Dólar Obs: $ 593,15 | 0,08% IPSA -0,15%
Fondos Mutuos
UF: 26.866,21
IPC: 0,50%
Europeos y norteamericanos sobresalen defendiendo a naciones latinoamericanas:

Los países que recurren a los nacionalizados para crecer

martes, 13 de febrero de 2018

Raúl Andrade Benavente
Deportes
El Mercurio

Bolivia y México, entre otros países, sustentan su participación olímpica con deportistas forjados en el extranjero. Condiciones climáticas y presupuesto son las razones.



S imon Breitfuss Kammerlander tiene 25 años y nació en Austria. Timo Juhani Grönlund, 30, y es nativo de Finlandia. Ambos están representando a Bolivia en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, país que por primera vez en 26 años asiste a una cita olímpica de invierno. El fenómeno de la nacionalización no es nuevo, pero se intensifica en la máxima justa de deportes invernales en el mundo, precisamente en los países que no pueden desarrollar deportistas.

El caso mexicano

México es otro ejemplo de un país que no ha podido "producir" sus propios deportistas de invierno. En Corea del Sur tiene a cuatro participantes: Rodolfo Dickson, canadiense; y Roberto Franco y Sarah Schleper, ambos estadounidenses. Germán Madrazo es el único nativo mexicano, oriundo de Querétaro y quien aprendió a esquiar a los 42 años.

En conversación con "El Mercurio", el presidente de la Federación Mexicana de Esquí, Carlos Pruneda, entrega una visión general de la situación. "Un atleta de alto rendimiento requiere cerca de 130 mil dólares anuales, y espero lograrlo pronto, pero hoy uno necesita que estén dedicados. En estos días no es tan importante que no hayan nacido en México. Para mí, es mexicano todo aquel que tenga pasaporte mexicano. Ya sea por nacimiento o por los derechos que entrega la Constitución", explica.

Luego profundiza: "Por lo general, los atletas actuales me han buscado. Hay muchos esquiadores mexicanos, pero lo hacen en vacaciones, esquían una o dos veces al año. Y el nivel que se requiere es de estar en constante entrenamiento, y eso te lo da el vivir pegado a la montaña, pegado a la nieve".

Historia aparte es la de la esquiadora estadounidense-mexicana Sarah Schlepers, quien debutó en unos Juegos Olímpicos en Nagano 1998 defendiendo a Estados Unidos, su país de origen. Compitió consecutivamente hasta Vancouver 2010 y luego se retiró. Entremedio, en 2007, se casó con el mexicano Federico Gaxiola y tuvo dos hijos en territorio azteca. "Mis hijos son mexicanos, mi familia es mexicana, yo me siento mexicana. Por eso, es como si fueran mis primeros Juegos", admitió antes de su participación en Corea.

En otros casos, Puerto Rico tiene al estadounidense Charles Hammond y España, al ruso Kiril Jalyavin.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia