Dólar Obs: $ 673,74 | -1,62% IPSA 1,71%
Fondos Mutuos
UF: 27.339,23
IPC: 0,20%
El promedio de edad fue 45,4 años:

A 4,1 meses descendió el tiempo de recolocación de ejecutivos de programas de outplacement en 2017

lunes, 05 de marzo de 2018

María Jesús Coloma
Economía y Negocios
El Mercurio

Mejora de las expectativas económicas permitió que se acelerara el proceso de reinserción laboral. Aun así, algunos privilegiaron la rapidez por obtener un empleo que una renta mayor. De hecho, el año pasado solo un 27% obtuvo una remuneración superior en su nuevo cargo.



Un balance positivo tuvieron los programas de outplacement o de reinserción laboral en 2017. El tiempo promedio que se demoraron los ejecutivos en encontrar un nuevo empleo disminuyó en comparación con 2016, que fue de cinco meses promedio. El año pasado, en tanto, la media de reubicación fue de 4,1 meses, según cifras registradas en las principales empresas de esta industria: People & Partners (P&P), Lee Hecht Harrison (LHH) y PricewaterhouseCoopers (PwC).

Danilo Rojic, gerente general de P&P, sostiene que los tiempos de recolocación se vieron incrementados entre los años 2013 y 2016, producto del aumento de desvinculaciones a niveles ejecutivos y en línea con las bajas tasas de crecimiento que tuvo el país, apoyado con pocos proyectos generadores de empleo ejecutivo. "Desde fines de 2016 se ve una tendencia a una reactivación de procesos para posiciones ejecutivas", dice.

"La situación económica del país siempre influye, aunque no es responsable del 100% de la explicación", añade Matías Palacios, director ejecutivo de Outplacement de PwC Chile, y señala que es evidente que una mejor economía trae crecimiento y oportunidades. Pero también está demostrado que en las crisis económicas las búsquedas de ejecutivos se concentran más en aquellos perfiles de control de la gestión de finanzas, compras y logísticas. "Quizás este nuevo ciclo económico sea bueno para los cargos comerciales, de márketing y desarrollo", precisa.

Sin embargo, para la gerenta general de LHH Chile, Carolina Riquelme, el mercado laboral del año pasado fue desafiante y con elevados niveles de incertidumbre. "Esta situación no afectó negativamente los plazos promedio de recolocación, pero sí influyó en las decisiones que tomaron nuestros candidatos que, en algunos casos, privilegiaron la rapidez por sobre el incremento a la renta", comenta. De hecho, según cifras de P&P, el año pasado un 27% de los ejecutivos de los programas de outplacement que encontraron un nuevo cargo recibieron una remuneración mayor a la que tenían, mientras 31% la mantuvo igual y el 41% restante recibió un sueldo menor a su empleo previo. (ver infografía).

"En la línea del aumento de los tiempos de recolocación y de la disminución de posiciones ejecutivas, también ha tenido un reflejo que ha ido aumentando el porcentaje de ejecutivos que han disminuido su nivel de remuneración respecto al año pasado", afirma Rojic.

Asimismo, el gerente general de P&P agrega que en los últimos cinco años se ha visto una tendencia de crecimiento tanto en el número de empresas que contratan programas de outplacement como en el número de ejecutivos. "Entre 2014 y 2016 el crecimiento estuvo dado por el sector de minería y durante 2016- 2017, por el financiero-bancario y telecomunicaciones".

Edad de quienes optan por estos programas ha ido disminuyendo

En el último año, la edad promedio de los ejecutivos recolocados en el mercado también bajó. Según cifras de P&P, en 2013 era de 50,7 años y en 2017 fue de 47,8 años. En los programas de outplacement de LHH Chile la media fue de 45 años y en PwC, de 43,6. Lo que representa un promedio de edad de 45,4 años.

Rojic menciona que hace más de 15 años que la edad de las personas que participan en estos programas viene disminuyendo. "Esto es reflejo del aumento de la rotación de ejecutivos de los últimos diez años", explica.

Para Palacios, el perfil de las personas que asisten a un programa de outplacement ha ido cambiando a lo largo del tiempo. "Hace unos años este servicio solo se entregaba a altos ejecutivos de ciertas empresas, y por tanto la edad era alta y los cargos también (gerencias generales y directores)". Sostiene que en los últimos años la oferta de estos planes ha ido aumentando así como ampliando en términos de opciones. "Hoy ya no solo se ven gerentes, sino que también niveles de jefaturas e incluso administrativos. Por otro lado, también es más factible que las personas naturales se paguen sus propios programas, lo que antes era absolutamente inalcanzable por los costos", precisa Palacios.

Retail y gastronomía lideran reinserción

El promedio de mujeres que participan en estos programas es 27,5%, mientras que el de hombres es 77,5%. Según el informe de LHH al cierre de 2017, el 86% de las personas son chilenas y 14% extranjeros.

Dentro de los sectores de origen de los ejecutivos, el con mayor porcentaje es el industrial y manufacturero (32%), seguido del financiero (20%) y los de salud y gastronomía (12%). En tanto, un 18% se va al área de retail y gastronomía, un 12% a los de servicios, salud, financiero, e industria y manufactura.

Riquelme señala que una tendencia que se ha consolidado en la economía global y digital es la velocidad con que las organizaciones deben abordar el cambio. "Las firmas deben adaptar constantemente su fuerza de trabajo, incorporando nuevos talentos para enfrentar los desafíos emergentes del negocio, reemplazando a quienes ya no se encuentran alineados con los requerimientos de la organización", sostiene.

DETERMINANTES
Entre los factores internos que influyen para recolocar a un ejecutivo están el perfil profesional, edad y expectativas de renta. Dentro de los externos, está la situación económica del país.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia