Dólar Obs: $ 658,70 | 0,72% IPSA -0,75%
Fondos Mutuos
UF: 27.224,39
IPC: 0,40%
Propuesta será presentada el 21 de agosto:

Tras rechazo del Senado, Macri incluirá despenalización del aborto en nuevo Código Penal

viernes, 10 de agosto de 2018

Sofía Hidalgo Ulianova
Internacional
El Mercurio

No habría penas de cárcel a las mujeres, pero sí a los doctores.



Ante el rechazo en el Senado argentino del proyecto que legalizaba el aborto libre, el gobierno de Mauricio Macri anunció que incorporará a su reforma al Código Penal la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo. La iniciativa será presentada el próximo 21 de agosto.

"Buscamos un código que tenga en cuenta todos los intereses de la sociedad argentina", dijo al canal Todo Noticias Mariano Borinsky, juez que preside una comisión de magistrados y fiscales a cargo de redactar el contenido del proyecto de reforma del Código Penal.

La iniciativa del Presidente Mauricio Macri consiste en eliminar los artículos que establecen penas para aquellas mujeres que decidan abortar, aunque el procedimiento seguiría siendo considerando como un delito. No estarían exceptuados de estas penas terceros, como el médico o el farmacéutico. Actualmente, está permitida la interrupción voluntaria de un embarazo en caso de violación o de peligro de la vida o salud de la madre

Entre 2007 y 2016 fueron condenadas 63 personas por distintos tipos de delitos relacionados con el aborto. La legislación actual, que data de 1921, contempla penas de entre uno y cuatro años de prisión para aquellas mujeres que interrumpan voluntariamente su embarazo y hasta seis años para quien lo practique, si la mujer muere.

Aun así, explicó a "El Mercurio" Agustina Gradin, experta en temas de género de Flacso, con el mecanismo propuesto por el gobierno la última palabra sobre un caso de aborto que llegue a una corte la tendrá un magistrado. Las mujeres que interrumpan voluntariamente un embarazo seguirán "siendo sometidas a un proceso penal y dependería de la decisión de un juez la aplicación de las penas".

Según cifras del Ministerio de Salud de Argentina, cada año 520.000 mujeres interrumpen su embarazo de forma clandestina. En 2016, de las 245 muertes de mujeres embarazadas registradas, 41 fueron por causas relacionadas a un aborto.

La despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo había sido presentada siete veces al Congreso desde la recuperación de la democracia en 1983, pero la discusión había sido evitada hasta ahora. El proyecto que se discutió ayer -que había sido presentado hace 13 años por un colectivo de la sociedad civil- proponía la legalización del aborto sin restricciones hasta la semana 14 de gestación. El rechazo del proyecto en el Senado impide que vuelva a ser tratado en esta Legislatura, pero es probable que sea reinstalado en 2019, en coincidencia con la campaña para los comicios generales. "El debate se instaló en la agenda, y va a ser uno de los temas que van a atravesar el debate electoral", señaló Gradin.

Macri -quien se ha declarado en contra del aborto libre- reconoció ayer que el debate sobre el tema "va a seguir sucediendo porque los argentinos estamos entendiendo qué significa vivir en democracia, donde tenemos que aprender a escuchar al otro".

En Argentina, unas 520.000 mujeres al año se someten a un aborto clandestino.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia