Dólar Obs: $ 955,42 | -0,50% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 34.312,76
IPC: 1,20%
Desarrollado por la empresa privada SpaceX:

Exitoso lanzamiento del cohete Falcon Heavy inaugura una nueva era espacial

miércoles, 07 de febrero de 2018

Richard García y agencias
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

El vehículo no solo consiguió su despegue, sino que además dos de sus tres propulsores retornaron en forma autónoma para ser reutilizados, lo que permite más lanzamientos en menos tiempo y reduce los costos.



Tras un retraso de más de dos horas, a las 17:45 hora de Chile (15:45 hora local) inició en forma impecable su primer vuelo el cohete Falcon Heavy, de la empresa SpaceX, liderada por el empresario Elon Musk.

La nave, la más potente de su tipo en la actualidad, despegó de la plataforma LC-39A del centro espacial John F. Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida), la misma de la que partieron los cohetes de las misiones Apolo con destino a la Luna entre 1968 y 1972.

Al menos dos de sus tres impulsores retornaron en forma autónoma y casi simultánea sin sufrir daños, lo que permitirá su reutilización. Esto implica reducir los costos y acortar el tiempo entre lanzamientos.

"Es un momento histórico. Desde 1973 cuando despegó el último Saturno V que no veíamos este poder de empuje en un cohete. El Falcon Heavy es hoy por hoy el cohete con más impulso disponible para misiones al espacio profundo", dice Mauricio Henríquez, ingeniero del laboratorio de Estudios Espaciales de la U. Austral, sede Puerto Montt.

Con 70 metros de alto y capacidad de transportar más de 66 toneladas, la lanzadera facilitaría un futuro viaje a la Luna y Marte. Incluso el empresario reconoció que están trabajando en un vehículo mayor con tal objetivo. "Hemos decidido focalizarnos en el desarrollo del BFR", dijo, aludiendo al Big Falcon Rocket.

"Esto le devuelve la fe a la exploración humana del espacio, los privados ya lo pueden hacer, no dependemos de gobiernos, ojalá que otros se inspiren en la visión de Elon Musk", destaca Henríquez.

Esta primera misión contempla poner la nave rumbo a las inmediaciones de Marte, donde permanecería en la órbita solar por millones de años. En su interior transporta un vehículo eléctrico Tesla Roadster (también desarrollado por Musk) con un maniquí llamado "Starman" al volante.

Además, la carga incluye un disco láser Arch capaz de sobrevivir a las condiciones del espacio, con la saga "Fundación", del escritor de ciencia ficción Isaac Asimov.

El despegue fue precedido de gran expectación en las redes sociales donde Falcon Heavy era tendencia mundial. Las celebraciones también se multiplicaron cuando el cohete encendió sus 27 motores y surcó el cielo azul, apenas segundos después de abandonar la plataforma de lanzamiento.

"Wow, ¿vieron eso? Fue increíble", dijo la comentarista de SpaceX, Lauren Lyons, a cargo de la transmisión. Dos minutos y medio después del despegue, los dos cohetes laterales se separaron, y 30 segundos más tarde la cápsula con el Tesla Roadster y el maniquí quedó liberada del último propulsor.

El éxito de la operación fue confirmado al escucharse desde la nave la canción de David Bowie "Space Oddity".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia