Dólar Obs: $ 655,52 | 0,25% IPSA -0,12%
Fondos Mutuos
UF: 27.191,96
IPC: 0,10%
Carne bovina, maíz, trigo y lácteos:

Los productos más golpeados por las importaciones

lunes, 02 de abril de 2018

Violeta Soria
Reportaje
El Mercurio

En 13,7% aumentaron en 2017 las importaciones de productos silvoagropecuarios, según Odepa. El ingreso genera inquietud en los productores locales. El 80% de la carne que se vende en el retail es de origen extranero.



No es extraño ver  banderas de Paraguay, Brasil, Argentina, EE.UU. y Canadá en las carnes en los supermercados. Ello porque el 80% de la carne bovina que venden proviene del exterior y el 50% de la comercializada en el mercado nacional, plantean distintos gremios del sector cárnico.

La carne es solo uno de los productos extranjeros que ingresan al país.

En 2017 las importaciones de productos silvoagropecuarios sumaron US$ 5,8 millones y con un aumento de 13,7% respecto del año anterior, reporta Odepa, con información de Aduanas. Los 10 productos más importados fueron carne bovina, trigo, carne de ave y cerdo, quesos, maíz para consumo, tortas y residuos de soya, cerveza de malta, azúcar refinada y aceite de girasol. 

 Si bien los Acuerdos de Libre Comercio han abierto los mercados del mundo para Chile, también han implicado reciprocidad en permitir el ingreso de alimentos de diversas partes del globo. Sin embargo, a nivel local, los productores acusan que ello genera un importante impacto económico, pues disminuyen sus posibilidades de competencia, ya que en ocasiones, lo que ingresa tiene un valor más competitivo. Es en la carne bovina, el maíz, el trigo y los lácteos donde más complicaciones provocan las importaciones, aunque el país necesita de ellas porque no se autoabastece.

En cuanto a frutas, Chile le compra peras a China; manzanas y duraznos a EE.UU.; mangos, piñas y plátanos a Ecuador y paltas a Perú. Sin embargo, su internación no reviste mayor impacto para la producción nacional, puesto que son de contraestación, o no se producen en el país, plantea el presidente deAsoex, Ronald Bown.

Además, Chile compra jugo de naranja congelado y tabaco a Brasil; maní a Paraguay, aceite de nabo y huevos de ave con cáscara, frescos conservados o cocidos a Canadá; hongos, ajos frescos o refrigerados y levaduras vivas a China; semillas de tomate para y papas preparadas o congeladas a Holanda.

Argentina aparece como el país que más le vendió a Chile el año pasado, con una participación del 24,5% del total de importaciones, equivalente a US$ 1,4 millones, un quinto de todo lo internado. Le sigue EE.UU. (15,9%), Brasil (13,6%), Paraguay (10,6%) y Canadá (3,8%). 

Carne importada llega a precios hasta 15% menores

En 2017 la carne bovina fresca fue el producto silvoagropecuario más importado por Chile, con compras por US$ 899.017,  un incremento de 10%, respecto de 2016. 

Carlos González, presidente de la Federación de Productores de Carne (Fedecarne), reconoce que se debe a que el sector no ha sido capaz de producir más, porque la masa ganadera ha diminuido.  

"El descenso ha sido dramático", dice González, quien detalla que el número de ejemplares descendió de 4 millones, en los años 80, a 2.715.725, en 2015. 

Una de las razones es que los campos que antes se dedicaban a la ganadería, hoy producen fruta. Como resultado, en Temuco hay 38% y en Osorno 30% menos de animales, dice González.

"El ganadero está buscando sectores productivos más rentables", indica.  

A ello se agrega una caída de un 7% en la faena nacional, lo que genera a nivel interno un déficit que es lo que suple la carne importada, plantea Francisco Cox, de la Asociación Chilena de la Carne (Achic). 

Según él, detrás del estancamiento de la masa ganadera, además de la sustitución de producción, está la falta de inversiones mayores, bajo uso de tecnología, praderas  que no han sido mejoradas y que la carne importada llega a precios entre 10% y 15% menores que la nacional. A pesar de eso, Chile goza de un buen estándar sanitario, lo que le da ventajas para llegar a mercados internacionales. 

Para afrontar esta crisis, Fedecarne trabaja en reformas a la tipificación de la carne. "Es un competencia desleal respecto de lo que producimos y lo que se nos envía de afuera", enfatiza González, acerca de la norma. Aunque están a la espera de que el Estado se pronuncie.

Lechería, sin estímulos

En el rubro de la leche y sus derivados se ve "con mucha preocupación" el aumento de las importaciones, que marcaron un récord de 761 millones de litros en 2017; es decir, 36,0% más que en 2016, según Odepa. Respecto de los derivados, los quesos, provenientes de la Unión Europea -el principal origen con 18.400 toneladas- son los que más preocupan. 

El presidente de la Federación de Productores de Leche (Fedeleche), Rodrigo Lavín, asegura que el volumen de leche importado equivale a todo lo originado en la Región de Los Lagos, la mayor zona productora de Chile.

A pesar de que el daño es difícil de medir, estima que el alza histórica de internaciones afecta el precio del producto nacional en 20%. A ello se suma que en 2017 "muchas lecherías se han cerrado" y el número de ganaderos disminuyó de 10 mil, hace una década, a 5.000 hoy.  A ello se suma que el número de vacas lecheras cayó de 500 mil y ya está por debajo de las 400 mil. "Sencillamente, el sector productor lechero ya dejó de ser un negocio atractivo", expresa Lavín. 

"Lo que también nos preocupa es que para el sector industrial es mejor importar leche, favoreciendo a productores de otras latitudes que a la producción nacional... Además, muchos productos que se venden son con leche importada reconstituida", afirma. 

Lavín señala a que a pesar de contar con la capacidad para duplicar e incluso triplicar la producción actual de 1.990 millones de litros de leche, "lamentablemente" no existen estímulos. 

Con miras a recuperar el negocio, Fedeleche presentó un recurso de salvaguardia ante la Comisión Antidistorsiones. El gerente de gremio, Carlos Arancibia, informa que a la fecha el ente no se ha pronunciado. 

A fin de contar con una radiografía del sector, Fedeleche también busca materializar un observatorio de lácteos. 

Maíz: Golpeado por Precios internacionales

 Como una "amenaza" es visto el maíz importado, ya que el valor local está determinado por el precio internacional, dice Fernando Medina, presidente de Agrícola Central.

"Hay un sobrestock mundial que hace que el precio esté deprimido. Los niveles de uso de maíz para etanol han bajado mucho, porque el precio del petróleo, a US$ 50 el barril, no sube", explica Medina. A ello se suma la caída del dólar. 

Al sector le preocupan dos países: Argentina, que en 2017 fue el principal exportador, sustituyendo incluso a Paraguay; y EE.UU. 

En medio de este panorama, la situación en los campos es compleja. Medina cuenta que producir una hectárea de maíz, con un rendimiento promedio de 126 quintales, demanda una inversión de hasta $2 millones, con un costo de $140 por kilo. Sin embargo, en 2016 el precio del maíz en Talca fue de $126 por kilo.

"Los productores de maíz están sacando plata de su bolsillo colocándola en el valor del maíz para vender. Es decir, se están descapitalizando", enfatiza. 

Ello lleva a que el cultivo se sustituye por frutas y verduras y otros venden los campos para la producción de avellanos y cerezos. 

Según un informe de Cotrisa, al 4 de febrero, las importaciones de enero crecieron 4,3% respecto del año anterior en volumen, sumando 129.661 toneladas. Argentina y Paraguay son los principales abastecedores, que cubren el 85% y 15%, respectivamente. 

Está por verse qué ocurra en la temporada 2017-2018. De acuerdo con el reporte de desempeño del sector silvoagropecuario de Odepa, se espera una baja de 3,4% respecto de 2016. A ello se suma que disminuirían los stocks mundiales en 8,8%.

"Si se considera esto y la propuesta de la industria de bioetanol de EE.UU.de elevar de 10% a 15% la incorporación de bioetanol a la gasolina, el precio del cereal debería mostrar alzas en el próximo trimestre", consigna un comunicado de Odepa, que pide ver con "cuidado" estos números, pues el repunte pudiera darse en el mediano plazo". 

importaciones cubren la demanda de Trigo

La cosecha de trigo está en marcha al igual que la llegada de barcos desde Argentina, EE.UU. Unidos y Canadá. Así lo denuncia la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco (Sofo). El problema de fondo es viejo: el alza progresiva de importaciones pues Chile no se autoabastece.

El millón de toneladas de trigo importado en 2017, excluyendo el de uso forrajero, representa la adquisición más grande de este cereal en los últimos 11 años. El 44% del trigo que ingresó a Chile fue de Argentina, el 31% de EE.UU. y el 25% de Canadá, según Odepa. Las variedades fueron trigo suave (44%), intermedio (34%) y fuerte (18%). 

"Esa cifra es muy alta, ha aumentado mucho y nos tiene bastante confundidos a varios", señala el secretario general de Sofo, Andreas Köbrich. 

El aumento de la población y consumo, la política pública de compra de tierras asumida por Chile para entregarlas a grupos que no tienen el objetivo de producir, y la lógica de "país de fronteras abiertas", son algunas de las razones de Köbrich para entender esta alza. 

"Una preocupación en el mundo es quién va a seguir produciendo alimentos, no solamente es una preocupación de Chile. La vida del agricultor no es fácil y bajo estas condiciones cuando hay varios vaivenes, dificultades de mercado y más aun cuando hay importaciones de grano en plena época de cosecha", analiza. Recuerda que hace 40 años, Chile producía lentejas y ahora no. Teme que ocurra lo mismo con el trigo. 

Para el gerente de la Comercializadora de Trigo, Cotrisa, Iván Nazif, las importaciones de 2017 tuvieron un leve aumento -de 856.249 toneladas en 2016 a 862.736 en 2017 de acuerdo a sus estadísticas-, pero prevé un alza "mayor" para 2018. La razón: el nivel de la producción nacional es menor. 

Entre tanto, los análisis de Cotrisa respecto del comportamiento del mercado del trigo, al 4 de febrero, dan cuenta que las importaciones de trigo harinero liberadas en el primer mes del año alcanzaron 126.509 toneladas, 16.159 toneladas menos que las ingresadas en el mismo período de 2017. 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia