Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,18%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Según registros de la Policía de Investigaciones:

Delitos informáticos crecen 74% en dos años y aumentan en casi todas las regiones

domingo, 08 de abril de 2018

Claudio Cerda Santander
Nacional
El Mercurio

Santiago, Biobío y Valparaíso encabezan ilícitos, que van desde sabotajes informáticos hasta acoso sexual a través de la red.



Clientes de la zona norte del país hace pocos días protestaron en las afueras de una entidad financiera en la Región de Antofagasta. El motivo: haber sido víctimas de millonarios delitos en que delincuentes vaciaron en un par de horas sus cuentas corrientes con transferencias electrónicas, copando además sus tarjetas y líneas de créditos.

Según datos de la Policía de Investigaciones (PDI), obtenidos por Transparencia, la cantidad de los llamados "ciber robos", como el resto de ilícitos a través de la red, aumentaron un 74% entre 2016 y 2017 al pasar de 644 casos a 1.122. En este período hubo regiones que registraron más de mil por ciento de aumento en este tipo de ilícitos.

El empresario antofagastino Carlos González (40) se convirtió el mes pasado en una de las víctimas de transferencias electrónicas no autorizadas. De éstas se enteró por un llamado de su ejecutiva bancaria, extrañada por 25 repentinas transferencias en su cuenta.

"Le pedí que las parara, porque no había sido yo. Andaba en terreno. Luego, con ella en línea, ingreso a la página del banco cuando ya me quedaba un saldo de $24 millones. Ahí pude ver como empezaba a bajar a $18 millones, $16 millones, $9 millones. (...) en total fueron 37 transacciones a diferentes cuentas RUT por cerca de $80 millones", detalla el empresario, quien comenta que las transferencias se concretaron en 1 hora y 9 minutos.

Entre enero y febrero de este año los delitos informáticos investigados por la PDI aumentaron un 64% en comparación a igual período de 2017, al pasar de 149 casos a 245. Sin embargo, en cinco años los casos se duplicaron al incrementarse de 470 casos en 2013 a 1.122 en 2017.

Wladimir Flores (76), comerciante de Vallenar, también se cuenta entre las víctimas de "ciber robos". En su caso el patrimonio defraudado llegó a $171 millones, mediante 127 transferencias en 18 horas ocurridas también el mes pasado.

"Los delitos informáticos y bancarios ocurren cada día más, pero nadie se ha interesado en disponer de medidas de seguridad efectivas. Aunque la nuestra es una empresa familiar y pequeña, estoy más preocupado por los chilenos que por mí mismo", comenta el empresario, a quien al igual que al afectado de Antofagasta el banco ofreció devolver el 50% de lo defraudado.

Entre los delitos de tipo informático en el país se encuentran el sabotaje y espionaje informático, sujetos a la ley 19.233 para figuras penales relativas a informática; el "pishing" y "pharming", consistentes en falsas páginas web para obtener claves bancarias de usuarios, y el "grooming" o acoso sexual a menores en la red.

El subcomisario de la Brigada Investigadora del Ciber Crimen de la PDI, José Muñoz, reconoce que el masivo empleo de tecnologías y la carencia de una "cultura digital" para adoptar resguardos en la red, deja en mayor grado de vulnerabilidad a los usuarios.

"Así como aumenta la cantidad de población en nuestro país y hay un mayor acceso a las nuevas tecnologías (...) los riesgos de las personas aumentan al estar expuestos a este tipo de fenómenos que se transforman en delitos", comenta.

El rápido avance de la tecnología y de nuevas conductas delictuales obligan a adecuarse a la legislación vigente, afirma el subcomisario: "La transferencia no autorizada no está definida en nuestra legislación como delito, pero muchas veces se tipifica como estafa o como sabotaje informático", precisa.

CONECTADOS
Las personas afectadas por delitos informáticos cuentan con redes sociales donde buscan apoyo y orientación.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia