Dólar Obs: $ 673,74 | -1,62% IPSA 1,71%
Fondos Mutuos
UF: 27.339,23
IPC: 0,20%
Keanu König, central del Colegio Alemán:

"Nos faltó tener más experiencia"

miércoles, 13 de junio de 2018

J. P. P. G. Brno
Deportes
El Mercurio

En la competencia masculina del XXV Mundial Escolar de Vóleibol ISF, los teutones finalizaron en la vigésima posición, con un saldo de dos victorias y cinco derrotas.



Después de sus merecidos triunfos frente a Holanda (25-17 y 25-22) y Portugal (25-20 y 25-18), la selección masculina del Colegio Alemán de Santiago saltó al parqué del gimnasio Ludvíka Danka para enfrentar un nuevo desafío en el XXV Mundial Escolar de Vóleibol de la Federación Internacional de Deporte Escolar (ISF).

Al frente estaba el sexteto del Grammar School de Limasol, Chipre. El vencedor del la llave disputaría el 17º lugar, mientras que el perdedor lucharía por la 19ª plaza de la competencia que reunió a 27 equipos en Brno, República Checa.

El comienzo fue aterrador. Los chipriotas se pusieron en ventaja por 19-12 frente a una irreconocible escuadra chilena. El entrenador René González cambió a buena parte del equipo y el Colegio Alemán reaccionó. Imparables, los germanos no solo revirtieron los siete puntos, sino que se pusieron en ventaja por 24-21. El primer set parecía en el bolsillo, pero los isleños volvieron a la vida para ganar espectacularmente por 26-24.

En el segundo capítulo se fueron golpe a golpe, pero el resultado fue el mismo: otro 26-24 para Chipre. La derrota caló hondo en el equipo chileno, que al día siguiente volvió a perder con Dinamarca por 25-13 y 25-19 (elenco con el que había tropezado en tres sets durante la fase de grupos), rematando en la vigésima posición de la cita.

"Lo de Chipre nos dejó con un mal gusto para el último juego y ahí también hay que tener cabeza dura. Nos faltó tener más experiencia para cerrar algunos partidos. En Chile no nos pasa mucho eso de que nos peleen uno a uno aunque estemos jugando muy bien. Todos acordamos de que simplemente falta más experiencia y cabeza", analizó Keanu König (18 años, 4º medio), quien de todas maneras valoró la actuación nacional.

"A pesar de que a simple vista el puesto 20 no se vea tan bueno, creo que es un tremendo resultado. En la fase de grupos hicimos un muy buen papel, peleamos punto a punto con equipos que terminaron entre los primeros ocho. Fue una experiencia que nos va a marcar para la vida y que vamos a saber aprovechar. Además, nos dio un punto de vista muy distinto porque en Chile se juega de cierta forma y que acá se juntaran todos los estilos de vóleibol, nos abrió la mente", añadió el central.

El punta Philipp Riebensahm (18 años, 4º medio) concordó en que la falta de experiencia en situaciones límite les pasó la cuenta. "Nos faltó haber vivido más situaciones complicadas, en las que uno disputa con otro contrincante en el punto 21-22 y donde el otro equipo realmente juega. Eso no se da mucho en Chile. De todas maneras me voy satisfecho. Ha sido muy enriquecedor para mí, para el equipo entero y para los entrenadores. Ha sido todo un logro lo que hemos hecho acá", finalizó el punta.

"(Con Chipre) no aguantó nuestra cabeza porque no tenemos tanta experiencia internacional y eso se nota al final".

"Jugamos bien la mayoría de los partidos. Me deja la bala pasada el último (con Dinamarca), siento que no representa nuestra actuación en el Mundial".

"Al principio me costó un poco llevar la capitanía, pero partido a partido me fui soltando y creo que el equipo también lo sintió así".
CRISTÓBAL PREUSS, opuesto y capitán del Colegio Alemán.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia