Dólar Obs: $ 682,79 | -1,20% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 27.335,59
IPC: 0,20%
Las claves para sumar capital: elegir socios que sepan del negocio y no ceder control al inicio

lunes, 10 de septiembre de 2018

Pablo Tirado
El_Mercurio

En Chile hay cerca de US$ 200 millones disponibles para invertir. Expertos recomiendan tener claro el modelo de negocios y el uso que se les dará a los recursos y no entregar jamás más del 30% de equity en la empresa, cuando se busca capital por primera vez.

A juicio del CEO de FEN Capital y actual director de la Asociación Chilena de Administradoras de Fondos de Inversión (Acafi), Cristóbal Silva, nunca como hoy había existido en el país un mejor escenario para levantar recursos para firmas en etapas tempranas, especialmente tecnológicas. Para cimentar sus dichos, entrega datos como que en 2017 se levantaron nueve fondos de venture capital nuevos y que hoy existen US$ 200 millones disponibles para ser invertidos en startups . "Obviamente, estos números siguen siendo insuficientes, pero pone al país en una situación privilegiada en comparación a nuestros vecinos", agrega.

Con una economía en expansión -el Banco Central elevó su estimación de crecimiento para 2018 a entre 4% y 4,5%-, no son pocos los emprendedores que están en plena búsqueda de inversionistas para sus negocios.

Oliver Flögel, general partner de Scale Capital, dice que siempre es un buen momento para levantar capital cuando hay un proyecto con un buen equipo. "A veces es un poco más difícil por el contexto, pero los grandes proyectos suelen encontrar capital".

De acuerdo a su experiencia, a la hora de salir a buscar recursos, los emprendedores deben tener claro que hacerlo a través de fondos de capital de riesgo o con inversionistas ángeles es "relativamente caro", ya que se necesita que los pocos emprendimientos que resultan exitosos sean capaces de compensar las pérdidas de la mayoría de los que fracasan. "Por eso, es importante que más que el aporte de dinero, el emprendedor también considere qué otras cosas pueden aportar estos inversores para mejorar las posibilidades de éxito del emprendimiento", asegura.

En la misma senda, Silva dice que es clave que los emprendedores entiendan que al concretarse el acuerdo, están invitando a un socio a formar parte de la empresa. "Por lo anterior, es recomendable dedicar tiempo a ver si el fondo está alineado con los valores de la compañía y si hay cierto nivel de comodidad con las personas con las que van a tener que interactuar, ya que en general estas son relaciones de largo plazo que usualmente pasan por períodos complicados", precisa.

¿En qué se fijan los inversionistas al apostar por un emprendimiento? Los factores son varios, pero los que más repiten son que la compañía cuente con un buen equipo de trabajo y, al mismo tiempo, que este tenga mucha claridad acerca de lo que harán con los recursos que pretenden captar. Pero eso no es todo, y así lo revela Oliver Flögel, quien reconoce que en la práctica muchas veces priman otras características. "El discurso oficial es: primero el equipo emprendedor y después la idea. Sin embargo, creo que seguimos poniendo demasiado foco en el proyecto en sí, como qué tan rápido crece, el tamaño del mercado, los márgenes, competidores, cuántas alternativas de " exit" tengo; pero hay muy poco foco en los emprendedores", dice el ejecutivo.

¿Cuánta participación entregar?

Junto con tomar la decisión de levantar capital, el siguiente dilema que enfrentan los emprendedores es determinar cuánta participación de la compañía estarán dispuestos a entregar. Manuel Rodríguez, líder de Inversiones de ChileGlobal Ventures, dice que el porcentaje a ceder va a depender de la etapa en que se encuentre el emprendimiento.

Así, para los proyectos de etapa más temprana, recomienda no ceder más allá de un 20% o 30% de participación como máximo. "Esto, debido a que es probable que tengan que levantar rondas posteriores, y en ese momento si los fundadores se encuentran con poca participación de la empresa, supondrá un problema a la hora de presentarse a nuevos inversionistas", dice.

Agrega que la idea es que los emprendedores tengan una participación relevante en la empresa, para mantener así el incentivo de seguir con su propio negocio. "Para las rondas posteriores, los porcentajes de participación pueden ser mayores, debido a que los montos de inversión también son más altos", comenta.

Oliver Flögel coincide en que los porcentajes son muy variables, por lo que tanto los emprendedores como los inversionistas tienen que pensar que si todo va bien, lo más probable es que haya más rondas de inversión y que todo estará determinado por el éxito de la primera. "Por ejemplo, si un equipo tiene una idea con tracción inicial y algunas ventas, puede pensar en levantar US$ 500 mil, entregando entre un cuarto y un tercio de la empresa. Si con eso llega a US$ 1 millón de facturación, puede pensar en levantar US$ 2 millones por otro cuarto o tercio. Si hace una tercera ronda de, digamos, US$ 10 millones por otro cuarto o tercio de la empresa, puede llegar a ser líder regional en su mercado, con muy buenas perspectivas de exit arriba de los US$ 100 millones", ejemplifica. Flögel agrega que en un escenario como ese -en el que en cada ampliación de capital los fundadores se diluyeron un 25%- aún mantienen un 42% del negocio, y en el supuesto de que se diluyeran un 33%, aún mantendrían un 30%, lo que resulta un buen negocio para todos los interesados.

Finalmente, a la hora de concretar el acuerdo de inversión, es recomendable que el emprendedor se informe lo más que pueda sobre cómo funcionan este tipo de operaciones y que, dicho sea de paso, se sienta cómodo con el inversionista al que está sumando a su empresa. "Una de las formas de validar estos temas es investigando sobre los fondos y cómo es la relación con las empresas con las que trabajan", dice Cristóbal Silva.

Añade que en cuanto a las condiciones, el ideal sería buscar acuerdos lo más estandarizados posibles, dedicándose a leer y entender los documentos que se firman. "Un buen punto de partida son el set de documentos estandarizados para la industria de venture capital que están publicados en el sitio de la Acafi", dice.

PRIMERA VEZ En la primera ronda de levantamiento de capital es recomendable que una empresa que está con tracción inicial y algunas ventas recaude unos US$ 500 mil, por cerca del 25% de la empresa.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia