Dólar Obs: $ 782,71 | 1,15% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.147,47
IPC: 0,80%
Encuentros y talleres solo para mujeres:

Se buscan integrantes para una selección nacional femenina de matemáticas

domingo, 13 de mayo de 2018

J. MARCANO
Educación
El Mercurio

Según estimaciones de la Sociedad Matemática de Chile, el porcentaje de mujeres que participa en la versión nacional de las Olimpíadas de Matemáticas se ha mantenido entre un 20% y un 30% desde hace tres décadas. Ahora esperan avanzar en la equidad de género a través de nuevas estrategias.



Camila Guajardo (16) dice que hay un hecho que la marcó para siempre. "Estaba en la olimpíada mundial de 2017 y un día nos separaron de los hombres para sacarnos una foto y mostrar las pocas que éramos. Ahí me quedó dando vuelta la idea de buscar más chicas que quieran participar", cuenta esta alumna de 3° medio y única mujer del equipo que competirá por Chile en la 59ª versión de la Olimpíada Internacional de Matemáticas que se realiza en Rumania en julio.

La minoría femenina en este certamen no es asunto nuevo para el país. Desde 1994, cuando Chile participó por primera vez, solo cuatro mujeres han competido, versus 49 hombres.

Ahora, con la idea de que más niñas y adolescentes se acerquen a las olimpíadas, la Sociedad Matemática de Chile (Somachi) creó el "Entrenamiento matemático femenino". Se trata de una actividad abierta y gratuita en la que alumnas de 8º básico a 3º medio buscan resolver problemas matemáticos de tipo olímpico todos los jueves del año a las 17:00 horas.

El pasado cinco de abril se realizó la primera sesión del entrenamiento, el cual se gestó en alianza con la Universidad Católica (UC) y se realiza en el Campus San Joaquín de esa casa de estudios.

"Los objetivos los tenemos bien claros", dice Sandra Garrido, coordinadora del programa.

"Queremos equiparar las nóminas en concursos internacionales y creemos que se puede lograr a medida que vayan compitiendo más mujeres en las Olimpíadas nacionales y se visualicen para las mundiales", dice Garrido. A la primera jornada llegaron 110 interesadas, "incluso de regiones", cuenta.

Con el entrenamiento se espera formar un equipo de seis estudiantes que representen a Chile en las Olimpíadas Matemáticas Femeninas Europeas (EGMO, por sus siglas en inglés) que se realizarán en Ucrania el próximo año.

"Chile recibe la invitación desde hace varios años y no hemos ido porque no hemos podido juntar un grupo de cuatro niñas un mismo año".

Lissette Marchandón (15), alumna de 2° medio del Instituto Alonso de Ercilla que participa en el taller y está decidiendo si dedicarse a la medicina o a las matemáticas, dice que espera ser una de las primeras chilenas en asistir.

"A veces me siento bicho raro, pero no me da vergüenza ni miedo competir. Creo que tanto mujeres como hombres tenemos las mismas posibilidades", dice convencida.

Las mateas

También bajo el alero de la Somachi, Anita Rojas, profesora del Departamento de Matemáticas de la U. de Chile, abrió el "Campamento de Matemáticas para Alumnas y Profesores de Enseñanza Media", conocido como "Campamento MateA" y al cual se puede postular desde la página web www.matea.cl.

La actividad, que dura una semana, se realizó por primera vez en 2017 y se espera que continúe cada enero en la Facultad de Ciencias de la U. de Chile.

La jornada parte con una conferencia en la que una mujer matemática cuenta su experiencia en el área, luego comparten una colación y posteriormente realizan talleres en los que resuelven problemas.

"Esperamos que la participación en olimpíadas sea un efecto colateral, que se empoderen, que pierdan el miedo y la vergüenza a equivocarse", dice Rojas. "Muchas no se presentan a participar porque se autocensuran y piensan que no son tan buenas o que tendrían que ser unos genios para competir".

Las nuevas medidas buscan cambiar una situación que ocurre desde hace 30 años. Aunque no existen cifras oficiales, asegura Samuel Navarro, miembro de la Somachi y del comité organizador de las Olimpíadas nacionales, la institución estima que el porcentaje de mujeres en esta competencia se ha mantenido entre un 20% y un 30% desde que el concurso arrancó, en 1989.

Si bien la competencia parte de forma más o menos pareja a nivel de colegios, cuenta Navarro, la brecha de género se amplía a medida que la dificultad aumenta.

El porcentaje de medallistas da cuenta de ello. Según explica Garrido, 31% de las jóvenes obtiene medalla en el primer nivel, pero solo el 11% gana alguna en el siguiente.

"Tiene que ver con el concepto de desesperanza aprendida. Ellas saben que están en un contexto en el que históricamente les ha ido peor y los resultados tienden a repetirse", explica Garrido.

Para María Isabel Cortez, miembro del colectivo Mujeres Matemáticas, mejorar la participación de mujeres en el área no pasa por enseñarles a competir. "Más que falta de competitividad, creo que el problema es falta de confianza, porque desde chica nos dicen que no hagamos ciertas cosas, mientras que a ellos se les incentiva a que exploren. Más que fomentar la competitividad, me preocuparía de aumentar la confianza diversificando el tipo de actividades", reflexiona la matemática.

Navarro agrega: "Esto tiene que ver con un problema social. Se ha entendido como algo natural que la matemática es un camino de hombres, y esa idea se refuerza desde el colegio".

Según el Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo de la Unesco, (Terce), tres de cada diez profesores chilenos creen que las habilidades para aprender matemáticas dependen del sexo, y el 85% de ellos asegura que los hombres son más capaces.

4
mujeres versus 49 hombres han representado a Chile en las Olimpíadas Internacionales de Matemáticas (IMO, por sus siglas en inglés) desde 1994, cuando el país ingresó a la competencia.

1
mujer y 3 hombres conforman el equipo que este año representará a Chile en la IMO.

"Me parece inaceptable que, por lo general, no aparece una segunda chica en las Olimpíadas nacionales, sino hasta que sale de cuarto medio la que ya estaba".
CAMILA GUAJARDO
ESTUDIANTE DE 3° MEDIO Y MIEMBRO DEL EQUIPO OLÍMPICO DE MATEMÁTICAS DE CHILE.

"Me he sentido como bicho raro. Hay gente que todavía me dice '¿cómo te gustan tanto las matemáticas?', y se sorprenden de que me vaya tan bien".
LISSETTE MARCHANDÓN
ESTUDIANTE DE 2° MEDIO Y MIEMBRO DEL COMITÉ OLÍMPICO DE MATEMÁTICAS DE CHILE.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia