Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,14%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Michael Wesley, académico de la U. Nacional de Australia:

"La vieja visión optimista del Asia-Pacífico es cada vez menos capaz de llevarnos hacia donde queremos"

lunes, 24 de septiembre de 2018

Juan Pablo Toro V.
Internacional
El Mercurio

El experto en relaciones internacionales que estuvo de visita en Chile cree que Indo-Pacífico describe mejor la realidad regional.



La creciente presencia de China en el Pacífico Sur y la guerra comercial iniciada por el Estados Unidos de Donald Trump son temas que inquietan a Michael Wesley, profesor de Asuntos Internacionales y Decano del Departamento del Asia y del Pacífico de la Universidad Nacional de Australia.

Autor de varios libros, los más recientes "Restless Continent: Wealth, Rivalry and Asia's New Geopolitics" y "There Goes the Neighbourhood: Australia and the Rise of Asia", ha colaborado también en la formulación de una visión para la política exterior de su país.

En una visita reciente a Santiago, Wesley dictó charlas en el Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, en la Fundación Chilena del Pacífico y en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Dentro de su abultada agenda, también conversó con "El Mercurio" sobre la posición de Australia en temas contingentes y las oportunidades de colaboración con Chile.

-Al igual que Estados Unidos, Australia también está hablando de la región del Indo-Pacífico, en vez del Asia-Pacífico. ¿Por qué adoptaron este cambio conceptual? ¿Lo recomienda para Chile?

"El Indo-Pacífico es una respuesta a un pronóstico mucho más pesimista sobre la región. Cuando miramos la región desde Australia, vemos una rivalidad creciente entre Estados Unidos y China, y que algunos se ven envueltos en esa rivalidad, como Japón en particular. Hay un sentimiento de que la visión pacífica del Asia-Pacífico está bajo un desafío sostenido. El Indo-Pacífico es nuestra forma de enfrentar eso y de decir cómo manejamos una China poderosa en la región. Y ampliar la visión para incluir el océano Índico es una forma de atraer a India a la ecuación, un actor demográfico, económico y militar mayúsculo en la región. Creo que el término Indo-Pacífico refleja eso, pero además el creciente rol de China en el Índico. Entonces, dejamos atrás la visión del Asia-Pacífico, que era una forma incorrecta de separar la parte más oriental de Asia.

¿Debería Chile seguirnos? Creo que probablemente sí. La vieja visión optimista del Asia-Pacífico es cada menos capaz de llevarnos hacia donde queremos. Países como Australia darían la bienvenida a países como Chile para que se involucren cada vez en la conversación sobre el Indo-Pacífico".

-¿Cómo maneja Australia el dilema de tener a China como su principal socio comercial y a Estados Unidos como su socio de seguridad?

"Con mucho cuidado para no ser llevados lejos en una dirección u otra. Siempre estará en el interés de Australia mantener un equilibrio apropiado. Hemos pasado por fases, como cuando, a principios de los 2000, Estados Unidos estaba preocupado porque nos habíamos ido muy hacia China, y ahora nos hemos ido más hacia Estados Unidos.

A pesar de que la relación económica con China continúa, la relación política se ha vuelto muy tensa. Es un desafío constante buscar un equilibrio entre las dos partes. Y países como Chile lo están enfrentando también. Pero al mismo tiempo, no tenemos que asustarnos por estos hermanos mayores. Deberíamos ser lo suficiente confiados para decir: 'Bien, somos importantes para China y somos importantes para Estados Unidos'. Eso nos da capacidad de negociación. Uno de los errores que pueden cometer los países pequeños es asumir que necesitan más de los países grandes de lo que los países grandes los necesitan a ellos. Particularmente en una era de rivalidad entre Estados Unidos y China, tenemos que contar con la habilidad de hacer las cosas en nuestros términos también".

-¿Cómo está siendo afectada Australia por la guerra comercial?

"Creo que todos los países están siendo afectados. Nosotros en dos niveles. Porque (el Presidente de Estados Unidos, Donald) Trump ha puesto aranceles al acero y aluminio de China, Japón y Corea del Sur. Y esos son consumidores de acero y oro. Entonces, vamos a tener efectos en nuestros volúmenes comerciales. Pero creo que lo más preocupante es cómo la guerra comercial mina la confianza en el libre comercio mundial. Si se tiene a las dos principales economías del mundo involucradas en una guerra comercial, eso daña la confianza en la habilidad de países pequeños de poder jugar en una cancha pareja a nivel internacional. Lo que me preocupa es que Trump no solo está levantando barreras en sectores clave, sino también está siendo muy obstruccionista en los términos de los acuerdos comerciales y sobre organismos como la Organización Mundial de Comercio y su capacidad para resolver disputas. Esto va a tener efectos en economías más pequeñas como Australia y Chile".

''En una era de rivalidad entre Estados Unidos y China, tenemos que contar con la habilidad de hacer las cosas en nuestros términos también".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia