Dólar Obs: $ 666,44 | -1,08% IPSA 0,29%
Fondos Mutuos
UF: 27.341,05
IPC: 0,20%
Informe "Efectos de la reforma educacional en la estructura de gasto de las familias", de la U. de los Andes. Desde la casa de estudios indican que la reforma educacional, por su diseño, no está favoreciendo a los sectores de escasos recursos, pero sí está beneficiando a las familias de ingresos medios.

Gasto promedio en educación de las familias más vulnerables creció 31% en cinco años

viernes, 14 de septiembre de 2018

Matías Berríos B.
Economía y Negocios
El Mercurio




En la administración anterior, encabezada por la Presidenta Bachelet, se impulsó una serie de medidas para mejorar el acceso a la educación en distintos niveles. El diagnóstico realizado por el ex gobierno, según un informe elaborado por la Universidad de los Andes, era que el financiamiento compartido era una de las causas de la segregación y constituía una restricción a la libertad de acción.

Utilizando las últimas dos encuestas de presupuestos familiares (2012 y 2017), elaboradas por el INE, el ESE Business School de la Universidad de los Andes, desarrolló un informe titulado "Efectos de la reforma educacional en la estructura de gasto de las familias", con el objetivo de analizar cómo cambiaron las estructuras del gasto en educación en los hogares.

Según el informe, en promedio, el porcentaje del gasto total que los hogares destinan a educación cayó de 4,8% a 4% entre 2012 y 2017. En términos reales, utilizando pesos del 2018, el monto promedio destinado a educación disminuyó de $77 mil a $75 mil durante esos cinco años.

Sin embargo, el investigador del ESE, Héctor Acuña, detalla que "el porcentaje del total del gasto que es destinado a educación escolar disminuye para los hogares pertenecientes a todos los quintiles excepto el quintil I (20% más vulnerable)".

El informe agrega que durante el periodo se aumentó en, términos porcentuales, el gasto destinado a vivienda y servicios básicos, sumado a las comunicaciones. Además de restaurantes y hoteles.

Desembolsos escolares

Si se considera solo la educación escolar (enseñanza básica y media), en términos reales, en promedio, los hogares de todos los quintiles aumentaron su gasto en educación. Es más, los cambios más significativos se observan en el primer quintil -los de más escasos recursos- para los que el gasto en educación escolar subió en 31,6%. En montos, esto se traduce en un aumento de $8.654 a $11.411 mensual por cada niño, durante el periodo.

"Llama la atención este aumento ya que la mayoría de los hogares pertenecientes a este quintil tenían a sus menores asistiendo a colegios municipales", señala el informe. El aumento, según el ESE, se debe a un mayor gasto en cuotas de centros de padres, útiles escolares y el copago.

Durante el periodo analizado la economía del país creció a un ritmo más bajo. Lo anterior se suma a que los ingresos de los hogares también aumentaron menos. Pese a esto, la directora de ESE Business School, Cecilia Cifuentes, explica que existe una tendencia de las familias vulnerables a destinar recursos a un copago, en vez de tener a sus hijos en un colegio municipal gratuito.

Por otro lado, explica la economista, al momento de la última medición realizada por el INE (2017), la reforma educacional no se encontraba 100% implementada y ésta comenzó reduciendo el copago en los colegios de ingresos más altos. "Entonces el 20% más pobre no accedía a esos colegios desde antes. En ese sentido, de la forma en que se hizo la reforma -por el diseño que tenía- prácticamente se excluía de los beneficios a los sectores más vulnerables, porque no accedían a eso (copagos altos) antes".

En ese sentido, afirman desde ESE, el copago terminó beneficiando a los sectores medios de la población.

Cifuentes añade que los sectores de más bajos ingresos prácticamente no variaron su situación producto del aumento del gasto público.

Educación superior

Además de la eliminación del copago, la reforma en educación considera la implementación de la gratuidad en la educación superior. En esta se produjo una reducción de gastos en todos los niveles.

Los cambios más importantes se producen en el segundo y tercer quintil, donde descendió 14% y 11,8%, respectivamente. En cuanto al 20% más vulnerable, el gasto solo disminuyó un 2%.

DESCENSO
Considerando todos los hogares de la muestra, el porcentaje de gasto destinado a educación cayó de 4,8% a 4% entre 2012 y 2017.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia