Dólar Obs: $ 678,49 | -1,24% IPSA 0,78%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Cerca de 40 militantes suscribieron texto "fundacional", que será presentado mañana ante el Consejo Nacional

Convergencia Progresista: nueva tendencia PPD busca poner fin a lotes en medio de crisis

viernes, 19 de enero de 2018

Camilo Carreño
Política
El Mercurio

Entre quienes comparten el contenido del documento -redactado por el presidente del partido, Gonzalo Navarrete- se cuentan el vicepresidente Óscar Santelices y el ex ministro Francisco Vidal.



"Hay que acabar con el girardismo y el laguismo en el PPD", dijo hace algunas semanas, en entrevista con "El Mercurio", el presidente de ese partido, Gonzalo Navarrete.

Sus dichos se tradujeron en acciones concretas: durante los últimos días, el encargado del PPD ha destinado gran parte de su tiempo a la organización del Consejo Nacional de la colectividad -que se realizará mañana en el Hotel Mercure-, pero de igual manera, a la elaboración de un texto político que será presentado en dicha instancia y que busca transformarse en el "documento fundacional" de una nueva tendencia interna denominada Convergencia Progresista.

"La idea es que esto sea el documento fundacional de una tendencia abierta, no restringida a una persona o un liderazgo. Es cambiar la lógica de lotes que ha existido hasta ahora en el PPD", dice Navarrete. Y agrega: "Es materializar la idea de que más que tener laguismo o girardismo, hay que aglutinar a todos los que piensan de cierta manera y que sean parte de este debate abierto. Esto excluye que haya un dueño o un jefe de la tendencia".

El escrito, que ya ha sido socializado en el PPD, está firmado por cerca de 40 militantes, entre los cuales se incluyen miembros de la directiva nacional y la comisión política. Uno de ellos es el vicepresidente Óscar Santelices, quien, al igual que Navarrete, era considerado en el PPD como uno de los más cercanos colaboradores del senador Guido Girardi, uno de los principales líderes de la colectividad.

Otro dirigente que ha conocido el texto es el ex ministro Francisco Vidal, una de las cartas que asoman como alternativa para presidir el PPD, una vez que Navarrete ponga mañana su cargo a disposición -como acordó la mesa-, tras el fracaso electoral que sufrió la colectividad al bajar de 14 a 8 diputados. "Francisco Vidal y Óscar Santelices están de acuerdo con lo que aquí se dice", señala el ex alcalde.

Según dicen quienes han activado la conformación de esta nueva tendencia, la idea es que mañana el texto sea conocido, y suscrito, por un amplio espectro de militantes.

Uno de los temas que de igual manera se espera sea abordado por la instancia partidaria es la fecha en la que se llevarán a cabo las elecciones de directiva. En todo caso, una de los planteamientos que han generado consenso al interior del PPD es que la puesta en marcha de un "proceso de reflexión" culmine en un Congreso Ideológico a mediados de año, con una actualización de la declaración de principios del partido.

De prosperar este diseño, el inicio del proceso eleccionario interno -en el que se vislumbra mayormente una competencia de listas, antes que una mesa de unidad- se realizaría recién a mediados de año, desestimando el planteamiento de la actual directiva de adelantarlo para las primeras semanas de abril.

"Chile cambió y el PPD no"

"Nuestra visión de la crisis: Chile cambió y el PPD no", se titula el documento de 16 páginas que marca los lineamientos centrales de la nueva plataforma. "El sentido de este documento es contribuir, primero desde el PPD, a una reflexión profunda que permita compartir un diagnóstico societal, redefinir nuestra identidad política, mirar los problemas de organización y convivencia del partido, construir un programa progresista y construir una coalición y las alianzas para concursar la mayoría social, política y cultural para el Chile que queremos", indica en su introducción.

Uno de los temas que se espera debatir en el Consejo es el domicilio político que adoptará el partido. En ese sentido, el texto señala: "El espacio de desarrollo del PPD ha sido siempre el progresismo de centroizquierda, pero de alguna manera sobreideologizamos el debate, perdimos diversidad y densidad en las ideas progresistas, en la convivencia interna y con la nueva sociedad que ayudamos a construir en los últimos 20 años. Nos debilitamos política y orgánicamente".

Además, el texto llama a realizar una revisión programática de la colectividad. "Esto no quiere decir renunciar a nuestra historia, tampoco abandonar nuestras banderas, más bien quiere decir que los anhelos y los problemas de la ciudadanía mutaron y migraron a nuevos escalafones. Profundizar el debate sobre los temas de preocupación ciudadana (seguridad ciudadana, crecimiento económico, sentido, oportunidad y calidad de los servicios públicos) junto a los nuevos temas del desarrollo son una tarea que si no se aborda con urgencia, nos hará ciegos, invisibles e irrelevantes", se indica.

Sobre la política de alianzas que debe tener el PPD agrega: "La defensa de lo obrado tiene su foco en los partidos que construimos la Concertación primero y la Nueva Mayoría después (...) Se trata, entonces, de un proceso sucesivo e inteligente, sin apuros. Pero debemos tener en consideración que en el mediano plazo debemos construir una acuerdo amplio y con instrumentos democráticos vinculantes para enfrentar con unidad las elecciones de alcaldes, concejales y gobernadores. Paso indispensable para construir una plataforma de futuro hacia las presidenciales y parlamentarias".

Según indican en el PPD, la elaboración de este documento viene a renovar el pensamiento ideológico de la colectividad. Esto, aseguran en el partido, dado que el último texto de estas características fue redactado en 1998 por José Zalaquett, escrito que abordó el estado del partido en ese tiempo: "Es inocultable que el PPD presenta graves problemas relativos a la observancia de los principios de ética democrática", acusaba el escrito del abogado especialista en DD.HH.

Respecto de esta materia, la presentación de Convergencia Progresista sentencia: "Paradigmático es el caso SQM y el financiamiento partidario, que nos hizo aparecer como uno de los símbolos de la corrupción. En todo caso, nuestra autocrítica tiene que ser severa: no fuimos lo suficientemente duros para sancionar los errores éticos de militantes del partido y tomar las medidas correctivas necesarias".

''El espacio de desarrollo del PPD ha sido siempre el progresismo de centroizquierda, pero de alguna manera sobreideologizamos el debate".

''Profundizar el debate sobre los temas de preocupación ciudadana junto a los nuevos temas del desarrollo son una tarea que si no se aborda con urgencia, nos hará ciegos, invisibles e irrelevantes".

''Paradigmático es el caso SQM y el financiamiento partidario, que nos hizo aparecer como uno de los símbolos de la corrupción. La autocrítica tiene que ser severa: no fuimos lo suficientemente duros para sancionar".

DOCUMENTO DE CONVERGENCIA PROGRESISTA

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia