Dólar Obs: $ 678,21 | -0,80% IPSA -0,46%
Fondos Mutuos
UF: 27.389,73
IPC: 0,30%
¡Más de 150 empresas latinomericanas hacen corporate venturing!

martes, 15 de mayo de 2018

Economía y Negocios Online


Claudio Barahona Country Manager de Wayra, innovación abierta de Telefónica

A principios de año tuve la fortuna de asistir al principal encuentro mundial de Innovación Corporativa, el Global Corporate Venturing & Innovation Summit (GCVI Summit), que se desarrolló en Monterey, Estados Unidos. Allí vi con entusiasmo cómo más de 700 grandes empresas estuvieron durante dos días debatiendo sobre las distintas herramientas para invertir en startups, mediante el corporate venturing y conversar sobre las variadas metodologías para que las grandes empresas puedan colaborar y trabajar junto a emprendedores.
El corporate venturing es una herramienta de sobrevivencia para las grandes empresas en este nuevo mundo digital, donde empresas jóvenes como Netflix, transforman industrias tradicionales y hacen desaparecer a compañías como Blockbuster. Así lo entienden las cinco empresas de mayor valor bursátil en el mundo, como Facebook, Apple, Amazon, Microsoft y Google, que tienen el corporate venturing en su ADN.

Me generó entusiasmo saber que sólo en 2017, más de 2.234 grandes empresas o corporaciones invirtieron un total de 109 mil millones dólares en startups a nivel mundial. Y me llamaron la atención casos como Intel Capital, que ha invertido más de 20 mil millones de dólares en empresas digitales emergentes en países como Estados Unidos, China e Israel, o compañías como Comcast o Telefónica, que tienen a la innovación como eje central en su plan estratégico, jugando un rol clave la vinculación con las nuevas tecnologías que surgen fuera de sus instalaciones. Tampoco podría dejar de mencionar al Grupo Bimbo, que proviene de la industria mucho más tradicional, como es la de los alimentos -panificación- y que han incursionado de gran manera en el corporate venturing a través de Bimbo Ventures y su aceleradora de startups.

Y es más, estas empresas trabajan bajo una lógica de “ganar-ganar”, con lo que logran fortalecer su roadmap de productos, invirtiendo fuerte en las startups que representan oportunidades claras para sus compañías.

Sin embargo, todo este entusiasmo se fue a piso al buscar datos sobre América Latina. Porque no solo es difícil encontrarnos en el mapa de inversiones, sino que prácticamente no hay información disponible sobre ellas. Peor fue mi reacción al darme cuenta que en este encuentro, de más de 700 grandes empresas, prácticamente no asistió ningún latinoamericano.

Me encontré con dos ejecutivos chilenos, una colombiana y dos brasileños, es decir, seis latinoamericanos de un total de 700 grandes empresas. Definitivamente, no podemos quedarnos abajo, por lo que las grandes empresas de la región tenemos un gran desafío y oportunidades, para sumarnos a las tendencias globales de innovación.
Es por esta realidad que decidimos conocer la situación real a la que nos enfrentamos en este lado del mundo y comenzamos a hacer un levantamiento de la situación del corporate venturing en la Región. Para ello nos unimos con el Programa de Desarrollo Emprendedor (Prodem) que es una autoridad Latinoamericana en cuanto a la investigación, difusión y apoyo técnico al desarrollo de innovación de empresas, que es liderado por Hugo Kantis, un reconocido especialista latinoamericano en diseño y evaluación de programas y políticas de emprendimiento.

Sabemos que hay empresas en la región haciendo innovación abierta, creando aceleradoras corporativas, haciendo venture capital corporativo o mecanismos de vinculación con startups, pero no existía ninguna investigación que diera cuenta de ello. Y así, luego de meses de intenso trabajo del equipo de Prodem, la sorpresa fue mayúscula: ¡Hay más de 150 grandes empresas haciendo corporate venturing en Latinoamérica!

Si bien muchas de estas empresas aún están en una fase más bien de curiosidad y experimentación, lanzando sus primeras convocatorias abiertas o realizando “hackatons” para vincularse con startups, ya hay algunas que han dado un paso más profundo y que crean sus propios fondos de venture capital, como Cemex y Mercado Libre. Podemos afirmar que hay 150 grandes empresas trabajando con más de 2 mil startups, lo que a todas luces es notable, pero no suficiente. En Chile fueron identificadas 25 grandes empresas haciendo corporate venturing, pero sólo tres de ellas están realmente invirtiendo, lo que demuestra que aún falta mucho por hacer.

En el año de la transformación digital, es relevante entender que esto no podría existir sin el corporate venturing. La transformación no debe ser sólo de llevar lo físico a lo digital, sino que debe ser un modelo de negocio y la forma en hacer empresa, incluyendo por supuesto un cambio cultural de la organización. Y en eso las corporaciones tienen mucho que aprender de las startups, que nacen digitales y globales desde el primer minuto.

El trabajo conjunto de startups y grandes empresas es beneficioso para ambas partes. Las primeras pueden tener acceso al mercado, a capital, escalabilidad, infraestructura y conocimiento, mientras que las grandes compañías encuentran en las startups agilidad, soluciones innovadoras y nuevo talento, que luego puede ser incorporado.

Chile no está ajeno a este escenario y es alentador ver cómo grandes referentes del empresariado como la SOFOFA, ICARE y la CPC están impulsando iniciativas para difundir en su campo de acción los beneficios del corporate venturing y la innovación abierta. Las grandes empresas latinoamericanas deben reaccionar rápido y aventurarse en algo que les puede resultar desconocido, pero totalmente necesario ante los tiempos de cambio. Al menos, ya son más de 150 las que lo han entendido y esperamos que se sigan sumando muchas más a este entorno de innovación.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia