Dólar Obs: $ 816,58 | -0,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.275,50
IPC: 1,20%
Polémica por la situación en la frontera:

Aumenta presión contra EE.UU. por separación de familias de inmigrantes

miércoles, 20 de junio de 2018

José Tomás Tenorio Labra
Internacional
El Mercurio

A las críticas del lunes, ayer se sumaron gobiernos y empresarios. El Presidente Donald Trump defendió su política de "tolerancia cero" y volvió a responsabilizar a los demócratas por los hechos.



La polémica generada en Estados Unidos por la separación de familias de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera con México creció ayer, con una serie de críticas desde varios sectores, incluidos gobiernos de otros países, que incrementaron la presión contra la administración del Presidente Donald Trump por esta situación.

A las condenas surgidas el lunes desde sectores opositores y desde las propias filas del Mandatario por la separación de 2.342 niños de sus familias, ayer se sumó la del gobierno de México, cuyo canciller, Luis Videgaray, expresó su "categórica y enérgica condena", a hechos a los que, aseguró, "no permaneceremos indiferentes".

De la misma manera, el gobierno chileno mostró su preocupación por la situación que viven los inmigrantes menores de edad (la mayoría de ellos centroamericanos). El ministro de Relaciones Exteriores y ex embajador en México, Roberto Ampuero, aseguró que "ningún niño debe ser separado de sus padres" y que "resguardar la dignidad, el bienestar, el cuidado y la seguridad de los niños es algo central".

La Cámara de Comercio de EE.UU. fue otra de las instituciones que se sumaron al debate, al pedir a Washington que ponga fin a esta política migratoria. "Seguramente, una nación tan grande, tan generosa y compasiva como EE.UU. puede encontrar la forma de evitar separar a niños de sus padres en la frontera. Si no podemos ponernos de acuerdo en eso; entonces, no podemos ponernos de acuerdo en nada", dijo Thomas Donohue, presidente de la agrupación, en un comunicado.

Trump, quien ha adoptado una posición dura frente a la inmigración, y que por la tarde se reunió con miembros de su partido en el Congreso para tratar el tema, defendió la aplicación de esta política durante un discurso ante la Federación Nacional de Negocios Independientes. "Yo no quiero niños siendo separados de sus padres, pero cuando buscamos procesar a los padres por venir aquí ilegalmente, algo que se debe hacer, hay que separar a los niños", manifestó.

Horas antes, en una serie de tuits, el republicano volvió a responsabilizar a los demócratas por la separación de familias, al asegurar que "los demócratas son el problema. No les importa el crimen y quieren que los inmigrantes ilegales, sin importar lo malos que sean, entren e infesten nuestro país, como el MS-13 (Mara Salvatrucha). No pueden ganar con sus terribles políticas, así que los ven como potenciales votantes". Además, acusó que fue durante administraciones de mayoría demócrata en las que se aprobaron las actuales leyes de migración.

Sin embargo, las críticas apuntan al cambio en la política migratoria que entró en vigor a mediados de abril, y que fue impulsado por el fiscal general Jeff Sessions y uno de los consejeros de Trump, Stephen Miller, quienes idearon la "tolerancia cero" que ha llevado al procesamiento criminal de los inmigrantes ilegales y la subsecuente separación de sus hijos.

Para el experto en migraciones del Wilson Center, James Hollifield, los argumentos de la Casa Blanca sobre que esta medida busca frenar la llegada de criminales que se hacen pasar por padres es falsa. "La inmensa mayoría de las familias que llegan desde Centroamérica son buscadores de asilo normales", dijo el analista a "El Mercurio", a lo que agregó que, al ser una política "simbólica" del gobierno de Trump, "reunir a los menores con sus padres no será una prioridad del gobierno".

PAGO
El gobierno de Trump destinará US$ 458 millones a la organización sin fines de lucro Southwest Key Programs para cuidar a los niños inmigrantes detenidos.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia