Dólar Obs: $ 772,93 | -0,67% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.292,61
IPC: 0,10%
Junto a sus familias, amigos y colaboradores, recibieron el galardón al Empresario, Emprendedor y Ejecutivo del Año, respectivamente.

José y Salvador Said, José y Juan Rosenberg y Gonzalo Vargas fueron premiados anoche en Gala Empresarial EY y "El Mercurio"

jueves, 19 de abril de 2018

Economía y Negocios
Economía y Negocios
El Mercurio




Ante unos 380 invitados reunidos anoche en CasaPiedra, los empresarios José Said Saffie y su hijo Salvador Said Somavía; los socios fundadores de Rosen, José y Juan Rosenberg; y el rector de Inacap, Gonzalo Vargas, fueron galardonados con el premio al Empresario, Emprendedor y Ejecutivo del año, respectivamente.

En esta, la 11 {+a} versión del premio que anualmente entregan EY y "El Mercurio", los festejados -que fueron escogidos por un jurado independiente- estuvieron acompañados de destacadas personalidades del ámbito de la economía, los negocios, el mundo gremial y académico del país.

Entre los asistentes estuvieron los empresarios y directores de empresas Horst Paulmann, Carlo Solari, Alberto Salas, Alfonso Larraín, René Cortázar, Jorge Errázuriz, Guillermo Tagle, los ministros de Agricultura y Defensa, Antonio Walker y Alberto Espina; la ministra del Deporte, Pauline Kantor; el economista Rodrigo Vergara, y los dirigentes gremiales Alfonso Swett, presidente de la CPC; Joaquín Villarino (Consejo Minero) y Segismundo Schulin-Zeuthen (ABIF), entre muchos.

En el evento fueron recibidos por Cristián Lefevre, presidente de EY Chile; Cristián Zegers, director de "El Mercurio"; Macarena Navarrete, socia principal de EY Chile, y Juan Jaime Díaz, subdirector de "El Mercurio".

Los anfitriones del evento destacaron el aporte que realiza al progreso de Chile cada uno de los galardonados en su ámbito profesional, así como el aporte de los empresarios al país, en general.

El director de "El Mercurio", Cristián Zegers, resaltó este último rol, de cara a la reactivación. "Son ellos, finalmente, la cara más visible de la recuperación económica que todos anhelamos", dijo (ver recuadro).

Cristián Lefevre destacó cómo los gestores del grupo Said han llevado adelante grandes negocios. En el caso de Gonzalo Vargas, su aporte a la educación. Y de los hermanos Rosenberg, su empuje y tenacidad.

Innovación y educación

Durante la premiación, sorprendió que en el video exhibido para los premiados de la familia Said apareciera Andrónico Luksic, manifestándole a Salvador que aproveche la experiencia de trabajar con su padre. "Yo no la tuve por tanto tiempo", dijo el socio de Quiñenco. Luego, José Said señaló que el premio tiene un hondo significado, dado que "lo recibo junto a mi hijo, lo que colma las expectativas de un padre". Pero, además, porque "marca un hito en la transición que estamos viviendo como familia empresaria. Hace que quienes somos mayores tengamos la seguridad de que lo que hemos logrado será la base para una obra aún mayor, que vendrá", dijo. "Si algo nos ha caracterizado en todos estos años es que hemos hecho de la integración con otros excelentes compañeros de ruta grandes alianzas, que han distinguido y enriquecido el progreso de nuestras empresas", agregó.

A su turno, Gonzalo Vargas agradeció el galardón, dado el privilegio de desempeñarse en un trabajo lleno de sentido, en "la mayor institución de educación del país", dijo. Planteó que el desarrollo depende principalmente de la capacidad de las personas -no de los recursos naturales o de la ubicación geográfica-, y, por tanto, de la calidad de la educación y del trabajo. "A esta hora (anoche) hay 40 mil personas estudiando vespertino, cambiando sus vidas, y eso nos enorgullece", graficó.

En tanto, José Rosenberg resaltó que este 2018 estén celebrando 60 años "de emprendimiento, innovación y crecimiento sostenido". "Las empresas son personas. No son las máquinas, ni la infraestructura. Como sean esas personas, será el futuro de la empresa", manifestó.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia