Dólar Obs: $ 709,81 | 0,39% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.027,99
IPC: 0,20%
Presidente comenzó su cuarto mandato:

Putin promete levantar la economía rusa y mantener una política exterior firme

martes, 08 de mayo de 2018

Erika Lüters Gamboa
Internacional
El Mercurio

Una tarea que se prevé difícil para una potencia militar, que tiene indicadores de desarrollo aún bajos para su estatus.



Con el compromiso de convertir a Rusia para 2024 en una de las cinco primeras economías del mundo, Vladimir Putin asumió ayer su cuarto período presidencial en una ceremonia austera si se compara con otras del pasado, aunque con rasgos imperiales.

"Haré todo lo posible para aumentar el poder, la prosperidad y la gloria de Rusia", aseguró ante los más de 6.000 invitados en el Gran Palacio del Kremlin. Entre ellos, el ex Canciller alemán Gerhard Schröder, ejecutivo de la petrolera estatal rusa Rosneft, y el actor estadounidense de películas de acción Steven Seagal.

Putin (65) comenzará sus próximos seis años en el poder en medio de tensiones con Occidente, que le aplica sanciones económicas desde 2014 debido a la anexión de la península de Crimea y la guerra en Ucrania.

A ello se suman las discrepancias por el apoyo de Moscú al Presidente sirio Bashar al Assad y las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EE. UU., y, recientemente el supuesto envenenamiento de un ex doble espía ruso en el Reino Unido.

Putin, reelegido Presidente en marzo con el 76,7% de los votos, designó nuevamente a Dimitri Medvédev al cargo de Primer Ministro. Se da por descontado que su candidatura será aprobada por la Cámara Baja del Parlamento, controlada por el partido oficialista Rusia Unida.

"Rusia para la gente. Ese debe ser el centro de nuestra política", dijo Putin antes de firmar una serie de decretos con objetivos estratégicos para el próximo sexenio. Entre estos, reducir a la mitad los niveles de pobreza, que en estos momentos afecta a unos 20 millones de rusos o el 13% de la población, y construir 120 millones de metros cuadrados de viviendas. El gobierno aún tiene reformas pendientes como elevar la edad de jubilación (hoy es de 60 años para los hombres y 55 para las mujeres), aumentar la carga fiscal a empresas y a particulares, y dar más libertad y garantías a la iniciativa privada.

Los analistas creen que para Rusia no será fácil convertirse en una de las cinco principales economías mundiales, ya que el país viene de una contracción en 2015 y 2016. Este año podría no crecer más que un 2%, según el FMI.

Pese a que la comunidad internacional acepta a Rusia como una gran potencia, sus cifras no lo demuestran: tiene un PIB de US$ 3,8 billones. El PIB per cápita ruso fue en 2016 de US$ 26.930 (el de Chile el mismo año fue US$ 24.005, según el FMI, con poder de paridad de compra). La esperanza de vida es de 70,9 años (en Chile es de 80,5 años, según la OMS). Ayer, Putin dijo que su meta es que la expectativa aumente a 78 años durante el próximo sexenio.

El Presidente aprovechó la ceremonia para presentar su nuevo vehículo oficial, fabricado en Rusia y bautizado como "Cortege", cortejo en ruso. Según el diario español El Mundo, el mensaje que quiso dar es que "Rusia ya se mueve por sí misma". Sin embargo, Rusia exporta petróleo, gas natural y otras materias primas, pero importa todo lo demás.

Su gobierno quiere promover ahora la rápida introducción de la tecnología digital en la economía y el uso de altas tecnologías en sectores básicos como la industria procesadora y el sector agroindustrial.

"La parte más conmovedora de su discurso es su énfasis en la innovación, cuando al mismo tiempo su gobierno ha prohibido Telegram, el servicio de mensajería utilizado ampliamente en Rusia", comentó a "El Mercurio" William Courtney, experto en Rusia de la Rand Corporation.

La primera visita oficial que recibirá el líder ruso será la de la Canciller alemana, Angela Merkel, el 18 de mayo, en Sochi.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia