Dólar Obs: $ 688,76 | 0,48% IPSA -0,45%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
La Antartina actúa sobre cáncer colorrectal y sus metástasis al hígado:

Una planta antártica promete ayudar a combatir el cáncer

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Paula Leighton N.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Un compuesto aislado de un pasto que crece en el continente helado hizo desaparecer el tumor en 30% de los animales que lo recibieron. Se espera probarlo en humanos en 2019.



Una planta que crece en las duras condiciones de la Antártica, a la que no le hacen mella las temperaturas bajo cero ni la elevada radiación UV y que nadie ha logrado reproducir en laboratorio, podría ser una gran aliada en el tratamiento del cáncer colorrectal.

Investigadores identificaron en la Deschampsia antarctica -más conocida como pasto antártico- un compuesto que bautizaron como Antartina, que en pruebas de laboratorio con células tumorales humanas y en ratones con cáncer colorrectal logró inhibir la propagación de este tumor sin causar efectos tóxicos.

Tumor en retirada

En un estudio publicado en la revista Molecular Cancer Therapeutics, los investigadores liderados por los doctores Manuel Gidekel, de la empresa chilena de biomedicina Uxmal, y Guillermo Mazzolini, de la Universidad Austral de Buenos Aires, demostraron que "la Antartina inhibió en forma potente el crecimiento del tumor y las metástasis al hígado en 30% de los ratones con cáncer colorrectal estudiados y aumentó su sobrevivencia".

Pero en estudios más recientes, combinando Antartina con quimioterapias para este cáncer, "tuvimos una regresión del tumor en 100% de los casos", destaca Gidekel.

El compuesto además genera memoria inmune, "es decir, el animal que es tratado con Antartina no vuelve a ser afectado por el mismo cáncer al exponerlo a esas células tumorales. Actúa como una vacuna", subraya el investigador, que inició hace 15 años el estudio de la Antartina, financiado por Corfo y Uxmal.

"Estos resultados nos tienen contentos, porque hablan de que cuando se hacen las apuestas correctas, los beneficios llegan tarde o temprano", destaca el bioquímico Edgardo Vega, subdirector del Instituto Antártico Chileno, que entregó apoyo logístico a la investigación (ver recuadro).

En esta participan expertos de las universidades Autónoma y de La Frontera (Chile), el Hospital Austral de Pilar (Argentina), la Universidad de Alcalá y el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (España), y el Centro Médico Beth Israel Deaconess, de la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.).

En este último centro se trabaja en la descripción de los mecanismos de acción de la Antartina y se espera iniciar a fines de 2019 los ensayos Fase I, para estudiar la seguridad y toxicidad en humanos.

Derivados del compuesto antártico en principio debieran actuar también sobre otros tumores sólidos, como gástrico, mama, pulmón y cervicouterino, "pero el énfasis se está haciendo sobre hígado, páncreas y colorrectal", dice Gidekel.

Para el doctor Francisco López, director del Instituto del Cáncer de la Clínica Las Condes y líder del Programa de Prevención de Neoplasia Colorrectal, "si bien son resultados preliminares, hay que ver si se aplicarán a la realidad clínica en pacientes, como toda iniciativa que busque una cura para el cáncer es muy bien recibida".

Lo anterior, agrega, en especial si se considera que la mortalidad por cáncer colorrectal en Chile es de 10 por cada 100 mil personas, "cifra que va en alza y que justamente es liderada por Magallanes, con casi el doble de mortalidad".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia