Dólar Obs: $ 655,52 | 0,25% IPSA -0,12%
Fondos Mutuos
UF: 27.191,96
IPC: 0,10%
Entre 2014 y 2016, casi 200 mil estudiantes dejaron el liceo:

Estudio afirma que deserción escolar genera un impacto económico de US$ 5 mil millones

lunes, 19 de marzo de 2018

Javiera Herrera
Nacional
El Mercurio

Investigadores de la Universidad de Chile preparan un sistema que alerte sobre qué niños podrían dejar de estudiar, considerando y elaborando perfiles, según los que ya han desertado.



A nivel mundial, más de 63 millones de niños que podían asistir a la educación básica en 2015, no lo hicieron. Los últimos datos de la Unesco también revelaron que hubo otros 141 millones de jóvenes, a pesar de contar con la edad para cursar la enseñanza media, tampoco lo hicieron. Y ante eso, la organización dependiente de la ONU puso una voz de alerta.

En el caso de Chile, los últimos datos reflejan que entre 2014 y 2016, hubo 779.699 repitencias. Y 195 mil personas desertaron del sistema escolar en ese período. Esto, considerando que hay cerca de 3,5 millones de escolares.

El nuevo ministro de Educación, Gerardo Varela, ha señalado que se debe trabajar para evitar la deserción escolar, porque es un tema que no se ha abordado como corresponde.

Patricio Rodríguez, académico del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE) de la U. de Chile, añade que "el cuello de botella para lograr el desarrollo es el capital humano, y si no hacemos un esfuerzo para que la gente estudie, logre competencias para desarrollarse en el trabajo, estamos hipotecando nuestro futuro".

Con esto en vista, el CIAE analizó los costos que tendría para el Estado el hecho de que los jóvenes abandonen el colegio. Consideró a los 142 mil jóvenes, entre 15 y 21 años, que no completaron la educación media, considerando datos de la Encuesta Casen 2015, y determinó que eso le costaría poco más de US$ 5 mil millones al Estado.

Según Rodríguez, este valor resulta proyectando una serie de factores. Se estimó que ellos "van a ganar menos dinero que lo que podrían obtener con estudios completos, y ahí se produce una primera diferencia. Además, esa persona consume menos, por lo tanto, paga menos IVA".

Agrega que quienes desertan, probablemente, necesitarán subsidio del Estado en salud, porque estarán en Fonasa A o B, y de ahí que los costos crezcan".

Además, el CIAE también consideró las subvenciones escolares que el Estado ya había desembolsado por cada joven, y serían otros $631 mil millones.

"Cuando los niños no pueden seguir avanzando en su trayectoria escolar o dejan la escuela, no estamos hablando de un fracaso personal: es nuestro sistema educativo el que falla. Eso tiene una serie de consecuencias sociales y económicas, y por eso es sumamente importante que nos hagamos cargo de este problema", puntualiza Rodríguez.

Alerta temprana

Los datos revelan que la mayor deserción ocurre en el paso a la educación media, pero sobre todo, cuando los adolescentes terminan primero medio.

Y junto a este análisis, el CIAE está elaborando, junto al Departamento de Medición de la U. de Chile (Demre), un sistema para detectar tempranamente a los niños que podrían desertar del colegio.

Rodríguez adelanta que se está utilizando el Big Data, y como hay datos de varias generaciones, "en función de lo que ya ha ocurrido, se puede decir que actualmente hay niños que tienen perfiles similares a los que ya abandonaron el sistema".

Para lograr esto se utilizarán datos de rendimiento de los alumnos, su asistencia a clases, el Simce, así como información sobre convivencia escolar. Con todo esto, el investigador dice que "los algoritmos van a discriminar, reutilizar esa información y (harán) la asignación el riesgos de deserción".

Rodríguez recalca que habrá información distinta según el perfil de cada niño y de donde estudie. Pero asegura que "el sistema de alerta es solo la mitad del trabajo". Según él, esta plataforma solo dirá que hay un menor que tiene riesgo de dejar el colegio, pero si no se hace nada el respecto, "solo va a ser un ejercicio de 'yo tenía razón'".

"La alerta temprana solo va a decir que este niño tiene un riesgo de abandonar el sistema escolar. Pero si tú no haces nada (...), solo va a ser un ejercicio de 'yo tenía razón'".

"Lo importante es que nos aseguremos, como sistema educativo, de que los niños no se vayan rezagando".
PATRICIO RODRÍGUEZ
Experto U. Chile

631
mil millones de pesos habría gastado el Estado, por concepto de subvención, en los jóvenes que desertaron.

195.726
personas dejaron el colegio entre 2014 y 2016. Según los datos, la mayoría de los casos ocurre al terminar primero medio.

779.699
jóvenes repitieron entre 2014 y 2016. El Mineduc determinó que desde ahora la repitencia solo se diera en casos extremos.




 Imprimir Noticia  Enviar Noticia