Dólar Obs: $ 686,44 | 0,77% IPSA 0,08%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Embajador británico, Jamie Bowden:

"Podemos aportar nuestra experiencia (en ciberseguridad) y compartirla con Chile"

sábado, 21 de julio de 2018

J. P. Toro
Internacional
El Mercurio

El diplomático reconoce que la gente está preocupada por el Brexit, pero aspiran a mantener las condiciones actuales a los exportadores e inversionistas.



"Este es uno de los momentos más interesantes en décadas", asegura Jamie Bowden, nuevo embajador del Reino Unido en Chile.

El Brexit, la arremetida proteccionista frente al libre comercio, la lucha contra el cambio climático o las posibilidades de que su nuevo país de residencia alcance la vereda del desarrollo mantienen sumamente atento a quien fuera secretario privado adjunto del príncipe Carlos.

Si bien su carrera se ha desarrollado principalmente en el Gran Medio Oriente (Afganistán, Bahrein, Arabia Saudita, Kuwait, Omán, Sudán y Yemen) fue su decisión postular a un cargo en Latinoamérica, y cuando se le notificó que el destino era Chile dice que se sintió afortunado.

"Siempre con mi señora quisimos pasar tiempo acá. Ser un embajador británico en Chile, en cualquier momento, es un privilegio extraordinario por la naturaleza de nuestra relación", cuenta a "El Mercurio", en medio de los arreglos que hacen en la residencia oficial británica, a la cual llegará próximamente su familia.

Su vínculo formal con el país es muy cercano. Su abuelo nació en Valparaíso, cuando su bisabuelo trabajaba para Williamson Balfour y los ingleses eran una de las principales colonias en el entonces importante puerto del Pacífico. Su familia regresó al Reino Unido durante la época de la Primera Guerra Mundial.

Entre las prioridades de este oficial de ejército retirado se encuentran promover el comercio y las inversiones, la defensa y la seguridad, ciencia e innovación, y el crecimiento económico compatible con el medio ambiente.

Sin embargo, reconoce que el tema del Brexit, como se llama el proceso de divorcio del Reino Unido de la Unión Europea (UE), acapara mucha atención en estos días y por eso una de sus metas es aclarar que no debería haber mayores efectos en el comercio bilateral de su país con Chile, porque la idea es mantener las mismas condiciones actuales para los exportadores e inversionistas.

"Tenemos muy claro que la gente está preocupada de eso. Nuestra prioridad absoluta es mantener las condiciones actuales", asegura el embajador.

Sostiene que las discusiones con la Dirección Económica de la Cancillería chilena se han dado en una "buena atmósfera" y confía "tener algo listo" cuando el Reino Unido abandone la UE en marzo del próximo año, si se cumple el calendario que autoimpuso el gobierno de la Primera Ministra Theresa May.

Pese a que el Brexit no es el tema del próximo "Chile Day" que se celebrará en Londres en septiembre, admite que "estará sobre la mesa", por eso lo ve como una oportunidad para despejar incertidumbre, sobre todo, con el nuevo tipo de relación que aspiran tener con la UE, contenida en el Libro Blanco que divulgaron hace poco. No obstante, queda conocer lo que diga Bruselas: ayer, el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier subrayó que la propuesta plantea muchas preguntas y choca con algunas prioridades claves del bloque.

"Para nuestra relación económica futura con la UE, el gobierno británico propone establecer una zona de libre comercio para bienes, habilitada por un reglamento común entre las partes, y la introducción gradual de un nuevo Acuerdo de Facilitación Aduanera que eliminaría la necesidad de controles entre el Reino Unido y la Unión Europea. Esto permitiría al Reino Unido controlar sus propias tarifas para el comercio con el resto del mundo y garantizar que las empresas paguen el arancel correcto o ningún arancel. Estos acuerdos coexistirían con otros distintos para los servicios y el ámbito digital", explica el diplomático.

"Ya no seremos un miembro de la UE, pero seguiremos siendo muy cercanos a nuestros socios y aliados. Nuestra relación, estoy seguro, en términos políticos y de comercio e inversión seguirá siendo muy fuerte", insiste.

Lo que Bowden pide tener en claro es que su país seguirá siendo muy activo en materia global y que mantendrá como bandera la defensa del libre comercio.

Sobre esto último, califica a Chile como un "paladín del libre comercio" por la forma como ha conectado su economía con el mundo, y, para él, este y otros aspectos comunes permitirán profundizar la relación.

Destaca áreas como los "bonos verdes" (instrumentos que sirven para financiar proyectos que contribuyen a proteger el clima), tecnología financiera y ciberseguridad.

De este último tema, este ex funcionario del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno, uno de los tres servicios de inteligencia del Reino Unido, augura una "extraordinaria" colaboración para enfrentar las ciberamenazas.

"Podemos aportar nuestra experiencia que tenemos en esta área y compartirla con Chile", promete.

Agrega que la economía digital puede "crear puestos de trabajo y generar prosperidad, pero con seguridad".

''Ya no seremos un miembro de la UE, pero seguiremos siendo muy cercanos a nuestros socios y aliados. Nuestra relación, estoy seguro, en términos políticos y de comercio e inversión seguirá siendo muy fuerte".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia