uno de ellos.



Fue una semana convulsionada en las bolsas globales, y tuvieron a Estados Unidos como motor de las turbulencias. La tasa del Tesoro a 10 años (bono del gobierno estadounidense) superó todos los récords en 7 años y se transó en un máximo de 3,23%, mientras el Dow Jones perdió 4,19% en la semana. Todo, luego de que la Reserva Federal recordara que seguirá retirando los estímulos monetarios -lo que hizo que Donald Trump la tildara de "loca"-, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) bajara las proyecciones de crecimiento global y apoyara el retiro de los estímulos fiscales en todo el mundo, principalmente en EE.UU., Europa y Japón.

Aunque esto pasó lejos, las repercusiones en Chile podrían ser relevantes. El país es uno de los más expuestos al endeudamiento en moneda extranjera en el mundo, y movimientos en la tasa referencial pueden encarecer el crédito para el fisco y las empresas.

Según datos del Banco Central, en 2008 el endeudamiento externo de las empresas no financieras chilenas era de US$ 34.034 millones, mientras que a agosto de este año llegó a US$ 72.915 millones, un alza de 114%, más que duplicando su endeudamiento internacional. Ello, en todo caso, ayudado con tasas históricamente bajas en los mercados desarrollados en los años posteriores a la crisis subprime, que permitían a las compañías chilenas tomar compromisos en moneda extranjera a tasas insólitamente bajas.

Y ese justamente puede ser el problema que más complique a las empresas chilenas, dice Sebastián Senzacqua, economista jefe de Bice Inversiones. "Chile está altamente endeudado en dólares, y los bonos de empresas están indexados a la tasa del Tesoro de Estados Unidos, por lo que si sube la tasa de referencia, le va a ser más caro pagar sus compromisos o los intereses que vaya generando la deuda", explica. Eso sí, matiza con que Chile, como país, tiene un alto nivel de reservas para hacer frente a un problema de liquidez global y que, a nivel interno, la inflación está controlada, por lo que la tasa del Banco Central debería seguir la senda que ya se había trazado este año, y que el mercado apunta a que haya una alza de la TPM antes de fin de año.

Sobre el endeudamiento en moneda extranjera, el último Global Debt Monitor del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) recalcó que Chile estaba dentro de los cinco países en el mundo emergente con la deuda más expuesta a moneda extranjera. "La deuda denominada en moneda extranjera en los mercados emergentes (excluyendo empresas financieras) alcanzó un récord de cerca de US$ 5,5 billones en el primer trimestre, con corporaciones no financieras que representan el 78% de ese número. Debido a su alta dependencia de la deuda cambiaria, Argentina, Hungría, Turquía, Polonia y Chile parecen ser los más vulnerables a los grandes cambios en los flujos de capital", dice el reporte.

La semana pasada, la directora gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, advirtió que la deuda global -tanto pública como privada- ha alcanzado un nuevo récord, llegando a los US$ 182 billones. "Si las actuales disputas comerciales sufren una escalada podrían provocar un shock económico en un mayor número de economías emergentes y en desarrollo", dijo Lagarde.

Por tipo de endeudamiento de las empresas chilenas, se destaca que de los US$ 72.915 millones a agosto, US$ 62.746 millones están a largo plazo, principalmente en títulos de deuda (bonos), mientras que los compromisos de corto plazo alcanzan los US$ 9.105 millones, con principal énfasis en créditos comerciales denominados en moneda extranjera.

Asimismo, los otros actores privados de la deuda también han visto crecer fuertemente su nivel. Los bancos pasaron de deber al extranjero US$ 11.015 millones en 2008 a US$ 25.807 millones a agosto de este año; las sociedades financieras pasaron de US$ 1.187 millones a US$ 2.295 millones en 10 años. Por último, las empresas denominadas de inversión extranjera directa subieron sus compromisos internacionales desde los US$ 6.645 millones US$ 54.248 millones entre 2008 y agosto de este año.

En su conjunto, la deuda nacional con el extranjero -sumado el sector público- alcanza a agosto de este año un total de US$ 178.589 millones, 158,9% más que los US$ 68.976 millones a agosto de 2008.

"Chile sigue estando bien parado, pero países como Argentina o Turquía tienen prácticamente toda su deuda en moneda extranjera, y ellos pueden generar un contagio a nivel regional", explica Senzacqua, del Bice Inversiones. Dentro de las medidas que ha recomendado el FMI para aminorar los riesgos está el subir las tasas de interés para así moderar el gasto y evitar el endeudamiento para financiar el gasto; así como la mayor responsabilidad fiscal para no sobreendeudarse. "Esas dos medidas se están tomando en Chile", recalca el ejecutivo.

"Hay bastante deuda en el mundo, lo que tiene mucho sentido dado que las tasas estaban a niveles históricamente bajos. El alza en las tasas más bien va a enfriar la economía, dado que el fondeo de los proyectos es más caro y por ende menos proyectos cumplen el retorno exigido. El problema es tener tasas al alza y economías muy endeudadas externamente, porque en general se ven depreciaciones en la moneda local, con lo cual los ingresos, en moneda dura, de los países disminuyen y deben hacer frente a mayores costos de endeudamiento", agrega Jorge García, subgerente de Asset Management, de Nevasa.

Endeudamiento de los hogares en niveles históricos

Tema aparte tiene que ver con los hogares chilenos y su endeudamiento, aunque aquí no tiene que ver, al menos directamente, el dólar ni lo que pase en las bolsas globales. El mismo reporte del IIF indica que Chile se ubica segundo, solo después de China, en el nivel de endeudamiento de los hogares respecto a su PIB. Mientras el país asiático tiene por sobre el 50% respecto a su PIB, Chile lo secunda con el 46,6% por sobre el Producto.

Según el Banco Central, el endeudamiento de los hogares chilenos a junio de este año alcanza al 72,2% de su ingreso disponible anual, mientras que, a principios de 2010, dicho porcentaje alcanzaba a 59,1%.

LOS HOGARES CHILENOS tampoco se quedan atrás en sus niveles de endeudamiento. Según el IIF, Chile presenta un nivel de 46,6% por sobre el PIB, solo superado por el 50% sobre el PIB de los hogares de China.

"Chile está altamente endeudado en dólares, y los bonos de empresas están indexados a la tasa del Tesoro de Estados Unidos, por lo que, si sube la tasa de referencia, le va a ser más caro pagar sus compromisos o los intereses que vaya generando la deuda".

SEBASTIÁN SENZACQUA,
Bice Inversiones

"El alza en las tasas más bien va a enfriar la economía, dado que el fondeo de los proyectos es más caro y por ende menos proyectos cumplen el retorno exigido".
JORGE GARCÍA,
Nevasa

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia