Dólar Obs: $ 694,84 | -0,46% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.743,77
IPC: 0,50%
UC indagó sistema defensivo levantado entre los siglos XVI y XVIII:

Ubican vestigios de fuertes en río Biobío y piden declararlos monumentos nacionales

sábado, 23 de junio de 2018

NIEVES ARAVENA E.
Nacional
El Mercurio

Entre estas ruinas, que datan de la Guerra de Arauco, se hallaron cuatro sitios de alto valor, muy desprotegidos, cuyos expedientes ya fueron enviados al CMN.



Los vestigios del sistema de fuertes españoles, en la frontera defensiva del río Biobío durante la guerra de Arauco, son poco conocidos y aún pueden contar una historia.

Varias de estas fortificaciones y plazas militares, que datan de 1552 a 1788, fueron cubiertas por las ciudades o la vegetación nativa, según constató un equipo liderado por la Escuela de Arquitectura de la U. Católica que rastreó estas construcciones, con miras a un rescate patrimonial.

Por investigaciones del padre Gabriel Guarda sabían que hubo al menos un centenar de fuertes en la cuenca del Biobío y sus afluentes, de cordillera a mar, muchos de fosos y estacadas, muy simples y de construcción frágil. Entre estos había 14 bien reflejados en mapas de 1793, del ingeniero militar Juan de Ojeda, por encargo del gobernador Ambrosio O'Higgins, que describían el estado en que estaban estos sitios, permanentemente asolados por mapuches, tanto desde el sur como desde Los Andes. Esos planos guiaron ahora al equipo de investigadores.

De esas 14 fortificaciones (ver infografía), cuatro ya están reconocidas como monumentos nacionales (MN) en la categoría de histórico, explica el arquitecto Luis Eduardo Toloza, coordinador del proyecto de investigación UC Fondart que comenzó en 2015. Advierte, sin embargo, que pese a su importancia histórica, el sistema de fuertes no ha recibido en su totalidad la protección patrimonial que amerita.

En sitios privados

Entre las diez restantes, hallaron seis fortificaciones tapadas por la expansión de las ciudades. Por ejemplo, en la plaza de Los Ángeles, la gobernación provincial se alza sobre la otrora zona fortificada. Toloza hace la distinción entre "fuertes", solo para tropas, y "plazas", que unían población civil y militar, y solían ser el inicio de asentamientos, como ocurrió en Arauco, San Pedro de la Paz, Yumbel, Santa Bárbara, Los Ángeles y Colcura.

También ubicaron cuatro sitios (Ballenar, Príncipe Carlos, Talcamávida y Mesamávida) con vestigios patrimoniales de importancia: "Había restos de muro, de fosos y mucha arqueología a nivel de suelo que revelaban la vida ahí", señala. Todos estaban en terrenos privados y aunque la ley protege su valor arqueológico, estaban muy intervenidos y en abandono.

Tras este hallazgo, se elaboraron expedientes con su valor histórico, mapas y fotos. Los documentos fueron presentados en mayo al Consejo de Monumentos Nacionales para que sean declarados como tales y resguardados con un polígono de protección en su entorno.

Uno de los mejor conservados, Ballenar, a 15 km de Antuco, era parte de un loteo de parcelas, y -en medio del proyecto- la UC compró el terreno de 1,5 hectáreas para rescatarlo, aunque aún falta proteger su entorno, donde con uso de maquinaria se han rellenado los fosos del fuerte y se comienzan a construir casas.

En el trabajo, que se inició en el taller "Patrimonio y Territorio" del magíster, han participado investigadores de Arquitectura, Ingeniería e Historia.

PROTECCIÓN
De 14 construcciones del sistema defensivo, solo cuatro son actualmente monumentos nacionales.

"Si no protegemos estos sitios patrimoniales, cualquiera puede pasar una retroexcavadora y destruir la historia que guardan".
LUIS EDUARDO TOLOZA
Coordinador proyecto UC

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia