Dólar Obs: $ 756,08 | 1,32% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.087,72
IPC: 0,80%
Primer congreso chileno dedicado a esta enfermedad crónica:

Problemas de diagnóstico dificultan el tratamiento de la endometriosis en las chilenas

miércoles, 28 de marzo de 2018

JANINA MARCANO FERMÍN
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

El desconocimiento de pacientes y médicos sobre esta patología y la normalización del dolor que produce a una de cada diez mujeres, según cifras globales, son algunas causas de su detección tardía.



Los problemas de Marcela Soto (44) comenzaron a los 13 años con su primera menstruación. Además de fuertes dolores, constantes hemorragias le impedían asistir al colegio varios días al mes.

Pasaron 19 años hasta que fue diagnosticada con endometriosis y posterior a eso ha sido operada en siete ocasiones, en las cuales se le removió el útero, los ovarios y parte del intestino, como consecuencia de la enfermedad.

Si bien su caso es considerado grave, no está lejos de la realidad de muchas otras mujeres que sufren esta patología sin saberlo, dice el doctor Carlos Fernández, ginecólogo y miembro fundador del Programa de Endometriosis de Clínica Las Condes.

"Es una enfermedad que se detecta tarde, similar a lo que ocurre en Europa o Estados Unidos, donde la mayoría de las pacientes obtiene un diagnóstico entre 6 y 8 años después de presentar síntomas", dice el especialista.

Concuerda el doctor Aníbal Escarela, director de la Clínica de Reproducción Humana de la Universidad de Valparaíso. "En Alemania son 7,7 años y en Brasil hay estudios que hablan de 10. Quienes nos dedicamos a esto vemos pacientes en Chile que tienen entre 10 y 12 años el problema y nadie las ha diagnosticado", asegura el doctor.

Cómo lograr un manejo integral de la patología para revertir esta realidad fue uno de los temas que se tocó el pasado fin de semana en el primer congreso sobre endometriosis que se realizó en el país.

Aunque no existen cifras nacionales, se estima que una de cada diez mujeres en edad reproductiva sufre endometriosis, un trastorno en el que el tejido que normalmente recubre el útero crece fuera de él, alojándose en otras zonas de la cavidad pélvica como la vejiga e incluso el intestino, ocasionando los fuertes dolores que presentan estas pacientes. Además, se calcula que el 40% de quienes presentan infertilidad padece este trastorno.

Su difícil detección ha significado que las mujeres realicen decenas de visitas al doctor sin recibir una respuesta adecuada, dice el doctor Hugo Sovino, ginecólogo de la Clínica Indisa, quien expuso en el congreso.

"Hay estudios que indican que el 50% de las pacientes con endometriosis ha visitado cinco ginecólogos antes de recibir un diagnóstico", asegura Sovino. Incluso, una buena parte de ellas es sometida a intervenciones quirúrgicas sin que la raíz del problema haya sido encontrada.

"Ese es el peor escenario", dice el ginecólogo Demetrio Larraín, especialista de la Unidad de Endometriosis de la Clínica Santa María. "Muchas entran a pabellón y luego las derivan por lo complejo del caso. Casi un tercio ya ha sido operada de acuerdo con una sospecha, se confirma el diagnóstico, pero no se puede completar la cirugía porque debe hacerla un equipo especializado", explica Larraín.

Normalizar el dolor

Las causas del diagnóstico tardío son una mezcla de cosas, aseguran los especialistas. Por un lado, opina el doctor Fernández, muchas mujeres no conocen la enfermedad y todas están convencidas de que las menstruaciones tienen que doler, por lo tanto, aguantan y empeoran. Por otro, agrega que "un porcentaje no menor de los médicos desconoce los síntomas asociados".

El doctor Escarela opina que, a pesar de que esto no es una situación particular de Chile, sí debe superarse urgentemente, sobre todo en el sistema público.

"Hay una necesidad de educar a médicos y pacientes para que entiendan que el dolor menstrual está socialmente aceptado, pero no es normal. La sociedad lo ha minimizado", comenta.

Marcela Araya, presidenta de la Fundación Chilena de Endometriosis, dice que mejorar el diagnóstico pasa por formar más médicos especialistas y crear centros especializados. "En Chile debe haber solo diez expertos en este tema y las pocas unidades que hay son privadas", asegura.

El doctor Fernández cree que existen al menos diez centros bien formados. "Y eso todavía es absolutamente muy poco", dice.

Actualmente, no existe un método no invasivo para diagnosticar eficientemente la endometriosis, algo que los doctores señalan como otra causa importante para su detección tardía. Aunque comúnmente se utiliza la ecografía ginecológica, esta solo logra determinar si existe un compromiso de los ovarios, algo que la enfermedad no manifiesta en sus etapas iniciales.

"No tenemos herramientas precisas y la paciente queda como neurótica. Ahí también hay una situación que debemos cambiar y aprender a escucharlas más", dice Escarela.

Los especialistas concluyen en que empezar por la sensibilización es un paso importante para avanzar en el diagnóstico. "Todavía queda mucho por hacer: incluir esto en las mallas curriculares de las universidades, lograr que los médicos pongan mayor detalle y hablarle a la población para que entienda la magnitud del problema", puntualiza el doctor Escarela.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia