Dólar Obs: $ 829,94 | 1,26% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.709,87
IPC: 1,30%
Gobierno anunció indicación para prohibir su entrega en el comercio

El mercado de las bolsas plásticas en Chile: se producen 3.400 millones al año y el 90% va a dar a vertederos

domingo, 06 de mayo de 2018

Carlos Agurto López
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

En la industria quieren que el tema se regule, aunque están en contra de la prohibición total del uso. Con más de 50 comunas ya aplicando restricciones vía ordenanzas, cuyo cumplimiento es voluntario, las empresas ya están acusando efectos en el negocio como baja en ventas y despidos.



"Estamos avanzando hacia la prohibición de las bolsas plásticas. ¿No es así, ministra?", consultó el Presidente Sebastián Piñera a la titular del Medio Ambiente, Marcela Cubillos, buscando su complicidad. "Así es, Presidente", respondió la secretaria de Estado, durante la celebración del Día de la Tierra en el Parque Cantalao de Peñalolén.

Fue en esa actividad, desarrollada a fines de abril, que el Gobierno dio las primeras luces de un anuncio que concretó hace una semana, y que sorprendió a la industria del plástico: el Ejecutivo ingresará una indicación sustitutiva al Congreso para establecer la prohibición de entregar bolsas plásticas en todo el país.

"Chile no puede demorarse más en contar con una legislación al respecto. Por eso, nuestra intención es presentar la indicación al boletín legislativo que esté más avanzado", explica a "El Mercurio" la ministra Cubillos.

Es que según cifras del Gobierno, medido en unidades, en Chile se utilizan nada menos que unos 3.400 millones de bolsas plásticas al año, en promedio, unas 200 por persona, de las cuales el 90% va a dar a vertederos, rellenos sanitarios u otros destinos.

Industria de las bolsas plásticas mueve unos US$ 60 millones al año

Pese a que aún no hay claridad respecto del proyecto en que será incluida dicha indicación (ver recuadro), la preocupación ya está instalada en la industria del plástico, que al año mueve alrededor de US$ 60 millones solo en este mercado de las bolsas, y con un consumo anual de unas 25 mil toneladas de "bolsas camiseta", el nombre con el que se conoce a las típicas bolsas que dan en los supermercados.

La visión de la industria afectada es que la solución "no implica necesariamente la prohibición", dice Nicolás Bär, director ejecutivo de la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla).

Para este gremio, la regulación debiera diferenciar las bolsas pequeñas y ligeras que tienen un solo uso -presentes en el comercio minorista o ferias libres- de las bolsas con un segundo uso ambientalmente eficiente, como contenedoras de basura domiciliaria, principalmente presentes en supermercados y multitiendas.

Además, propone la inclusión de las bolsas plásticas como producto "prioritario" en la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), de modo que así se regule su reciclaje.

También plantean el cobro de las bolsas en el comercio, y por otro lado que aumente el uso de material reciclado en su fabricación, que según sus cálculos llega a solo el 10%.

"Nosotros creemos que fácilmente se puede subir por lo menos a 30%. Si eso ocurre, y además se toma mayor conciencia y se usa menos cantidad de bolsas -por ejemplo, baja 40% el consumo de bolsas-, la cantidad de materia virgen que entra al sistema disminuye 53%. Esa es una solución real, en la línea de una mejor gestión de los residuos", explica el dirigente.

"¿Para qué inventamos la rueda? Hay que ver la evidencia internacional. Los países que hoy prohíben las bolsas son africanos, y lo hacen por otras razones (colapso de los sistemas de alcantarillado). ¿Qué hacen en países desarrollados? En Francia te entregan bolsas, pero las tienes que comprar. Nosotros nos vamos a comparar con países africanos, que están en un nivel de desarrollo en estos temas bastante menor que lo que esperamos, o con los países que han solucionado estos temas", plantea.

La prohibición de las bolsas plásticas afectaría a más de 2.500 familias, según la industria

Es que, más allá de la regulación que anunció el Gobierno, en la actualidad ya hay 58 comunas que han establecido regulaciones a la entrega de bolsas plásticas para el comercio, aunque hasta ahora su implementación sigue siendo voluntaria (ver recuadro). Porque la Contraloría General de la República ha señalado que dicha medida debe ser establecida por una norma de rango legal, considerando que vulneraría el derecho a desarrollar cualquier actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o la seguridad nacional, establecida en la Constitución.

Ante este escenario, los actores de la industria creen necesario avanzar en una regulación que termine con la incertidumbre jurídica, que ya ha tenido efectos en sus negocios.

"Las ordenanzas no son legales y nosotros no hemos hecho nada en contra de eso. Hemos tratado de irnos reinventando. Esa ha sido nuestra opción. Pero mientras antes se determine una regulación, es mejor para nosotros", plantea Claudio Morales, gerente comercial de Plásticos Mendoza.

Esta empresa, proveedora de bolsas plásticas para supermercados de Cencosud, Walmart, Tottus, Sodimac y Farmacias Cruz Verde, ha visto reducir sus ingresos tras la entrada en vigor de las ordenanzas municipales. "El efecto inicial fue caótico. Hemos tenido que renegociar con los bancos; la venta bajó entre 20% y 25%; debimos despedir gente. Nuestra planilla de trabajadores pasó de 150 a 130 personas. Eso para cualquier empresa es complejo", añade Morales.

Según estimaciones del gremio, la prohibición de las bolsas plásticas afectaría a más de 2.500 familias, por la pérdida de empleos que conllevará el término de este subsector de la industria plástica.

"Solo para nosotros ha significado una baja de $300 millones mensuales", acusa el gerente de Plásticos Mendoza. Por lo tanto, asevera que la eliminación total de las bolsas plásticas sería desastrosa para el sector. "Si nos dicen 'mañana no hay bolsas plásticas', lo más probable es que tengamos que cerrar la empresa", dice Morales.

Una bolsa tradicional de supermercado cuesta $12 y una biodegradable, $50

El cambio en la tendencia del mercado está obligando a la reinvención de los productores de bolsas plásticas, pero estos se encuentran con dificultades. Por ejemplo, la baja tasa de reciclaje.

"Si nosotros tuviésemos que aumentar el volumen de reciclado, tendría que ser importando basura (bolsas plásticas). Chile no produce la cantidad necesaria de reciclado para lo que se consume", explica Morales.

Otro de los caminos es avanzar hacia la elaboración de bolsas biodegradables. "Estamos haciendo unos proyectos con Tottus. Con algunas tiendas de retail también hemos hecho algo. Pero es un producto bastante más caro que una bolsa convencional. El valor es tres o cuatro veces más caro. Una bolsa tradicional de supermercado cuesta como $12, una bolsa biodegradable cuesta como $50", admite el ejecutivo.

Sin embargo, la propia ministra Cubillos señala que no existen las bolsas plásticas "biodegradables". "Las bolsas plásticas de materiales como el polietileno o polipropileno requieren de procesos industriales para su degradación, por lo que cuando se van al vertedero o relleno sanitario no se degradan", explica.

"Las ordenanzas no son legales y nosotros no hemos hecho nada en contra de eso. Hemos tratado de irnos reinventando. Esa ha sido nuestra opción. Pero mientras antes se determine una regulación, es mejor para nosotros como industria"
Claudio Morales
gerente comercial de Plásticos Mendoza.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia