Dólar Obs: $ 788,22 | -0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.684,10
IPC: -0,10%
Daniel Avayú: cómo celebrará 10 años de sushi

domingo, 15 de junio de 2008

ÁLVARO RODRÍGUEZ VIAL
Economía y Negocios Domingo

El empresario gastronómico dejó su puesto en Indumotora para dedicarse a la comida japonesa de alta calidad.










Cuando prácticamente nadie daba un peso por los restaurantes japoneses, allá a mediados de los 90, el tercero de los hermanos Avayú, Daniel, se juntó con Ronald y Alan Küpfer, Roberto Reboni y Shin Ichiro Ootaki para darle vida a un sueño que venía fraguando hace tiempo: el primer restaurante japonés de capitales 100% chilenos. Lo bautizaron Sushihana y mantiene sus puertas abiertas hasta nuestros días.

Pero la travesía duró sólo un año pues Daniel quería un proyecto más personal y no diluido en tantas manos. Se salió junto a su socio-chef japonés, Shin Ichiro Ootaki y emprendió camino a Japón, Hawai, Orlando y Miami para comprar accesorios de hotelería. Volvió a Chile, puso fin a su paso por la administración de la empresa familiar Indumotora y colocó sus fichas para abrir, en mayo del 98, las puertas del Sakura.

Como la cosa andaba bien, en 2000 abrió el segundo Sakura, en BordeRío pero a los meses dejó partir a Ootaki, quien también quería buscar un destino más "personal" e incorporó como socio a Cristián Pérez.

En enero de 2005 vendió su primer local a Juan Walker y abrieron una franquicia de reparto a domicilio (Sakura Express) en San Damián.

Luego vino la apertura de un restaurante ultraelegante y premiado: Puerto Fuy, y al tiempo, el Ox, de carnes finas. Todo, junto a la expansión del Sakura Express en La Dehesa, La Reina y Vitacura.

En 2007 decidió concentrarse en su mejor receta: la comida japonesa internacional y las carnes premium. Por eso, se desprendió del Puerto Fuy, vendiéndole su parte al chef Giancarlo Mazzarelli y a Patricio Kreutzberger y replanteando el Sakura y el Ox.

Hoy, a 10 años de abrir sus puertas, el Sakura enfrentó un update total de carta y arquitectura interior, entregó la administración de la versión "express" a Cristián Pérez y "como los cambios no pueden ser sólo formales, me "re-uní" con mi amigo y especialista en comida japonesa Shin Ichiro Ootaki, para fortalecer la calidad de nuestro sushi".

Para no descuidar la carta fusión, incorporó al chef Francisco Mandiola, impregnándole preparaciones de mayor elaboración, "más sofisticadas".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia