Dólar Obs: $ 784,28 | 0,91% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.660,96
IPC: 0,10%
Donald Trump anunció salida del pacto y la reinstauración de sanciones económicas:

Retirada de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán aumenta incertidumbre en Medio Oriente

miércoles, 09 de mayo de 2018

Nicolás García y José Tomás Tenorio
Internacional
El Mercurio

Aliados europeos se mostraron decepcionados y Teherán dijo que podría volver a enriquecer uranio "más que antes".



De poco sirvieron las peticiones de sus aliados europeos. El Presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán, en la que podría ser la decisión de seguridad nacional más determinante de sus 15 meses de gobierno y una amenaza para la estabilidad de Medio Oriente.

En un discurso en el que acusó a Irán de "secuestrar y torturar" a estadounidenses y financiar el terrorismo, el Mandatario aseguró ayer que el acuerdo atómico -uno de los grandes logros de su predecesor, Barack Obama- le entregó "miles de millones de dólares" a Teherán a cambio de "débiles limitaciones" a su programa nuclear.

"Este fue un acuerdo horrible que nunca debería haber sido firmado", manifestó Trump, para quien "es una ficción que Irán quiera un programa nuclear pacífico". Como "prueba definitiva" de esto, el republicano citó los documentos presentados la semana pasada por Israel sobre un supuesto programa nuclear secreto iraní. Expertos y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) desestimaron las pruebas israelíes al asegurar que no hay indicios de que Teherán esté produciendo armamento nuclear.

El pacto abandonado por Trump fue firmado en 2015 por Estados Unidos, Irán, Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China. Su objetivo era limitar la capacidad de Teherán de enriquecer uranio que sirve para ojivas nucleares, a cambio de levantar algunas de las sanciones económicas que le habían sido impuestas y que habían mermado su economía (ver tema relacionado). Ahora, Washington repondrá las sanciones a Irán "y a cualquier otro país que lo ayude", advirtió Trump. "Estados Unidos ya no hace amenazas vacías, cuando hago promesas las cumplo", sentenció el Mandatario, quien criticó duramente el acuerdo durante la campaña presidencial de 2016 y que había advertido en varias ocasiones que se retiraría si no se endurecía.

Al rescate del pacto

Con Estados Unidos fuera, el Presidente iraní, Hassan Rohani, redobló sus esfuerzos por mantener a flote el acuerdo clave de su gobierno.

El Mandatario mandó a su canciller a que dialogue con los miembros restantes del pacto para analizar la situación. Aunque se mostró convencido de que puede seguir sin EE.UU., dijo haber ordenado a la Organización de Energía Atómica del país que esté preparada para adoptar "medidas en caso necesario", incluido el enriquecimiento de uranio sin límites.

La decisión de Trump amenaza con golpear las transacciones financieras globales de Irán y presionar aún más su volátil economía. También podría poner en jaque las inversiones europeas establecidas en el país desde que el acuerdo fue implementado en 2016. El nuevo regimen de sanciones les da a las compañías entre 90 y 180 días para terminar sus operaciones en Irán, detalló el Departamento del Tesoro.

Trump se mostró seguro de que las presiones económicas obligarán a Irán a repactar el acuerdo, pero el vicepresidente del país, Eshaq Jahangiri, negó esa posibilidad: "Negociar nuevamente con Estados Unidos sería ingenuo", dijo ayer.

Aunque celebrada por Israel y Arabia Saudita, la decisión estadounidense decepcionó a la mayoría de sus aliados.

La UE expresó su "determinación" a preservar el pacto nuclear, mientras que la ONU llamó al resto de los países firmantes a mantenerlo.

"Nuestros gobiernos siguen determinados en garantizar la implementación del acuerdo, y trabajarán con ese objetivo con las otras partes que sigan comprometidas", indicaron Francia, Reino Unido y Alemania en un comunicado conjunto. Estos tres países -que impulsaron una campaña diplomática en las últimas semanas para que Trump se mantuviera en el pacto- "lamentan" su decisión, según dijo en Twitter el Presidente galo Emmanuel Macron.

Los europeos consideran que el acuerdo es la última barrera para una carrera armamentística en Medio Oriente, por lo que el anuncio de Trump genera incertidumbre en la relación con sus aliados, además de abrir la posibilidad de nuevas tensiones con Rusia y China.

"El acuerdo puede continuar sin Estados Unidos, pero si Washington introduce sanciones contra las compañías europeas, rusas o chinas que comercien con Irán, podría forzarlos a salirse del acuerdo", dijo a "El Mercurio" Tarja Cronberg, experta en Irán del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por su sigla en inglés).

La salida de Estados Unidos también amenaza con tensar la compleja situación interna de Irán, donde hay un debate abierto entre facciones políticas que defienden mantenerse en el pacto y otras que plantean que el país debería retirarse inmediatamente y volver a enriquecer uranio.

"Un reinicio del programa nuclear iraní tendría consecuencias profundas y desestabilizadoras para todo Medio Oriente. En el corto plazo, los israelíes estarían en alerta y las opciones militares volverían a estar sobre la mesa. A mediano plazo, los sauditas y otros países de la región podrían intentar crear sus propias armas nucleares", aseguró a este diario Richard Baffa, analista senior para Medio Oriente de la Rand Corporation.

La reacción militar de Israel llegó inmediatamente y ayer el país ya se encontraba "en alerta ante un ataque" desde Siria luego de haber detectado "actividad irregular de las fuerzas iraníes".

''Esto es una guerra psicológica, no dejaremos que Estados Unidos gane. Estoy feliz de que el personaje molesto haya dejado el acuerdo". ............................................................................................................................. Hassan Rohani PRESIDENTE IRANÍ.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia