Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
El padre de la Economía Circular visita Chile

martes, 10 de abril de 2018

Economía y Negocios


Gonzalo Muñoz
Cofundador de Sistema B y CEO de TriCiclos

Isla de Pascua coloca un máximo de turistas que pueden visitar la isla al mismo tiempo. El lago Villarrica restringe las embarcaciones a motor. Varios retailers eliminan las bolsas plásticas sin esperar que les impongan una exigencia. Las generadoras de electricidad ponen fin al desarrollo de plantas de carbón. Varios modelos de economía colaborativa tienen una penetración especial en el mercado chileno. Los envases retornables son potenciados con mucha fuerza en nuestro país y varias multinacionales realizan pilotos de envases sustentables usando Chile como país piloto. Muchos hombres niegan participar en paneles donde no haya mujeres. Las empresas son obligadas a incluir personas con discapacidad en sus equipos. Se comienza a trabajar una propuesta para garantizar el pago a 30 días a todos los proveedores. La industria del “fast fashion” es nombrada por la ONU como emergencia ambiental.

¿Qué tienen en común estas diferentes acciones? Todas ellas obedecen a una misma lógica. No da lo mismo crecer por crecer, ni da lo mismo qué versión de desarrollo pongamos a disposición de mejorar la calidad de vida de las personas. Y es que llega un momento en que el impacto negativo acumulado visibiliza desastres muy difíciles y lentos de revertir. Entonces más nos vale dejar de lado aquello que ya sabemos que genera daños evidentes, y comencemos a aprender nuevos hábitos. Debemos diseñar otras formas de progresar; validar y trabajar con el conocimiento que tenemos y que nos permite hacer las cosas de la mejor forma posible. Ya no podemos seguir operando con la excusa de que es viable y razonable hacer las cosas mal o de forma mediocre basado simplemente en que nadie nos fiscaliza.

Cuando la NASA le pidió diseñar la estación espacial en Marte a William McDonough, afamado arquitecto y diseñador estadounidense, él pidió primero desarrollar un modelo similar en las instalaciones en California. Claramente hoy en día existe toda la tecnología para desarrollar una colonia sustentable de seres humanos en Marte, de modo que podemos habitar ese inhóspito planeta sin degradar el medio ambiente ya que lo percibimos como extremadamente frágil, casi un ecosistema inexistente. Pero resulta que aquí en la tierra, en esta delicada y única franja viable llamada biósfera, pareciera que lo que único que nos mueve es crecer y mejorar nuestra calidad de vida inmediata, sin mayores miramientos hacia si lo que hacemos es verdaderamente bueno o malo.

William McDonough logró diseñar una base espacial sustentable, y también un edificio sustentable más que se suma a los cientos que ha diseñado en todo el mundo. Hoy en día incluso diseña ciudades para diversos gobiernos. Tanto para las ciudades como para los muebles y empaques que diseña se basa en los criterios Cradle2Cradle (de la cuna a la cuna) que él mismo redactó hace algunas décadas, y es por ello que William está declarado como el padre de la economía circular. En un par de semanas tendremos el privilegio de que visite Chile por primera vez. Y lo hace porque entiende que en Chile están pasando cosas interesantes. Le llaman la atención los parques donados por la familia Tompkins, así como la oportunidad que representa la implementación de la ley REP en un contexto global diferente al que tuvieron los países europeos que la implementaron hace unos cuantos años atrás. Le motiva el cambio que se ha generado en la matriz energética y las decisiones que tome el país para cuidar la riqueza de sus océanos. Le interesa entender el fenómeno de las empresas B de Chile, que siguen creciendo a una de las mayores tasas del mundo. Le interesa entender el caso del 3xi, así como los cambios culturales que ha provocado la inmigración reciente.

En Chile están pasando muchas cosas buenas que demuestran la oportunidad que tenemos como país. Y es que sabemos que la vida no ofrece oportunidades permanentes. A mi juicio la clave estará en cuan profundamente entendamos los problemas que debemos resolver, y cuan comprometidos estemos en hacer las cosas bien para el largo plazo, innovando donde otro no han siquiera intentado, y tomando ciertos riesgos en la búsqueda del bien común.

Cuando llegue a Chile, William va a escuchar y leer nuestro slogan que habla de que Chile es un país que hace bien. Y él viene justamente con una motivación especial para conversar con el presidente y algunos ministros de modo de poder apoyar a que Chile sea ese modelo de un país que hace bien, porque definitivamente no da lo mismo como se haga.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia