Dólar Obs: $ 648,59 | 0,08% IPSA 1,02%
Fondos Mutuos
UF: 27.190,20
IPC: 0,10%
César Hidalgo quiere reinventar la democracia actual aplicando inteligencia artificial para reemplazar a los políticos

lunes, 16 de abril de 2018

Pablo Tirado Cambridge, Massachusetts
El Mercurio

En uno de sus proyectos más rupturistas, el destacado físico chileno pretende eliminar a los "representantes", permitiendo que las decisiones sean tomadas por sistemas de inteligencia artificial.

César Hidalgo se mueve en las grandes lides de la innovación mundial. Con 38 años, este físico de la Universidad Católica y actual director del grupo de aprendizaje colectivo del Media Lab del MIT, acaba de estrenar DataChile, una completa plataforma de visualización de datos públicos basada en la misma idea de DataUSA, un proyecto de similares características que creó para Estados Unidos.

Por estos días, mientras continúa dictando sus clases en el emblemático edificio diseñado por I.M. Pei, Hidalgo también ultima los detalles de los que serán Data Estée Lauder y Data Arabia Saudita, dos nuevas versiones del producto.

Pero eso no es todo, porque el continuo interés del científico y de su grupo de trabajo por innovar los tiene ahora sumergidos en uno de sus proyectos más ambiciosos y vanguardistas.

Presentada la semana pasada a través de una charla TED, la iniciativa ha sido bautizada como una especie de Democracia Artificial y propone romper con todo lo que se conoce hasta ahora en materia de sistemas democráticos. "Hoy en día no es sorpresa que hay mucha gente que está desilusionada con la democracia, la gente ya casi no vota. Durante los últimos 30 años, la tasa de participación en el mundo en las elecciones presidenciales muestra una mediana de 67%, es decir, que dos tercios de la gente vota para presidente", reflexiona sentado en su oficina decorada con las portadas y los artículos de prensa en los que ha aparecido a través de los años.

Hidalgo explica que "la democracia ha sido capturada" y que las noticias están llenas de ejemplos -como el de Cambridge Analytica-, en donde se generan perfiles psicométricos de las personas para llevar a cabo publicidad personalizada, hacer cambiar de opinión a los votantes o llevarlos a apoyar a cierto candidato. "Y el hecho de que este tipo de capturas ocurra no es algo aleatorio o fortuito, porque la democracia tiene una cierta vulnerabilidad. La democracia tiene esta idea de que la gente tiene que ejercer el poder, pero como las personas no pueden ejercer el poder de manera directa, se elige a un representante, y ese representante es un cuello de botella en el sistema al que, cualquiera que desee capturar a la democracia, debe capturar también", explica.

El poder de todos

Así, se puso a trabajar en la búsqueda de tecnologías que permitan pasar directamente de las personas al poder, haciéndoles un bypass a los representantes, permitiendo que la participación política ocurra a través de un agente de inteligencia artificial. "Imagínate un futuro en el cual cada persona tiene un senador personalizado, pero ese senador personalizado no es una persona, es un software , un agente de inteligencia artificial, que toma datos sobre tus hábitos de lectura, sobre tus interacciones en redes sociales, tu test de personalidad, información que tú le provees a esa persona virtual para que te represente cada vez que una ley o una legislación se va a votar", explica.

Hidalgo asegura que esta especie de "senador avatar", como él mismo lo llama, va a ser capaz de leer la nueva legislación y la va a cruzar con los datos que tiene de la persona a la que representa, para así, entregarle un veredicto acertado de cómo debiese votar. Eso al principio, porque a largo plazo la idea es que las personas puedan poner al sistema en piloto automático para que continúe tomando las decisiones por ellos. "Uno puede llegar a un mundo donde realmente se pueda tener una participación directa que incluya al 100% de las personas, si es que uno sacrifica ese supuesto de que los representantes tienen que ser de carne y hueso", vaticina el chileno.

Hidalgo está muy consciente de lo revolucionaria de su idea y, por lo mismo, se cuestiona si las sociedades actuales están dispuestas a implementar algo así. "¿Tenemos una sociedad en la que realmente queremos amplificar las voces de todas las personas?", se pregunta, al mismo tiempo que explica que actualmente está en la fase de conseguir socios y financistas para sacar adelante el proyecto. "Mi idea es hacer una versión de esta "Democracia Artificial", pero también estimular otras versiones en otras partes del mundo. Si es que después de la charla TED hay un grupo en Holanda que se entusiasma con la idea y se arma otra versión, yo lo encuentro como un win win ", afirma.

MODO AUTOMATICO La idea de Hidalgo es que el sistema les ofrezca soluciones a los votantes para que decidan y, con el tiempo, que comience a operar en "piloto automático".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia