Dólar Obs: $ 668,44 | 0,35% IPSA -0,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.238,42
IPC: 0,40%
Louis Gómez, académico de UCLA e investigador de la Fundación Carnegie:

Trabajar en red ayuda a los colegios a encontrar nuevas soluciones a viejos problemas

domingo, 13 de mayo de 2018

M. Cordano
Educación
El Mercurio

La colaboración entre establecimientos permite abrirse a otras perspectivas. Para formar una red seria, es importante saber medir su impacto, plantea el especialista.



Hace poco más de un año, el estadounidense Louis Gómez escuchó sobre las dificultades que estaba teniendo un colegio público de California para enseñar sobre álgebra: aunque los profesores pasaban la materia que el currículum les exigía, las pruebas mostraban que los niños no estaban aprendiendo.

Poco después, Gómez supo que un colegio privado de la zona sufría los mismos problemas. Averiguando más, notó que el inconveniente no distinguía entre instituciones; establecimientos con orientación religiosa, centrados en los deportes o que seguían la modalidad charter -reciben fondos de gobierno, pero operan de manera independiente- también tenían este tipo de complicaciones. "Fue así como nació la idea de crear una red de escuelas dedicadas a mejorar la forma en que se enseñaba sobre álgebra. Está recién comenzando, pero tiene mucho potencial", comenta Gómez, doctor en Psicología, académico de la Universidad de California en Los Angeles e investigador de la Fundación Carnegie para el Avance de la Enseñanza.

"Lo que prima es que todos tienen un mismo problema por resolver. Por lo mismo, no importa que los colegios sean distintos", explica. "Y es que la diversidad es clave a la hora de encontrar nuevas soluciones a problemas comunes. Un grupo diverso es más creativo que uno homogéneo: si lo que se quiere es conseguir nuevas ideas, es necesario reunir a personas que vean el mundo desde distintas perspectivas".

A través de la Fundación Carnegie, Gómez y su equipo ayudan a redes escolares a organizarse. Ya sea a través de reuniones cara a cara o mediante encuentros virtuales mediante distintas plataformas tecnológicas.

Coherencia

Louis Gómez habló del trabajo colaborativo entre escuelas durante su paso por Chile, donde participó como expositor en el Seminario "¿Qué es la ciencia del mejoramiento escolar? Aprendiendo del caso de las redes", que organizó el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (Cedle). El centro está compuesto por las universidades Diego Portales, Alberto Hurtado, de Talca y Católica de Temuco.

En Chile, el académico también se refirió a la importancia de medir el impacto que tiene reunir a un grupo de personas alrededor de un mismo tema.

"En el caso de la red de profesores de álgebra, una medición concreta podría ser qué tanto ha mejorado el aprendizaje de los alumnos desde su creación. Pero también es importante poder ir más allá de eso; preguntar a quienes la integran si sus conexiones personales y profesionales han crecido, y qué tanto sienten que les ha servido eso. Por ejemplo, puede que se hayan armado microrredes dentro del mismo grupo", indica Gómez.

Asimismo, al crear una red de educación es importante medir si entre sus miembros existe un discurso coherente, que dé a entender que todos apuntan hacia una misma dirección. "Es importante que las redes se tomen el tiempo de analizar si quienes las integran tienen una narrativa común. No es algo difícil. Basta con que alguien pregunte qué es lo que se está haciendo. Si las respuestas son similares, eso deja en evidencia que se está comenzando a construir una cultura común de trabajo. Una medición a nivel técnica -¿aprenden o no de matemáticas?- es necesaria, pero igual de crítico es medir los factores que se relacionan con la organización y la cultura que se busca promover".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia