Dólar Obs: $ 983,76 | 1,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 36.829,92
IPC: 0,70%
Entrevista al canciller chino, Wang Yi:

"Chile es un país de peso de Sudamérica con el que compartimos muchas coincidencias en la gobernanza económica global"

domingo, 21 de enero de 2018

Juan Pablo Toro V.
Internacional
El Mercurio

El ministro comenta que Sebastián Piñera es "un viejo amigo del pueblo chino" y que durante su estadía en Chile hará una "visita formal al Presidente electo".



En el contexto de su viaje a Chile para la cumbre de cancilleres China-Celac, el ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, concedió esta entrevista por escrito a "El Mercurio".

-¿Cuáles son los principales mensajes que quiere transmitir China a América Latina y el Caribe (ALC) aprovechando la presente Segunda Reunión Ministerial del Foro China-CELAC (FCC)?

"A fines del año pasado, el Partido Comunista de China (PCCH) celebró con pleno éxito su XIX Congreso Nacional y el desarrollo de China entró en una nueva era, abriendo un flamante capítulo. Bajo este contexto, albergamos el deseo de emitir un claro mensaje a los países latinoamericanos y caribeños en flamante proceso de desarrollo, de que China está dispuesta a seguir tomándolos como socios prioritarios e importantes y profundizará la cooperación con éstos en el marco del FCC y la construcción conjunta de la Franja y la Ruta en procura del desarrollo compartido, con apego a los principios de respeto mutuo, consultas en pie de igualdad y beneficio recíproco.

Es probable que para no pocos amigos de América Latina y el Caribe, la Franja y la Ruta aún no les resulte familiar. La Franja y la Ruta es una iniciativa trascendental para la cooperación global formulada por el Presidente Xi Jinping, teniendo en cuenta el propio desarrollo de China, que es compartido a todos los países del mundo. A lo largo de los más de cuatro años desde su lanzamiento, esta iniciativa ha tenido un gran eco sin precedentes en la comunidad internacional, y ha sobrepasado en gran medida el ámbito geográfico de la región euroasiática, convirtiéndose en una red de cooperación mutuamente beneficiosa que se proyecta a todos los continentes a través de los océanos. De esta manera, se ha edificado una plataforma de cooperación internacional caracterizada por la articulación de estrategias de desarrollo, la complementación de las respectivas ventajas, la conectividad y un desarrollo inclusivo y abierto. Hasta la fecha, China ha firmado acuerdos de cooperación en el marco de la Franja y la Ruta con más de 80 países y organizaciones, desplegado proyectos productivos con más de 30 países y promovido la construcción de 75 zonas de cooperación económico-comercial en 24 países. Las empresas chinas han invertido en total más de 50 mil millones de dólares en los países a lo largo de la iniciativa y creado cerca de 200 mil puestos de trabajo. Las dos razones más relevantes por las cuales la iniciativa de la Franja y la Ruta es tan bien acogida radican en: Primero, que tiene como principios fundamentales la deliberación en común, la construcción conjunta, y que la manera de llevar a cabo la cooperación se determina entre todos en pie de igualdad, en vez de dar la última palabra a China, haciendo que entre todos se compartan los beneficios logrados con los esfuerzos aunados; segundo, toma como vía principal la articulación mutua de las estrategias de desarrollo de los distintos países, ensanchando nuevos ámbitos y explorando flamantes espacios de cooperación en el proceso de dicha articulación, con todas las partes unidas en torno a la meta del desarrollo compartido y centradas en las cooperaciones más urgentes y necesitadas como la interconectividad, capacidad productiva y finanzas.

Al expresar su disposición de construir juntos la Franja y la Ruta con los países de América Latina y el Caribe, China tiene como razón principal lo siguiente: Primero, se trata de una las regiones con mayor concentración de países en vías de desarrollo, cuya tarea primordial es la revitalización y el desarrollo económico. Siendo íntimo amigo y gran socio de América Latina y el Caribe, es natural que China quiera la participación de todos los países de la región en el proceso de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, para que puedan tomar el próximo tren expreso del desarrollo de China y compartir las enormes oportunidades y dividendos proporcionados por esta plataforma de cooperación global. Segundo, pese a la gran distancia geográfica, se ha abierto históricamente la Ruta Marítima de la Seda, la cual constituye una extensión natural de la actual cooperación internacional. Hasta la fecha, las partes ya cooperan sólidamente en áreas como interconectividad y proyectos productivos, contando plenamente con los cimientos y condiciones para profundizar esto. La asistencia de la Presidenta Michelle Bachelet al Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional el año pasado en China manifiesta la activa voluntad chilena de participar en dicha cooperación, lo cual es objeto de nuestra cálida bienvenida. Esperamos que más y más países de América Latina y el Caribe conozcan y participen en la Franja y la Ruta, con miras a inyectar una fuerza motriz aún más enérgica a la cooperación entre China y esta región mediante la construcción conjunta de esta iniciativa, con miras a subir un nuevo peldaño y traer así más bienestar y beneficios tangibles a los pueblos".

-¿Cuál es la consideración de China al seguir apostando firmemente por la globalización y el libre comercio en el actual contexto del repunte de la corriente de la antiglobalización y antilibre comercio? ¿Promoverá China con mayor empeño la construcción del Área de Libre Comercio Asia-Pacífico (FTAAP)?

"La globalización económica es la exigencia objetiva del desarrollo de la fuerza productiva social y el resultado inevitable del progreso científico-tecnológico, sin embargo, también acarreó en cierto grado presión e impacto a las diferentes partes. El Presidente Xi Jinping indicó en la Reunión Anual 2017 del Foro Económico Mundial que frente a las oportunidades y los desafíos de la globalización económica, debemos aprovechar a plenitud toda oportunidad, enfrentar los desafíos mediante la cooperación y conducir con certeza el rumbo de la globalización económica. Siendo partícipe y contribuyente de la globalización económica, China está dispuesta a trabajar junto con las otras partes para impulsar con firmeza la globalización económica hacia un desarrollo en el que la apertura, la inclusión, los beneficios de alcance general, el equilibrio y el ganar-ganar tengan un nivel más alto y construir juntos una economía mundial abierta para inyectar una energía positiva al crecimiento económico mundial.

La construcción del FTAAP, con consenso de las partes del Asia-Pacífico, concuerda con sus intereses y el rumbo de la integración económica regional y la necesidad de su desarrollo a largo plazo y favorece a la salvaguardia del sistema global de libre comercio representado por la OMC. Las partes deben hacer esfuerzos conjuntos por materializar este objetivo. En mi opinión, en dicho proceso debemos manejar bien los siguientes aspectos: Primero, adherirnos a la apertura e inclusión para que todas las partes gocen de una participación equitativa. Segundo, favorecer la defensa del sistema multilateral de comercio, evitando la fragmentación excesiva. Tercero, procurar las ganancias compartidas mediante la cooperación para que todas las partes salgan beneficiadas de manera equilibrada. La parte china está dispuesta a esforzarse con las otras en aras de propulsar a pasos firmes y constantes los trabajos concernientes hacia la meta de consumación del FTAAP a la brevedad".

-Aparte de la defensa del libre comercio, la lucha contra el cambio climático también es uno de los temas que está fomentando el gobierno chino. ¿Cómo piensa China fortalecer la cooperación en esta materia con América Latina y el Caribe?

El cambio climático, desafío común de la humanidad, requiere la respuesta conjunta de todos los países sin escatimar esfuerzos, lo cual constituye una importante forma de plasmar la comunidad de destino preconizada por la parte china. Siendo por igual países en desarrollo, China y América Latina y el Caribe comparten amplios intereses comunes en el combate al cambio climático. China se encuentra en la disposición de fortalecer la comunicación con los países de ALC en defensa común de los intereses de las naciones en desarrollo, con miras a que las negociaciones sobre las disposiciones para la aplicación del Acuerdo de París rindan un resultado justo y razonable antes de concluir el 2018 acorde con lo programado, a la vez de seguir reforzando la cooperación Sur-Sur frente al cambio climático e intercambiar experiencias con los países de la región, con vistas a coadyuvarles dentro de su alcance en la mitigación y adaptación en esta materia".

- China se ha vuelto el principal socio comercial e importante inversor para varios países de la región. ¿Usted estima que esta situación se podrá mantener con una economía china creciendo a 6,5%, más enfocada en la demanda interna y demandando menos materias primas?

"En la actualidad, el volumen del comercio anual China-ALC se mantiene superior a los 200 mil millones de dólares, el stock de las inversiones directas chinas en sectores no financieros de la región supera los 200 mil millones de dólares, y más de 2000 empresas chinas han elegido a ALC como destino de sus inversiones. En los últimos dos años, los excelentes productos agrícolas de la región ya están en las mesas de los hogares chinos. El gran ímpetu de la cooperación económico-comercial China-ALC ha desempeñado un papel positivo en el fomento de nuestro desarrollo socioeconómico. Al cumplir el 40º aniversario de la reforma y la apertura, la economía china ha pasado de la etapa de crecimiento acelerado a la de un desarrollo de alta calidad. Para los próximos tres lustros, se prevé que China importará bienes por un valor de 24 billones de dólares e invertirá dos billones de dólares en el exterior. Una China con más acelerada innovación y mejor calidad de desarrollo traerá más oportunidades de cooperación y ofrecerá un mercado más grande a todo el mundo. Estamos dispuestos a articular estrategias de desarrollo y promover la cooperación en industrias e inversiones con los países de ALC e importar más productos típicos y de alto valor agregado de la región.

Otra buena noticia importante que traigo para Chile y todos los países de ALC es que China ha decidido organizar anualmente una Exposición Internacional de Importaciones, empezando este año con su primera edición en Shanghai en noviembre próximo. El celebrar especialmente una exposición temática de importaciones es una creación única en el mundo, poniendo en pleno manifiesto la disposición de China de abrir su mercado y compartir las oportunidades de desarrollo con todos los países en su proceso de desarrollo. Damos la bienvenida a la activa participación de los países latinoamericanos y caribeños y estamos convencidos de que elevará aún más la magnitud y el nivel de las economías y el comercio de ambas partes, abriendo mayor espacio y perspectivas más amplias al desarrollo económico de los países de ALC".

- ¿Qué expectativas mantiene China respecto a las relaciones sino-chilenas cuando tome posesión el Presidente electo Sebastián Piñera?

"Ante todo, quisiera reiterar las felicitaciones de la parte china al señor Piñera por su elección como Presidente de Chile. El señor Piñera es un viejo amigo del pueblo chino. Durante su primer mandato, realizó una visita de Estado a China y sostuvo múltiples encuentros con el Presidente Xi Jinping, haciendo importantes contribuciones al desarrollo de las relaciones bilaterales. Hemos tomado nota que últimamente ha hecho positivas evaluaciones sobre los lazos sino-chilenos en varias ocasiones, destacando que las relaciones con China constituyen una alta prioridad de la diplomacia de Chile y que seguirá dedicándose a la profundización de la cooperación binacional en las distintas áreas, por lo cual expresamos nuestro aprecio. Durante mi estancia, haré una visita formal al Presidente electo para intercambiar a fondo opiniones sobre los lazos bilaterales y los temas de interés común. Las relaciones sino-chilenas disfrutan de una base sólida, con la amistad binacional arraigada en el corazón de nuestros pueblos. Tengo la convicción de que, con los esfuerzos mancomunados de ambas partes, la Asociación Estratégica Integral China-Chile cosechará constantemente renovados frutos, dando impulso al desarrollo conjunto de ambos países".

- Últimamente los gobiernos de centroderecha han llegado al poder en algunos países de la región mientras que las fuerzas de centroizquierda parecen andar en una senda descendente. ¿Cómo interpreta China dicho cambio en el panorama político latinoamericano y cree que este cambio afectará la relación entre China y América Latina y el Caribe?

"La relación entre China y ALC tiene como premisa la igualdad y el beneficio mutuo y como objetivo el desarrollo conjunto, lo cual corresponde a los intereses fundamentales de ambas partes y la voluntad compartida de ambos pueblos y ha logrado mantener un desarrollo estable durante décadas, con la cooperación en las distintas áreas en continuo ascenso. El reciente cambio en el panorama político de algunos países de la región no ha afectado ni afectará el buen ímpetu de desarrollo constante y estable de nuestras relaciones. La política del gobierno chino hacia ALC es consecuente. La parte china no interviene en los asuntos internos de los países de ALC, respeta la exploración de los caminos de desarrollo de los países de la región acordes con sus propias realidades y apoya su autosuperación en unidad, desarrollo y revitalización, y está dispuesta a trabajar junto con ellos por el continuo ascenso a nuevos escalones de las relaciones bilaterales y la cooperación en conjunto".

-El gobierno chino está promoviendo enérgicamente la lucha contra la corrupción. Actualmente en los países de la región han salido a la luz numerosos escándalos en los que están involucrados los ex presidentes, ex ministros e importantes empresarios. ¿Qué coincidencias y diferencias existen entre la campaña anticorrupción de China y la de los países de esta región? ¿Qué iniciativa tendrá China sobre la cooperación entre las dos partes en esta cuestión?

"El rasgo más esencial del socialismo con peculiaridades chinas es que su dirección recae en el PCCh. Para llevar a buen término los asuntos de China, la clave reside en la construcción cabal del PCCh, con el objetivo de que el Partido gobernante siempre mantenga su carácter avanzado, su pureza y sus vínculos de uña y carne con las masas populares y obtenga el respaldo perenne del pueblo. Para ello, el PCCh ha persistido en el disciplinamiento integral y riguroso del Partido, perseverando en la inexistencia de zonas vedadas, la cobertura total y la tolerancia cero en la lucha contra la corrupción. Gracias a los esfuerzos de muchos años, especialmente a la lucha contra la corrupción y por la moralización administrativa en el último lustro, el estilo del Partido y las prácticas habituales de la sociedad han cobrado un cariz totalmente nuevo ganando el sincero apoyo de todo el pueblo y la alabanza general de la comunidad internacional. Estamos determinados a seguir invariablemente en este proceso.

Prestamos suma atención a la cooperación en la lucha contra la corrupción con la comunidad internacional, con los países latinoamericanos y caribeños incluidos, promovemos enérgicamente la suscripción de tratados bilaterales de extradición y asistencia judicial con los países concernientes, llevando a cabo intercambios en el marco del FCC y perfeccionando sin cesar el marco jurídico de la cooperación internacional en esta materia".

-¿Cuáles son las perspectivas y expectativas de China sobre la Cumbre del G-20 en Argentina?

"Este año marca el décimo aniversario de la Cumbre del G-20, que se celebra por primera vez en Sudamérica, lo cual reviste un significado histórico y refleja el creciente rol e influencia de los países sudamericanos en la gobernanza económica global. La parte china desea sinceramente que esta Cumbre pueda contribuir la sabiduría sudamericana e inyectar la fuerza motriz latinoamericana y caribeña a la reactivación de la economía mundial, el perfeccionamiento de la gobernanza global y el fortalecimiento de la cooperación internacional.

La parte china apoya la adopción de 'Construyendo Consensos para un Desarrollo Equitativo y Sostenible' como lema de la Cumbre, está dispuesta a esforzarse junto con Argentina como presidencia del G-20 y anfitrión de la Cumbre y las demás partes para seguir los rumbos y logros fijados en las Cumbres de Hangzhou y Hamburgo, a fin de impulsar aún más a la economía global a lograr un desarrollo equilibrado, inclusivo y sostenible.

Chile es un país de peso de Sudamérica. China y Chile comparten muchas coincidencias en la gobernanza económica global, ambos abogan por la construcción de una economía mundial abierta, la promoción de la cooperación internacional en materia de infraestructuras y un desarrollo global sostenible. La parte china está dispuesta a fortalecer la comunicación y la coordinación con la chilena para hacer debidas contribuciones al éxito de la Cumbre del G-20 de este año".

''Siendo íntimo amigo y gran socio de América Latina y el Caribe, es natural que China quiera la participación de todos los países de la región en el proceso de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta".

''Una China con más acelerada innovación y mejor calidad de desarrollo traerá más oportunidades de cooperación y ofrecerá un mercado más grande a todo el mundo".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia