Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
JAIME HIJO, SANDRINA Y ANITA REPRESENTARÁN A CHILE EN SQUASH

La dinastía Pinto no se acaba: competirá por partida triple en los Odesur

martes, 22 de mayo de 2018

Rebeca Ampa
Deportes
El Mercurio

La familia escribirá en Cochabamba un nuevo capítulo de su legendaria bitácora, que iniciara hace más de medio siglo, cuando el padre defendía los colores nacionales en la Copa Davis y su esposa, Ana María, hacía lo propio en la Fed Cup.



Están unidos por una raqueta. Y aunque ninguno de los tres hijos de Jaime Pinto siguió su camino en el tenis, todos comparten la pasión por el deporte, que también heredaron de su madre, Ana María Arias. El squash es la disciplina que cautivó a los herederos del ex capitán de Copa Davis y que hoy los tiene alistándose para participar, una vez más, en los Juegos Odesur.

A sus 78 años, el padre va por el mundo junto a su compañera desde hace más de medio siglo, disputando torneos en el circuito para séniors. "Entre el 10 y 17 de junio jugaremos en Lima un campeonato que es de grado A, uno de los cuatro grandes que se hace en Sudamérica. Después nos vamos a Bruselas y Birmingham, y de ahí aprovecharemos de ver Wimbledon", cuenta el ex 73º de la ATP.

"Llevo casi toda la vida dedicado al tenis. Empecé tarde, a los 14, ahora ya tengo más de 70, y sigo participando en los campeonatos, que es lo que me mantiene activo, sano y feliz", añade.

Ana María no había cumplido aún 20 años cuando conoció a su futuro esposo. "Era una 'lola' cuando coincidimos en un torneo en Buenos Aires. Y aunque entonces no había ranking de la WTA, se te invitaba por los resultados. Por ello pude jugar Roland Garros y Wimbledon, siendo soltera. Era número 1 de Argentina, por eso entré a jugar. Pero justo en la semana que nos casamos fui seleccionada para disputar la Fed Cup, por lo que no fui, y eso me permitió jugar más adelante por Chile", cuenta la también presidenta de la Odaset (Organización Damas Seniors Tenis).

En 1979, el matrimonio -que entonces ya tenía a su primogénita, Sandrina- inauguró un club de tenis en Camino El Alba, en Las Condes. Pocos días después nacería Jaime hijo y un año después, la última, Anita. "Los niños no venían por varios años, hasta que hice un tratamiento y pude por fin quedar embarazada. Después llegaron uno tras otro", recuerda sonriente Arias. "A todos mis hijos les enseñé a jugar tenis casi desde la barriga", anota.

Lo refrenda Jaime junior: "Empecé en el tenis a los 3 años, pero a los 14 me cambié al squash , ya cuando el club transformó sus canchas. Y felizmente, creo, pudimos trascender. Tengo 39 ahora y desde los 16 estoy en la selección adulta. Junto a Anita hemos ganado medallas en dobles mixtos, y en Cochabamba jugaré dobles junto a Max Camiruaga. Sabemos que países como Colombia y Argentina son potencias a nivel sudamericano, pero vamos decididos a pelear una medalla".

"A mis 40 años sigo vigente, aunque sé que estamos sobre el promedio. Voy a jugar hasta que me dé el cuerpo, pero en el equipo espero que pueda haber recambio. En mis planes está disputar estos Odesur, donde jugaré el dobles mixto con Rafael Allendes, para luego retirarme del plano profesional y seguir compitiendo en los torneos séniors internacionales", destaca Sandrina.

Anita, en tanto, combina su faceta deportiva con la de mamá. Está casada con el peruano Álvaro Carranza, en su momento uno de los mejores exponentes de la disciplina en su país, con quien tiene dos hijos: Agustín (17) y Amalia (10). "Felizmente tengo apoyo para poder hacer las dos cosas. Al igual que mis hermanos también empecé en el tenis y luego lo cambié por el squash . En los Odesur jugaré dobles junto a Gisele Delgado. Juntas ganamos el Panamericano específico y ahora iremos a pelear el oro".

La familia hoy está embarcada en otro gran desafío para las próximas semanas: traer a Santiago al ex número uno del mundo en squash , el francés Gregory Gaultier (4º PSA), quien jugará una exhibición ante el peruano Diego Elías (12º) el 30 de junio en su club de Las Condes.

JAIME PINTO BRAVO JUGÓ POR LA COPA DAVIS ENTRE 1963 Y 1975: GANÓ 15 PARTIDOS Y PERDIÓ 13, ENTRE SINGLES Y DOBLES.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia