Dólar Obs: $ 756,08 | 1,32% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.087,72
IPC: 0,80%
Continúa ampliándose la brecha entre Chile y EE.UU: Fed bajó la tasa de interés de 3% a 2,25%

martes, 18 de marzo de 2008


Economía y Negocios Online / Agencias

De esta forma, el diferencial de tasas de EE.UU. con Chile se amplió hasta los 400 puntos base, dado que la tasa de política monetaria chilena está ubicada actualmente en 6,25%.

SANTIAGO.- Tal como lo pronosticaba gran parte del mercado, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) bajó esta tarde su tasa de interés en 75 puntos base, desde 3% a 2,25%, ubicándola en su nivel más bajo desde febrero de 2005.

De esta forma, el diferencial de tasas de EE.UU. con Chile se amplió hasta los 400 puntos base, dado que la tasa de política monetaria chilena está ubicada actualmente en 6,25%.

Los mercados anticipaban una fuerte rebaja de la tasa de interés para enfrentar la crisis financiera y la recesión económica. La mayoría de los economistas estimaban que el banco central estadounidense bajaría nuevamente su tasa rectora y pronosticaban una reducción de entre medio punto y un punto.

Fundamentos de la decisión
El banco central estadounidense informó que la decisión tomada hoy, combinada con otras implementadas anteriormente, "deberían ayudar a promover el moderado crecimiento en el tiempo y a mitigar los riesgos para la actividad económica".

El comité explicó, sin embargo, que los riesgos para el crecimiento se mantienen y que actuará tan pronto sea necesario para promover un crecimiento sostenido y una estabilidad de precios.

La Fed argumentó que la información reciente indica que la actividad económica se ha debilitado aún más, y que el crecimiento del gasto de los consumidores se ha ralentizado, al igual que el mercado laboral.

Asimismo, indicó que "los mercados financieros se mantienen bajo un considerable estrés, se han endurecido las condiciones de crédito y se ha profundizado la contracción inmobiliaria, lo que afecta el crecimiento económico en los próximos trimestres".

El grupo de economistas liderados por Ben Bernanke explicó en un comunicado que "esperan que la inflación se modere en los siguientes trimestres, reflejando una baja en la energía y en el precio de otros commodities".

Pese a esto, el Comité de la Fed explicó que la incertidumbre sobre los pronósticos de inflación ha aumentado, por lo que será necesario monitorear su desarrollo.

La reducción de tasas fue aprobada por 8 votos contra 2 y en una acción relacionada los gobernadores de la Reserva Federal aprobaron por unanimidad reducir en 75 puntos base la tasa de descuento hasta un 2,5%.

Medidas de la Fed para enfrentar la crisis
En una reunión extraordinaria, el 22 de enero pasado la Fed bajó sorpresivamente la tasa de interés en 75 puntos base de 4,25% a 3,50%, en un intento por estimular la economía estadounidense. Posteriormente, el 30 de enero la volvió a bajar, pero ahora en 50 puntos, para ubicarla en 3%, nivel que mantenía hasta hoy.

El comité de la Reserva Federal tomó esa decisión en vista de la debilidad del panorama económico y del aumento en el riesgo de un menor crecimiento.

En los últimos meses, el incremento de los incumplimientos de pagos de las hipotecas estadounidenses subprime escaló hasta convertirse en una crisis financiera que este fin de semana se cobró una víctima grande, el banco de inversión Bear Stearns, una de las firmas más conocidas de Wall Street.

La Fed ya ha tomado una serie de medidas radicales en un intento para estabilizar al sistema financiero.

El banco central redujo la brecha entre su tasa de descuento -la que cobra por prestar efectivo directamente a los bancos- y la de los fondos federales, principal herramienta de política del banco central, desde tres cuartos de punto porcentual a un cuarto de punto.

También lanzó una serie de otras medidas para ofrecer liquidez, incluyendo financiamiento por US$30.000 millones para permitir que JPMorgan comprara a Bear Stearns.

Adicionalmente, estableció un nuevo programa para suministrar fondos a un rango mayor de grandes firmas financieras por medio de préstamos en la ventanilla de descuento del organismo monetario.

Los temores de que una paralización del sistema financiero pueda hundir a la economía estadounidense en una recesión profunda han superado las preocupaciones sobre la inflación, alimentada por los altos precios del petróleo y de las materias primas.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia