Dólar Obs: $ 777,72 | -0,47% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.810,82
IPC: 0,60%
Análisis del Ministerio de Salud al período entre 2014 y 2017:

Cada día, 670 pacientes amanecen en las urgencias esperando por una cama en algún hospital

lunes, 19 de marzo de 2018

Nadia Cabello
Nacional
El Mercurio

Expertos afirman que si bien esas personas están siendo atendidas por médicos, no se cumplen las condiciones de calidad y dignidad de la atención que requieren.



El déficit de camas en el país es un hecho que, pese a la apertura de nuevos hospitales, no se ha podido superar. Y prueba de ello es que durante los últimos cuatro años, en promedio, cada día amanecen en las urgencias hospitalarias 674 pacientes adultos que fueron atendidos por un médico, recibieron la instrucción de ser internados, pero permanecen en la unidad de emergencia, porque en el recinto asistencial no hay una plaza definitiva disponible.

La cifra anterior corresponde al promedio para el período 2014-2017 que figura en un informe del Ministerio de Salud. Pero en ese mismo documento se muestra que la cantidad de pacientes que amanecen esperando por una cama ha ido aumentando: a lo largo de 2014 casi todos los días hubo cerca de 600 personas en esa situación, mientras que durante el segundo semestre de 2017 casi diariamente fueron más de 800.

Gran parte de esos pacientes terminan siendo reubicados en un centro asistencial distinto al cual consultaron inicialmente. Para ello, cada hospital debe reportar a diario a la Unidad de Gestión Centralizada de Camas (UGCC) del Ministerio de Salud la situación de su urgencia a las 8:00 de la mañana. Con esos datos, la repartición busca un cupo para los pacientes, ya sea en otro centro asistencial público o en uno privado en convenio.

Entre 2014 y 2017, las derivaciones de pacientes entre recintos de salud aumentaron 50,8%: de 5.009 en el primer año analizado, a 7.554 el año pasado. Y la mayoría de ellos (72% en promedio) fueron reubicados en clínicas.

El informe menciona que los cinto recintos donde más pacientes amanecen esperando una cama son hospitales de la Región Metropolitana: Barros Luco, Padre Hurtado, San Juan de Dios, Sótero del Río y San José (ver infografía). Y esos hospitales están también entre los 10 establecimientos públicos que más pacientes debieron derivar a otros recintos de salud.

El académico de la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile, Óscar Arteaga, dice que la cantidad de pacientes en espera por una plaza "es un indicador de sobredemanda, que demuestra el déficit de camas que hay en el país y, probablemente, también está indicando los sectores donde más se necesitan nuevas camas".

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los países tengan un mínimo de 2,8 camas por mil habitantes. En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) esa tasa es, en promedio, de 4,8. Pero Chile tiene actualmente 1,96 camas por mil habitantes y considerando las que se están sumando con los últimos hospitales construidos y los que dejó en construcción la administración de Michelle Bachelet, el país alcanzaría una tasa de 2,16 camas por mil habitantes.

Trato digno

Los pacientes que están esperando en la urgencia por una cama igualmente están siendo atendidos y monitoreados, pero Arteaga afirma que "no están en las condiciones que requieren, porque por algo se les dio la indicación de que debían ser hospitalizados".

El ex presidente del Colegio Médico Enrique Paris añade que, además de la atención clínica como tal, "están la comodidad, dignidad y privacidad. No es lo mismo ser atendido en una camilla que en una sala del hospital. Además, en una urgencia los pacientes no pueden estar acompañados, algo que es un derecho de los enfermos", afirma.

Otros informes de Salud ya habían dado cuenta de que cada vez hay más pacientes que esperan más de 12 horas en la urgencia para ser ubicados en una cama definitiva y actualmente, uno de cada cuatro aguarda más de ese tiempo por su cupo.

"El Mercurio" pidió al Ministerio de Salud su opinión sobre el informe, pero declinaron referirse al tema.

Invierno
Es el período más tensionado en las urgencias, sobre todo en unidades pediátricas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia