Dólar Obs: $ 806,55 | -0,45% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.322,13
IPC: 1,20%
Sin embargo, la principal bolsa mantuvo liderazgo en las ganancias de 2017:

BCS disminuye sus utilidades, mientras que las otras plazas bursátiles suben sus resultados

martes, 17 de abril de 2018

Juan Manuel Villagrán S.
Economía y Negocios
El Mercurio

Las bolsas Electrónica y de Productos incrementaron su última línea, mientras que la de Valparaíso disminuyó sus pérdidas.



El rendimiento récord que tuvo el año pasado el principal índice de renta variable de la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS), el IPSA, que subió un 34,04%, y los 41,51% mayores montos transados en dicha plaza, no fueron suficientes para mover la aguja de sus resultados.

Es así como al cierre de 2017, las utilidades de la BCS cayeron 18,4% respecto de 2016 -totalizaron $7.632 millones-, pero de todos modos, siguieron liderando por lejos las ganancias entre las bolsas chilenas.

El segundo jugador más relevante del mercado, la Bolsa Electrónica de Chile (BEC), elevó en 48,8% sus resultados anuales, con lo que obtuvo utilidades que ascendieron los $455 millones.

El salto más importante en las ganancias se dio en el caso de la Bolsa de Productos (BP), que incrementó sus utilidades en 122,4%, por lo que registró una última línea de $72,8 millones.

La Bolsa de Corredores de Valparaíso (Bovalpo) mantiene la posición más pequeña del mercado y sigue con números rojos, pero estos mejoraron desde las pérdidas de $24,1 millones en 2016, a $8,6 millones negativos.

Bolsas revelan sus inquietudes

La interconexión de las bolsas inquieta a dos líderes bursátiles.

"Esta administración se ha enfocado en la búsqueda de nuevos negocios que le permitan ampliar sus ingresos, y sortear los efectos negativos que ha tenido para el desarrollo de la actividad de nuestros corredores la reticencia de la Bolsa de Santiago de hacer obligatorias y vinculantes sus órdenes, obstaculizando el normal desarrollo de las operaciones interbolsas, situación que persistirá en el tiempo", indica en la memoria anual de la Bovalpo su presidenta, Gladys Apara.

En la misma línea, el presidente de la BEC, Fernando Cañas, apunta a que "la desmutualización debía realizarse después de la interconexión de las bolsas de valores, ya que este es el único camino para garantizar la competencia, transparencia y eficiencia en el mercado bursátil. La desmutualización sin interconexión conduce al camino contrario, ya que la nueva estructura implica menores barreras de entrada a las bolsas, lo que lleva a concentrar la liquidez en una sola plaza y, en definitiva, a exacerbar los poderes monopólicos de nuestro competidor, lo que pone en riesgo la competencia del mercado bursátil en general".

Para Juan Andrés Camus, presidente de la Bolsa de Comercio, la interconexión no es tema y se limitó en su carta en la memoria anual reciente a resaltar algunos aspectos de la desmutualización de las bolsas. "Los nuevos estatutos incorporan una restricción a la concentración de la propiedad de la Bolsa, de manera tal que ninguna persona, natural o jurídica, en forma individual o conjuntamente con personas relacionadas, puede poseer, directa o indirectamente, más del 25% de las acciones de la Bolsa, lo que impide el control de la institución por un grupo accionarial".

César Barros, presidente de la BP, se mantuvo al margen de la disputa de la interconexión bursátil y prefirió resaltar en la memoria de la institución que sus "estimaciones para este 2018 son auspiciosas, debido a un mejor contexto de mercado y la implementación de las medidas indicadas anteriormente. Esto debiera llevar a la BP a aumentar los volúmenes negociados, principalmente en facturas".

Interconexión  Tanto la BEC como la Bovalpo piden la interconexión de las bolsas para aumentar la competencia.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia