Dólar Obs: $ 680,21 | 0,49% IPSA 0,07%
Fondos Mutuos
UF: 27.408,26
IPC: 0,30%
Para evitar que la iniciativa determine los aranceles de los jóvenes que no estudian gratis:

U. Católica propone que la reforma solo fije la gratuidad para el 60% más vulnerable

viernes, 12 de enero de 2018

Javiera Herrera
Nacional
El Mercurio

A juicio del rector, el proyecto podría establecer el compromiso de avanzar en el beneficio, pero sin especificar las condiciones económicas para aquello.



La gratuidad es uno de los principales ejes de la reforma a la educación superior. El texto, que está en su fase final, establece que todos los alumnos de una institución adscrita a la política estudiarán gratis, aunque sin establecer un plazo para que ello ocurra.

Mientras se llega a eso, la reforma fija las condiciones económicas que se tienen que dar para avanzar en la política. Y también propone que se fijen los aranceles para los jóvenes que no tienen gratuidad y asisten a planteles que sí están adscritos al beneficio. Así, habría hasta cuatro tipos de aranceles, los que variarían según la vulnerabilidad del estudiante.

"Cuando se fijan los aranceles para quienes no están en gratuidad, independiente de la fórmula, se pone una traba en el desarrollo", asegura el rector de la U. Católica, Ignacio Sánchez.

Explica que "los planteles del Consejo de Rectores, que van avanzando en calidad, reinvierten sus recursos en un mejor proyecto educativo. Por lo tanto, si los fondos se van limitando o se estancan, la calidad del sistema severá afectada". Y agrega que ya hay un grupo de universidades que tiene déficit tras adscribir a la gratuidad.

Por eso, Sánchez propone que la reforma mantenga en sus artículos que habrá gratuidad para los alumnos del 60% más vulnerable, pero no así las condiciones para que haya gratuidad universal.

"Se puede establecer que, independiente del Gobierno, no se va a poder alterar la gratuidad al 60%. Y también se puede poner que, dependiendo del crecimiento económico y de las necesidades del país (...), el beneficio va a ir creciendo", dice el rector.

Si se hace este cambio, no sería necesario -explica el rector de la UC- que la reforma regule los aranceles para quienes no tienen gratuidad. "Parece ser, desde el punto de vista de la responsabilidad fiscal, más responsable que lo que se propone ahora, y desde el punto de vista del financiamiento y calidad, bastante más seguro", asevera.

La máxima autoridad de la UC precisa que no se trata de desregular los precios. "Tenemos mucha claridad de que hemos llegado a un techo exigente en términos de los aranceles, pero me parece bastante grave fijarlos por ley, y poner cuál va a ser el incremento en los próximos años".

Chile Vamos ya había anticipado que la fijación de los aranceles sería un tema complejo en lo que queda de votación de la reforma e, incluso, el rector de la U. Mayor, Rubén Covarrubias, alertó que se podría llevar a las universidades a un "descalabro financiero".

''Cuando se fijan los aranceles para los estudiantes que no están en gratuidad, independiente de la fórmula, se pone una traba en el desarrollo de las instituciones". IGNACIO SÁNCHEZ Rector U. Católica

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia