Dólar Obs: $ 670,08 | -0,06% IPSA -0,06%
Fondos Mutuos
UF: 27.395,02
IPC: 0,30%
Manejar expectativas de renta y demostrar valor agregado: las consideraciones a tener para negociar el primer sueldo

lunes, 30 de julio de 2018

Diego Aguirre
El_Mercurio

Jóvenes profesionales se han empoderado en la última década. El mito de que la falta de experiencia impide una buena negociación se ha derribado en el último tiempo, en que hasta los beneficios asociados a la contratación toman relevancia.

Una de las principales prioridades que brindan los jóvenes profesionales a las ofertas de trabajo es el ítem salario, asertiva elección teniendo en cuenta lo que se afirma desde Harvard Business Review, en donde señalan que este primer acercamiento al mundo laboral sirve como ancla durante toda la carrera profesional, influyendo en los próximos aumentos de sueldo, bonos y hasta en los ahorros para la jubilación.

Según un estudio de Deloitte, el 60% de los millennials en Chile toma como relevantes los factores salariales y de beneficios a la hora de escoger un empleo (ver infografía), puntos que cobran aún más protagonismo si se trata de cómo fijar el primer sueldo.

Ante esta situación, uno de los principales pasos a seguir para quienes comienzan a incorporarse al mercado profesional es la investigación del rubro al cual pretenden apuntar, junto con desmitificar de raíz de que un joven sin experiencia laboral no tiene opciones de regatear.

Giselle González, consultora de Randstad, asegura que "la preparación académica también enriquece el currículum vitae y hoy las firmas no solo valoran la aptitud, sino también la actitud de los postulantes".

La seguridad que se transmite en la entrevista es la carta de presentación para una buena entrada con el reclutador, instancia que las empresas de selección de personal recomiendan preparar con ensayos de entrevistas con algún conocedor del medio. "Al mostrarte seguro de ti mismo en una negociación, se pondrán en valor los conocimientos y habilidades con que se cuenta, haciendo saber a la compañía que se es un profesional apto para el puesto", agrega.

En cuanto al sueldo, la gerenta de Marketing de Laborum, María Jesús García-Huidobro, explica que una buena fuente para adquirir esta información son las consultas a los pares. "Se pueden averiguar los sueldos que están recibiendo compañeros de universidad o amigos que se encuentran en puestos similares al que se está postulando", indica.

Este levantamiento de información resultará clave para definir las pretensiones de remuneración de manera realista, las que posteriormente serán usadas como uno de los primeros filtros en la elección de currículum que pasarán a la siguiente etapa. María Ignacia Uribe, gerenta de Selección de Grupo Cygnus, señala que "informar una pretensión de renta por sobre el mercado puede llevar a ser descartado en procesos de reclutamiento para los que se contaba con los conocimiento y competencias apropiados".

Otra recomendación es evitar frases genéricas como que las "expectativas salariales son acorde al mercado". El terreno incierto que se genera ante esta respuesta es uno de los principales motivos por los que dejan atrás a un candidato.

La negociación de la renta debe comenzar tras haber sorteado de buena manera los distintos pasos del proceso de selección, encontrándose con una carta oferta formal de contrato. Uribe añade que este momento de la negociación es un tema clave. "Muchas veces sucede que este primer sueldo permanece estable por un largo tiempo antes de que sea reajustado", advierte.

Cuando las empresas ofrecen una oferta superior a las expectativas, de todos modos es necesaria una negociación, por cuanto las firmas poseen un rango de entre 10% y 20% para regatear con el entrevistado, por lo que no hacerlo en estas situaciones podría significar empezar un trabajo cobrando menos que el resto de los otros empleados.

Resaltar el valor agregado con que se puede aportar

El director de Coaching de Potencia Laboral, Hugo Álvarez, agrega que los procesos de selección deben contemplar múltiples factores. "Se debe sustentar debidamente la cifra a negociar. Para ello se puede usar como argumento el plus si es que existen horarios puntuales o responsabilidades más exigentes que el promedio, si se manejan tecnologías puntuales para el cargo o si se posee más de un idioma. En pocas palabras, destacar cuál es el valor agregado que te hace especial para el puesto", explica.

En cuanto a los beneficios asociados a estas negociaciones, los expertos concuerdan en que las diferencias de interés que poseen los jóvenes profesionales versus otras generaciones, han hecho que las empresas se tengan que replantear las ofertas.

La senior manager de Sales & Marketing de Page Personnel, Macarena Azu, añade que cada candidato posee consideraciones distintas a los adicionales que se negocian, aunque "por lo general se consideran dentro de los beneficios aspectos como horarios, distancias (trabajo-hogar), responsabilidades del cargo, planes de carrera, etc.". Estos, sumado a la atractiva y demandada posibilidad de teletrabajo, son los principales puntos que vienen a quebrar los tradicionales esquemas de negociación, en donde la demanda del entrevistado hacia el reclutador se ha tornado en conversaciones horizontales, distinto a lo que sucedía décadas atrás.

Luis Fernando Martins, director regional de Hays Chile, comenta que el valorar las oportunidades de aprendizaje y desarrollo profesional en los primeros trabajos es un punto primordial que debe ser considerado.

Entrevistados son quienes eligen

El avance en las tecnologías y la posibilidad de encontrar ofertas laborales "a tan solo un clic " ha empoderado a los trabajadores . Son estos quienes han tomado las riendas en los procesos de reclutamiento, exigiendo beneficios, salarios y tomando la decisión de seguir si es que la empresa se ajusta a sus necesidades no solo monetarias, sino que también valóricas.

El socio líder de Human Capital para Deloitte Chile, Marcel Villegas, explica este cambio conforme a los tiempos. "Hoy se ve mucho que son los entrevistados quienes eligen donde trabajar, y somos los reclutadores quienes estamos siendo desafiados a diseñar ofertas atractivas para captar nuevos talentos", puntualiza.

TELETRABAJO
Esta modalidad es una de las que negocian con mayor frecuencia los jóvenes.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia