Dólar Obs: $ 773,81 | -1,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.139,99
IPC: 0,80%
El dólar anota rebote de $7,3 y los mercados mundiales viven una nueva jornada de ajustes

jueves, 20 de marzo de 2008

Rosario Zanetta B.
Economía y Negocios Online, El Mercurio

La decisión de la Reserva Federal y los dichos de José De Gregorio permitieron el alza. La preocupación por los bancos en EE.UU. generó una ola de bajas en las bolsas. El IPSA cayó 0,08%.

Una buena mezcla de factores logró ayer lo que a estas alturas es considerado una hazaña: el tipo de cambio cerró con una fuerte alza de $7,3 respecto del martes y bordeó nuevamente los $440.

Gracias a la Fed. La divisa abrió la sesión con una tendencia alcista, impulsada por la medida del martes de la Reserva Federal. Si bien ésta recortó su tasa de interés a 2,25% y amplió el diferencial de tasas a 4 puntos porcentuales (con Chile), algunos operadores esperaban una baja aun más drástica. De ahí el rebote de ayer.

Los dichos de De Gregorio. Aunque el presidente del Banco Central restó posibilidades a una intervención, algunos operadores explicaron que al insistir sobre la excesiva apreciación del peso en el año atenuó en parte el sesgo bajista que ha mostrado la moneda en las últimas semanas.

Factor demanda. Agentes del mercado también coincidieron en que durante la jornada de ayer se vio más demanda real por parte de fondos extranjeros que en los últimos días. La posición compradora de éstos permitió un repunte paulatino pero constante de la divisa.

No contaban con el cobre. El retroceso de 0,90% del valor del cobre en la Bolsa de Metales de Londres -a un precio de US$ 3,72 la libra- también favoreció la apreciación de la divisa norteamericana frente al peso.

Debilidad de los mercados. Pese a lo debilitada que está la moneda estadounidense a nivel global, la caída en los mercados continúa haciendo que los inversionistas se refugien en ella. La baja de 2,36% del Dow Jones también explica el impulso que recibió ayer el dólar.

Tras la recuperación de ayer -el dólar alcanzó un valor de $438,9-, algunos operadores prevén espacio para nuevas alzas de la moneda. Sin embargo, a juicio de Christian Johnson, de la Universidad Adolfo Ibáñez, la moneda aún mantiene su tendencia a la baja.

Pese al fuerte impulso de ayer, el peso chileno continúa como la moneda regional que más se ha fortalecido en los últimos doce meses. Mientras el peso local ha ganado 22,5% frente al dólar desde marzo de 2007, el peso colombiano anota un alza de 20,98% en el mismo período. El real brasileño aparece en tercer lugar, con un alza de 20,53%.

Caen las bolsas

Tras el veranito de San Juan que tuvieron las bolsas el martes, el Dow Jones recordó que sigue siendo invierno en el hemisferio norte. El indicador cerró con una baja de 2,36% luego de que tanto las acciones de las grandes petroleras como las de los mayores bancos cayeran estrepitosamente.

Las primeras, por el ajuste en el barril de crudo; las segundas, por los continuos temores en el sector. Esto, pese a que Morgan Stanley reportó ayer resultados por sobre los esperados por el mercado. En Chile, el IPSA perdió 0,08%, mientras que el Bovespa de Brasil se derrumbó con una baja de 5,01%.

Exportadores piden señales ante baja del dólar

La solución a la caída del precio del dólar no es algo que pueda solucionar exclusivamente el Banco Central o el Ministerio de Hacienda, señalaron dirigentes de exportadores tras reunirse ayer con el presidente del instituto emisor, José De Gregorio.

"Tiene que ser una política de choque. Es el país el que tiene que asumir que estamos en un problema tremendamente serio, que puede traer como consecuencia desempleo en el futuro y cambios en la estructura económica", indicó Ronald Bown, presidente de la Asociación de Exportadores (Asoex).

El deterioro del tipo de cambio significará US$ 300 millones de menores ingresos para el sector frutícula durante la temporada que culmina el 30 de junio, en relación al año anterior, estimó Rodrigo Echeverría, presidente de la Federación de Productores de Fruta.

Las regiones afectadas son Coquimbo, Valparaíso y del Libertador, y la uva de mesa el rubro más vulnerable, dijo.

Bown comentó que la autoridad monetaria esta absolutamente consciente de los problemas que está enfrentando el sector productivo, además les ratificó que el Banco Central tiene una misión que cumplir (control de la inflación). Ante una consulta, el dirigente señaló que las condiciones son distintas a la época en que el país tenía un tipo de cambio fijo de $39 por dólar. "Lo que tenemos que prevenir es que el ajuste no se produzca en función de una duplicación del precio del dólar", comentó.

Los dirigentes insistieron en que es necesario que las autoridades económicas adopten medidas tales como la apertura de la cuenta de capitales; el pago de impuestos y aranceles en dólares por parte de los agentes que operan en comercio exterior; el encaje a los flujos de capitales externos; créditos blandos y apoyos sectoriales, entre otros.

"La posibilidad de intervención no la hemos perdido nunca...pero lo más importante en este minuto es que exista al menos una señal y esa señal no la vemos", dijo Echeverría.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia