Dólar Obs: $ 816,58 | -0,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.275,50
IPC: 1,20%
Los prejuicios por la maternidad y la desigualdad normativa explicarían parte de la distancia:

Pese a políticas de género en empresas, reducción de brechas entre hombres y mujeres sería marginal

jueves, 18 de enero de 2018

Sascha Hannig
Economía y Negocios
El Mercurio

Hoy se exhiben los resultados del estudio de Iniciativa Paridad de Género Chile (IPG), impulsado por el BID y el WEF, y que es realizado por la Comisión Nacional de Productividad y ComunidadMujer.



Las mujeres chilenas registran una baja participación laboral en grandes empresas -menos de 20% en el sector primario (producción de materias primas) y de 45% en el terciario (servicios)-. A su vez, mientras más alto es su cargo, más amplia es la brecha en sueldos en comparación con los hombres. Esta distancia superaría incluso un 19% en algunos puestos. Sin embargo, la tendencia indica que las empresas estarían volviéndose más conscientes de este problema, incorporando políticas para fomentar la equidad en materia laboral y, asumiendo compromisos a través de iniciativas.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio 'Benchmark agregado Empresas IPG', realizado por ComunidadMujer, en conjunto con la Comisión Nacional de Productividad (CNP), cuyo universo fueron las empresas suscritas a la Iniciativa de Paridad de Género, Chile (IPG). El proyecto es impulsado por el Foro Económico Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y se presentará hoy en el Hotel Intercontinental en conjunto con autoridades como el ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Diagnóstico

El estudio se basó en encuestas a 63 empresas -de un total de 107 adscritas a la IPG-, que aportaron datos voluntariamente para generar un diagnóstico sobre la situación en la que trabajan las mujeres en el país. Estos se compararon con el primer decil de la Encuesta Longitudinal de Empresas (Ele) del Ministerio de Economía y estadísticas de la OCDE. Todo lo anterior con el objetivo de mejorar las condiciones de la mujer en el trabajo.

Según la directora ejecutiva de ComunidadMujer, Alejandra Sepúlveda, "el sector empresarial puede y debe hacer más para igualar las oportunidades de desarrollo laboral entre hombres y mujeres. Por ejemplo, (...) evitar sesgos inconscientes en los procesos de búsqueda, contratación y promoción al interior de sus organizaciones".

Joseph Ramos, presidente de la Comisión Nacional de Productividad, indicó que la incorporación de las mujeres mejoraría la productividad del país. "Si la participación laboral femenina en Chile alcanzara a la de los países desarrollados de la OCDE (60% y más), se estima que el empleo femenino crecería en 900 mil personas, el PIB en 6% y la recaudación fiscal en más de US$ 3 mil millones al año".

Entre los ítems donde los encargados del estudio ven los mayores problemas figura el ámbito de promoción de mujeres en grandes empresas por sectores. Este exhibió uno de los peores resultados. Por ejemplo, en el sector primario, casi todas las promociones se realizan a dedo, mientras que en el terciario solo un 13,2% de las designaciones son por concurso.

Brechas sin explicación

Según Alejandra Sepúlveda, la diferencia en materia de salarios y condiciones laborales entre dos personas de distinto género con iguales competencias, tiene su origen en las llamadas "brechas no explicadas". "Hay un castigo salarial a las mujeres. Cuando sumas factores como escolaridad, experiencia efectiva, edad, tipo de ocupación y las competencias laborales para ejercer estos cargos, ves que igual hay alrededor de un 20% de brecha que no es explicada y lo que dicen los distintos estudios es que esa diferencia tiene un correlato en la discriminación, que se vincula con la maternidad. En el fondo las normativas que están vigentes en Chile cargan todo el costo de esa maternidad a la mujer", explicó.

''Hay alrededor de 20% de brecha que no es explicada y lo que dicen los estudios es que esa diferencia tiene un correlato en la discriminación,
que se vincula con la maternidad".
ALEJANDRA SEPÚLVEDA SECRETARIA EJECUTIVA COMUNIDADMUJER

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia