Dólar Obs: $ 829,94 | 1,26% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.709,87
IPC: 1,30%
Buda y Crypto Market acusan a la banca, a la que ven como un competidor que los está sacando de la industria:

Empresas oferentes de criptomonedas fichan al abogado Mario Bravo y anuncian que irán al TDLC

domingo, 08 de abril de 2018

Claudia Ramírez
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

El argumento central para recurrir a la instancia de libre competencia es abuso de posición de dominio por parte de la banca, adelanta Bravo.



El conflicto entre las empresas que actúan como bolsa de compra y venta de monedas virtuales, Buda y Crypto Market, con la banca, no para de escalar. Ambas firmas ya acudieron a la justicia con sendos recursos de protección, y órdenes de no innovar en la Corte de Apelaciones de Santiago, con el objetivo de evitar que Itaú Corpbanca y Scotiabank, respectivamente, les cerraran sus cuentas. Aunque los recursos fueron acogidos a tramitación, las órdenes de no innovar no lo fueron, por lo que las empresas arremetieron, presentando cada una un recurso de reposición para que el tribunal reconsidere la medida.

Pero en paralelo, Buda y Crypto Market ficharon al abogado Mario Bravo, socio de Estudio Bravo y Cía, y abogado experto en materia de libre competencia y consumidores, con el objetivo de iniciar acciones en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). En concreto, evalúan presentar una demanda contenciosa, lo más probable a fines de la próxima semana.

"Vamos a demandar ante el TDLC a todos los bancos que negaron o entorpecieron la apertura de cuentas corrientes a estas empresas y a aquellos que habiéndolas abierto, se las cerraron. Aquí están la mayoría de los bancos de la plaza", anuncia Mario Bravo.

Con tal acción, busca que a estas empresas se les permita competir libremente, dice el abogado. "Aquí ha habido un abuso de posición de dominio colectivo y, por otro lado, ha habido una explotación abusiva de una situación de dependencia económica", explica el abogado.

El principal argumento de estas compañías es que los bancos son competidores de estas firmas, y como tal, pretenden sacarlos de la industria. "A mis clientes los sacó de la cancha un competidor, en circunstancias que ninguna autoridad ni institución ha reprochado su conducta o actividad", dice el abogado.

Si bien esta semana el Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) advirtió de los riesgos de las criptomonedas para el público, descartó que estos activos representen una amenaza para la estabilidad financiera del país, lo que Bravo resalta como parte de sus argumentos. "Compartimos las aprensiones del CEF. Pero lo que no hace el CEF es decir que somos ilegales.", asegura Bravo.

Según Bravo, estas firmas y la banca compiten, por ejemplo, en las compras en el extranjero. "Los bancos están perdiendo unas comisiones extremadamente altas por compras en el exterior, en circunstancias que con el sistema de criptomonedas las comisiones son ínfimas. Además, nuestras representadas hacen participar en el comercio internacional a personas que no lo pueden hacer, porque no están bancarizadas", dice.

Por contrapartida, el principal argumento de la banca es la libertad que tienen para cerrar las cuentas de sus clientes en caso de que no cumplan con algunos estándares. La semana pasada Francisco Sardón, gerente general de Scotiabank, explicó que periódicamente hacen un chequeo de cuál es el monto y número de transacciones de los clientes. "En el caso de las criptomonedas se ve un numero altísimo de transacciones y, por lo tanto, cuando hay una situación así, los bancos preguntamos a qué se debe, y si esa respuesta no es a satisfacción del banco, este está facultado para cerrar la cuenta", señaló Sardón.

Mario Bravo retruca: "Los bancos no tienen ninguna autoridad para hacer justicia en Chile. Para eso están los tribunales de justicia, los órganos fiscalizadores, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central", señala.

BancoEstado, que también trabaja con Buda y anunció el cierre de la cuenta bancaria de esta firma para hoy, ha argumentado que no trabajará con estas firmas "mientras no exista un reconocimiento regulatorio de dicha actividad". No obstante, Mario Bravo arguye que la Constitución garantiza la libertad económica en el país, "y señala que las actividades económicas solo pueden ser reguladas por ley. Lo que quiere decir que si hay una actividad económica que no está regulada, se puede realizar perfectamente", afirma.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia