Dólar Obs: $ 688,76 | 0,48% IPSA 0,13%
Fondos Mutuos
UF: 27.474,24
IPC: 0,30%
Apoyo transversal del empresariado a este tipo de financiamiento:

Bolsa de Comercio y Sofofa impulsan el mercado de bonos verdes en Chile

miércoles, 25 de abril de 2018

Juan Manuel Villagrán S.
Economía y Negocios
El Mercurio

Aguas Andinas y CMPC han emitido este tipo de deuda con un alto interés de inversionistas. Iniciativa fue inspirada en la Bolsa de Valores de Luxemburgo.



El mercado de los bonos verdes, que es el segmento de renta fija donde empresas emiten deuda para que el mercado de capitales pueda financiarles proyectos que posean beneficios ambientales, ya llegó a Chile.

La semana pasada Aguas Andinas se erigió como la primera empresa en colocar un bono verde en el mercado local, lo hizo por 1,5 millones de UF (US$ 67,6 millones) y se sumó a CMPC, que ya había emitido un bono de este tipo, pero en el exterior.

En el sector financiero local esperan que esto sea solo el comienzo de un nuevo mercado que contribuya a que las empresas sean más sostenibles en el tiempo y, además, rentables.

Ayer la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) junto a la Sofofa, Líderes Empresariales contra el Cambio Climático (CLG) y la Embajada Británica, realizaron el primer seminario abierto de bonos verdes en nuestro país, donde Charles Bowman, Lord Mayor de Londres, efectuó una charla con la experiencia británica en este mercado.

El gerente general de Colbún y presidente de CLG, Thomas Keller, aseguró que "iniciativas de este tipo muestran que es posible poner la sostenibilidad en el centro del negocio".

Hernán Martin, gerente general de la administradora general de fondos de BTG Pactual en Chile, destaca que "está cambiando la filosofía de inversión de la comunidad de inversionistas. Se están valorando atributos ASG (Ambiental, Social y de Gobernanza) y las compañías que no lo hagan se quedarán afuera del radar de inversión".

Chile basó el modelo de este mercado en el ejemplo de la Bolsa de Valores de Luxemburgo y para que las empresas emitan estos bonos, se necesitará de un "tercero verificador", que es una entidad independiente que hará seguimiento al cumplimiento de los proyectos a financiar mediante este tipo de emisiones.

Líderes empresariales impulsan iniciativa

El timonel de la Bolsa de Comercio, Juan Andrés Camus, analiza que "como la demanda ha ido por delante de la oferta, las tasas a las que se han podido financiar los bonos verdes han sido con un premio respecto a un bono común y corriente" y destaca que "el inversionista siempre busca la mayor rentabilidad con el menor riesgo. Por el lado del riesgo la sustentabilidad gana relevancia".

Al ser consultado si acaso los empresarios están tomando con escepticismo este tipo de iniciativas, el presidente de la Sofofa, Bernardo Larraín, responde que "siempre hay un momento en el cual estos nuevos instrumentos, como así en el pasado fueron nuevas propuestas sobre los gobiernos corporativos, pueden ser considerados como burocracia que no agrega valor y que añade tiempo. Pero creo que, en general, hay una convicción de que estos instrumentos con certificaciones de terceros para validar que hay un portafolio de proyectos verdes que se están gestionando sistemáticamente y con medición de impactos, son extremadamente útiles".

Larraín derriba otro mito. "A veces se plantea que las empresas o el mercado de capitales debiera migrar desde la rentabilidad a la sustentabilidad. Eso es un error, porque si se quita la esencia de una empresa, que es generar valor a sus accionistas, se quita el primer requisito de sustentabilidad. El discurso de 'dejemos de preocuparnos tanto en la rentabilidad y ocupémonos más de la sustentabilidad' está equivocado. Ambas cosas son importantes".

Rentabilidad
Al reducir los riesgos con proyectos más sustentables, se prevé que la rentabilidad de éstos sea más alta.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia